Productos de ahorro, crédito e inversión ajustados a sus necesidades y sus sueños; amplia cobertura en el territorio nacional mediante oficinas y sucursales; acceso a múltiples canales como banca móvil, Internet, corresponsales bancarios, teléfono y cajeros automáticos; y principalmente, un entorno regulatorio robusto que vela por la protección de sus derechos como consumidor; son solo algunas ventajas que lo invitan a hacer parte del sistema financiero colombiano.

11465769_ml_beneficios sistema

Al acceder a los servicios bancarios usted cuenta con un aliado para optimizar el manejo de sus recursos y ayudarle a realizar sus propósitos, brindándole las herramientas para ahorrar y ganar rentabilidad sobre su dinero, mediante cuentas de ahorro, crédito, carteras colectivas, CDT, CATS, y alternativas de financiación para lograr ese propósito con el que necesita una ayuda extra.

Ser parte del sistema financiero se traduce en flexibilidad en el manejo de sus recursos, usted puede realizar desde giros y compras internacionales hasta el pago del tiquete en el sistema de transporte masivo local.

La importancia de la responsabilidad compartida

Adquirir un servicio financiero es muy similar a contratar cualquier otro servicio, se requiere conocer a fondo los derechos y responsabilidades adquiridas. Mientras la entidad financiera está comprometida a ofrecer productos y servicios con estándares de seguridad, calidad y oportunidad en la prestación de los mismos, usted debe proteger sus recursos poniendo en práctica las recomendaciones de uso que el banco le suministra.

Esto se traduce en cumplir con sus deberes y acoger las buenas prácticas de protección que están a su alcance. Para más información visite: https://www.sabermassermas.com/home/consumidor-informado/derechos-y-deberes/.