Hablemos de la importancia de la educación financiera en los jóvenes

 

Los jóvenes son, o lo serán en poco tiempo, usuarios activos en el sistema financiero; un rol que pueden asumir con mayor responsabilidad y confianza a través de la adquisición de conocimientos adecuados. En Saber Más, Ser Más le mostramos la importancia de la educación financiera en los jóvenes y en su vida futura.   

 

Le interesa: Tips de finanzas para la generación Z.

 

Los consumidores deben hacer frente a un exigente entorno financiero que, desde temprana edad, les demanda decisiones importantes. Cometer errores en esta etapa de la juventud tales como: no manejar un presupuesto, preferencia por el uso de dinero en efectivo, desconocimiento de productos financieros para ahorrar, el acceso a créditos estudiantiles con condiciones poco favorables o tarjetas de crédito usadas más para los “antojos” que para las urgencias, nublan la capacidad de los jóvenes para emprender proyectos o invertir, aplazando así la prosperidad y salud financiera. 

Un reto internacional

 

De acuerdo con Business Insider, a pesar de sus buenos hábitos de gasto, la generación Z  es decir, los jóvenes que nacieron entre 1998 y 2010, tuvieron el mayor crecimiento de la deuda de cualquier generación entre 2019 y 2020.

Ese crecimiento se debió principalmente a la deuda personal e hipotecaria. Los GenZ, al menos en Estados Unidos, deben entre $6,004 dólares y $169,470 dólares en estas carteras, respectivamente. 

Desde la óptica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), este fenómeno puede ser explicado por la complejidad creciente en los productos, servicios y mercados financieros que enfrentan los jóvenes, por lo que es presumible que llegarán a soportar más riesgos financieros en su etapa adulta que sus padres.

 

Le puede interesar: Manejando la primera tarjeta de crédito.

 

Entonces… ¿Cómo revertir esta tendencia?

Varios factores ayudan a mejorar esta situación, entre ellos la educación financiera,  mediante la cual los jóvenes adquieren las herramientas necesarias para mejorar su comprensión sobre conceptos, productos y riesgos financieros. Asimismo, aprenden a desarrollar habilidades para analizar los riesgos y las oportunidades financieras, a tomar decisiones informadas y a adoptar acciones para cuidar de su bienestar financiero.

 

Recordemos que la educación financiera no es solo mejorar los conocimientos financieros y por lo tanto no puede simplemente medirse con indicadores como el conocimiento. La educación financiera abarca múltiples aspectos de la conducta relacionados con: las actitudes frente al dinero y cómo las personas manejan sus recursos y cómo toman decisiones financieras (incluyendo: hábitos, los factores que consideran y el conjunto de habilidades que utilizan). Se trata de un concepto multidimensional que requiere mirar en el comportamiento individual desde el conocimiento, las actitudes y los comportamientos financieros. 

 

Por esta razón, fomentar una cultura financiera entre niños y jóvenes se ha convertido en una prioridad social, económica y política para algunos países.

 

El caso de Colombia

 

En Colombia, desde 2012 el sector bancario, junto con el Gobierno Nacional, ha unido esfuerzos para lograr aumentar los niveles de educación financiera en el país a través del Programa de Educación Económica y Financiera para niños y jóvenes, que busca promover el desarrollo de competencias básicas y ciudadanas. Asimismo, se busca que, desde la reflexión crítica se tomen decisiones financieras responsables.

 

Adicionalmente, tanto Asobancaria como cada entidad financiera colombiana han desarrollado programas que propenden por la educación financiera como: Nueva Pangea (para familias, docentes y estudiantes de todo país), Banca Para Todos y El Gurú Emprendedor (para empresarios, emprendedores o personas que buscan desarrollar una idea de negocio).

Consulte otros programas de educación financiera aquí.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de negociar el precio de una vivienda?

 

Adquirir la vivienda de sus sueños es una aventura por sí sola. Uno de los momentos más importantes es cuando se empieza a hablar del precio de esa casa que usted quiere volver propia. En Saber Más, Ser Más le brindamos algunos consejos que debe tener en cuenta para empezar la negociación.

Una negociación nunca es un proceso fácil. Ambas partes siempre estarán buscando la forma de sacar el mayor provecho al acuerdo. Por esta razón, si usted quiere empezar con el proceso de adquirir vivienda propia, le recomendamos que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Tenga claras sus restricciones financieras

Siempre es ideal antes de tomar cualquier decisión, especialmente si esta es sobre una transacción financiera, como la compra de una casa, revisar el estado de su salud financiera. Esto le ayudará a tener las bases necesarias y saber con cuanto puede contar para realizar la compra. Hacer un presupuesto le ayudará a poner un límite al precio de la vivienda para empezar una negociación.

Para negociar el precio de una vivienda, no solo debe fijarse en su valor. También debe considerar todos los gastos adicionales que vienen con la compra de la vivienda. Algunos de estos son los gastos de escrituración, registro ante la Oficina de Instrumentos Públicos, avalúo, comisiones de créditos hipotecarios, seguros, cuotas de mantenimiento y otros servicios inmobiliarios.

En caso de contar con un crédito hipotecario, es importante tener en cuenta que sus ingresos deben ser suficientes para cubrir el pago del crédito y de todos los gastos necesarios .

Al momento de realizar la negociación del precio de la vivienda, usted debe haber realizado una comparación entre las diferentes tasas y subsidios que, a la fecha, le ofrece el mercado inmobiliario. Así mismo, debe tener claro su plan para pagar el inmueble.

Le interesa: ¿Cómo comprar casa en Colombia?

Investigue el mercado

Para llegar a un precio razonable asegúrese de hacer una investigación a consciencia del mercado inmobiliario de la vivienda que ha elegido, analice las viviendas que posean características similares a esa casa de la que quiere ser propietario. La ubicación, las dimensiones del inmueble, el estado de la vivienda y los servicios necesarios serán factores relevantes a la hora de negociar su precio.

Si no es una vivienda nueva, su estado también será un factor que considerar a la hora de poner en mesa un precio de negociación. ¿Cuánto tiempo lleva en el mercado? ¿Cuánto valen las viviendas por el sector y con características similares? Estas son preguntas a tener en cuenta.

Los errores más comunes a la hora de negociar el precio de una vivienda

Si bien cada negociación es diferente y trae sus propios retos, es importante que tenga en cuenta estos errores comunes que comete la gente a la hora de negociar el precio de la vivienda:

No informarse lo suficiente y con anticipación

Tal vez uno de los puntos más importantes es estar informado en todos los aspectos posibles. Conocer su estado financiero y el estado del mercado son los principales puntos a tener en cuenta.

Regatear por regatear

En caso de estar buscando una reducción en el precio de la vivienda, es importante saber justificar por qué lo está proponiendo. Recuerde que la información sobre el inmueble y el mercado le ayudará a argumentar con hechos por qué el pago debe ser más bajo.

No contar con el plan correcto de financiamiento

Tener un plan claro de cómo va a hacer la inversión de su nuevo hogar es un tema fundamental para poder empezar a negociar. Recuerde que existen varias opciones de financiamiento que le pueden ayudar a organizar su plan de compra. Para eso lo invitamos a leer ¿Cómo ceder un crédito hipotecario?

Una cosa más…

Esperamos que estos consejos le hayan servido Comprar una vivienda es un momento decisivo en la vida adulta. Aquí le ayudamos a negociar el precio de la vivienda de sus sueños.para empezar a planear la forma en la que va a negociar la vivienda de sus sueños.

Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: Aprende a invertir las cesantías en la compra de vivienda.

Entendiendo mejor la tasa de desempleo

 

Uno de los términos que seguramente ha escuchado cuando se habla del estado general de un país determinado es el de la tasa de desempleo. Entender este indicador completamente no solamente puede dar luces sobre la situación económica y laboral del país, sino que también le puede ayudar a orientar algunas de sus decisiones financieras.

En este artículo queremos explicarle en qué consiste la tasa de desempleo de un país, cómo se calcula y las consecuencias que puede tener para el país en general y para usted.

¿Cómo se calcula la tasa de desempleo?

La tasa de desempleo es un número expresado en porcentaje que se calcula a partir del número de personas económicamente activas en el país y el número de personas que se encuentran empleadas dentro de ese grupo. Para encontrar la tasa de desempleo de un país se utiliza una fórmula muy sencilla:

El número obtenido como resultado de esta fórmula representa el porcentaje de personas económicamente activas que se encuentran desempleadas.

¿Cuáles pueden ser las causas de una tasa de desempleo alta?

Existen distintos tipos de desempleo y de motivos que lo pueden causar. Aunque en todo caso el resultado es un número de desempleados, en algunas ocasiones puede ser voluntariamente por parte del trabajador, por la naturaleza misma del tipo de trabajo que hace, por decisión del empleador o por motivos externos. Aquí le contamos en qué consiste cada uno.

Desempleo friccional

Este caso se refiere al desempleo de un trabajador de forma voluntaria. Se trata, por ejemplo, de un trabajador que decide tomarse un tiempo de descanso, de formación adicional o de transición a un trabajo que se adecúe mejor a sus expectativas laborales o económicas.

Desempleo estacional

Se refiere a los trabajadores que, por la condición misma de su trabajo, son más requeridos en un momento del año que en otro. Un ejemplo de este tipo de desempleo es el que pueden sufrir ciertos trabajadores del sector de turismo, ya que la demanda del área cambia a lo largo del año debido a las temporadas altas y bajas.

Motivos externos

Un ejemplo de un motivo externo que puede ocasionar un aumento en la tasa de desempleo es el de la pandemia del COVID-19. Fue una circunstancia inesperada y ningún sector laboral estaba preparado para recibirla. Siempre existen causas externas, más o menos graves, que alteran la tasa de desempleo.

¿Cómo puede afectar sus finanzas la tasa de desempleo?

Una consecuencia de una tasa de desempleo alta es que el dinero deja de circular de la misma manera entre los habitantes del país. En la medida en que más personas se encuentren desempleadas y sin entrada fija, menos van a gastar y se va a interrumpir el flujo económico. Por este motivo, en los momentos en que se puede ver una tasa de desempleo muy alta, es ideal tener unos ahorros que le permitan tener un día a día normal y un recurso en caso de emergencia.

Le puede interesar: ¿Cómo funciona el seguro de desempleo en Colombia?

Lea también: ¿Cómo cuidar sus finanzas si está desempleado?

¿Cómo se encuentra Colombia?

Para abril de 2022, la tasa de desempleo de Colombia se calculó en el 11,2% según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), con una población ocupada que llegó a 21,9 millones de personas. Al tratarse de un cálculo basado en cifras de desempleo que pueden cambiar constantemente, no es posible dar una cifra constante a lo largo del año.

 

Una noticia alentadora para la población económicamente activa de Colombia es que la tasa de desempleo disminuyó más de cuatro puntos en un año, desde que en el mismo mes del 2021 se fijó en 15,5%. Esto se debe en gran medida a la reactivación económica que se ha dado como consecuencia a las cuarentenas y restricciones impuestas a causa de la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19. El alto ritmo de vacunación y la reapertura gradual de distintas industrias, comercios y oficinas han permitido la disminución del índice de desempleo. 

 

La población desocupada en abril de 2022, correspondiente a un 11,2%, representa 2,761 millones de personas. En el mismo mes de 2021, por otro lado, representaba 3,621 millones de personas, es decir 860.000 personas menos. Como punto de comparación, es importante recordar, que en febrero de 2020, justo antes del inicio de la pandemia, la tasa de desempleo se encontraba en un 12,2%.

¿Cómo está su salud financiera?

 

Al igual que la salud física, la salud financiera es fundamental para una vida exitosa y feliz. Una mala salud financiera tiene síntomas, tales como, no poder pagar sus facturas, tener pocos ahorros o tener un puntaje de crédito bajo, factores que pueden afectar significativamente su calidad de vida y el cumplimiento de sus metas.

 

Le interesa: Las estrategias para minimizar los gastos.

 

Crear un presente financiero sólido no solo ayuda a aliviar el estrés, sino que también mejora la posibilidad de un futuro financiero seguro y estable. Tener una buena situación financiera puede mejorar muchos aspectos de su vida; ya sea que necesite alquilar un apartamento, comprar un auto nuevo o simplemente, irse de viaje.

 

Pero ¿Qué es la salud financiera? ¿Cómo determinar si tiene una buena o mala salud financiera? En Saber Más, Ser Más le mostramos y explicamos qué es el bienestar financiero general y cómo mejorarlo si se enfrenta a dificultades.

¿Qué es la salud financiera?

La salud financiera se puede definir de muchas formas, sin embargo, podemos resumirlo como la medida en que una persona no tiene problemas para cumplir sus obligaciones financieras y esta tranquilo por su situación económica futura.

 

Algunos factores que suelen denotar una buena salud financiera son:

 

  •   Flujo constante de ingresos
  •   Gastos estables y regulados
  •   Creciente saldo de ahorros
  •   Buen puntaje crediticio
  •   Sólidos rendimientos de sus inversiones

 

Si bien hay muchas pautas generales que actúan como un indicador de la salud financiera, la situación de cada persona es diferente. Es por eso que la clave radica en desarrollar su propio plan financiero para asegurarse de que se prepara para alcanzar sus metas y limitar el riesgo de sufrir presiones financieras si ocurre algo inesperado, como una enfermedad o perder su empleo.

 

Puede leer: ¿Cómo saber si soy algún beneficiario de algún subsidio del gobierno en 2022?

Entonces, ¿Cómo medir mi salud financiera?

La salud financiera es un estado en constante cambio, que depende de los activos y la liquidez de una persona, así como de la fluctuación en el precio de bienes y servicios.

 

Por ejemplo, el salario de una persona puede permanecer sin cambios, mientras que el costo de los alimentos, la matrícula universitaria, la gasolina y las hipotecas pueden aumentar. A pesar de tener inicialmente una buena salud financiera, es posible que se enfrenten problemas financieros si los ingresos no se mantienen al ritmo del aumento de los costos de los bienes, causado por la inflación.

 

A partir de lo anterior, para tener una mejor comprensión de la salud financiera, lo invitamos a responder:

 

Test de salud financiera:

 

  1. ¿El resultado de restar sus gastos mensuales de sus ingresos es positivo?
  2. ¿Tiene un fondo de emergencia?
  3. ¿Ha diseñado un plan para cubrir todas las necesidades en su vejez? Tenga en cuenta que las necesidades de dinero para esta etapa difieren de una persona a otra.
  4. ¿Cree que podrá alcanzar sus objetivos a largo plazo?
  5. ¿Posee los bienes que necesita para vivir cómodamente?
  6. ¿Cuenta con seguros para proteger su patrimonio o el de sus seres queridos?

 

Si la mayoría de las respuestas es “sí” felicitaciones, su salud financiera va por buen camino, en caso contrario lo invitamos a revisar sus cuentas, recuerde, la salud financiera está al alcance de todos solo requiere disciplina y constancia.

 

Cómo mejorar su salud financiera

Por lo general, nos guiamos por reglas como la del 50 – 20 – 30 (donde se dividen sus ingresos mensuales en proporción a sus gastos fijos, variables y ahorro) para salir de aprietos en el presente y prever eventos inesperados en el futuro. Y aunque en Saber Más, Ser Más hemos compartido estas fórmulas, también es esencial considerar las múltiples decisiones que pueden ayudarlo a mejorar su salud financiera en función de sus circunstancias actuales. Recuerde, aunque, no hay un consejo único para todos, hay unas pautas muy útiles:

 

1. Crear un plan de gastos o un presupuesto.

Un presupuesto personal es una herramienta que le ayuda a:

 

  • Reducir o eliminar gastos
  • Gastar sabiamente
  • Ahorrar para metas futuras
  • Planear para emergencias
  • Priorizar el ahorro y el gasto

 

Puede utilizar múltiples enfoques al crear un presupuesto; sin embargo, todos implican hacer proyecciones de gastos e ingresos, las cuales dependen de su situación financiera actual y pueden cambiar con el tiempo.

 

2. Realice un diagnóstico de su situación financiera


Tome en cuenta todo lo que posee, cuentas de ahorros, propiedades, inversiones y otros activos, y reste todas y cada una de las deudas.

 

3. Diferenciar entre sus ‘deseos’ y ‘necesidades’.

Para mantener su salud financiera, es esencial ceñirse a su presupuesto, ya que el no hacerlo puede resultar en un gasto excesivo y una deuda abrumadora. Incluso si comienza a ganar más dinero, apegarse a su presupuesto es vital para protegerse de gastar más a medida que gana más dinero.

4. Cree un fondo de emergencia.

 

Este fondo es útil para pagar cosas que normalmente no están incluidas en su presupuesto personal, como un viaje de emergencia al dentista o reparaciones de automóviles.

Este fondo también ayuda a cubrir sus gastos normales en caso de que sus ingresos regulares se vean interrumpidos, por ejemplo, si pierde su trabajo o si una lesión o enfermedad le impide trabajar. Aunque se considera mejor tener de tres a seis meses de gastos de manutención en su fondo de emergencia, desafortunadamente, esta cantidad no suele ser suficiente para hacer frente a una pérdida de ingresos o cubrir un gasto grande.

 

En nuestro artículo: Los pasos que debe seguir para crear un fondo de emergencia. Le mostramos cómo crear este tipo de presupuesto especial, vital para su salud financiera futura.

5. Pague sus deudas.

Utilice el método de la bola de nieve o de la avalancha para pagar su deuda. El método de la bola de nieve consiste en pagar primero el saldo de deuda más pequeño y luego ahorrar para pagar la deuda más grande. El método de la avalancha, por otro lado, es donde usted paga todo lo que puede hacia la deuda con el interés más alto primero y paga el mínimo en todas las demás.

 

Ambos métodos tienen sus propias ventajas y desventajas. En este artículo, le mostramos cómo puede pagar la deuda sin sacrificar muchos aspectos de su presupuesto.

En conclusión

Para garantizar una excelente salud financiera, es vital cultivar y desarrollar hábitos que le permitan tomar mejores decisiones financieras y utilizar todas las herramientas a su disposición para mantenerse encaminado.  Con los consejos que le dimos en este artículo, puede labrarse el camino para entender y tomar acción para mejorar su salud financiera.

 

Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: ¿Quiénes son los agentes económicos?

Todo sobre los seguros para mascotas

 

Tener una mascota acarrea una importante responsabilidad de gastos, su cuidado y bienestar hacen parte de las obligaciones mensuales del hogar, incluyendo asuntos como la alimentación, salud, juguetes, peluquería y uno que otro daño en el hogar o a terceros. Es tan importante este tema en Colombia, que los productos y servicios asociados a las mascotas entraron a hacer parte de la canasta familiar en 2019.

 

Por estas razones, soluciones como los seguros figuran como una opción interesante. En este artículo le ayudamos a entender un poco más sobre este producto con el fin de que pueda tomar una decisión informada.

 

¿Qué es un seguro para mascotas?

 

Los seguros para mascotas son un servicio en el cual se paga a una empresa aseguradora por cubrir costos de accidentes o imprevistos que puedan ocurrirle a su amigo peludo. Como con todo tipo de seguro, estos tienen un tope máximo de gasto que cubre y, muchas veces, las pólizas excluyen afecciones preexistentes y pueden excluir mascotas de ciertas razas. Hay incluso algunos seguros que no incluyen la asistencia veterinaria dentro de sus coberturas bajo ciertas circunstancias.  

 

¿Cuáles son las coberturas más usuales en un seguro de mascotas?

 

Una póliza de seguro puede ofrecer algunas de las siguientes coberturas, por un costo desde 20.000 COP mensuales. Lo invitamos a identificar cuáles son las que realmente puede necesitar: 

 

  • Orientación veterinaria telefónica​​
  • Gastos médicos por accidente
  • Servicio de eutanasia por enfermedad o accidente
  • Asistencia funeraria, cremación por enfermedad o accidente
  • Consulta médica veterinaria a domicilio o en clínica
  • Guardería por accidente o enfermedad del asegurado
  • Muerte accidental de la mascota
  • Responsabilidad civil extracontractual
  • Daños a Bienes de Terceros
  • Lesiones o Muerte a Terceros
  • Gastos Médicos de Urgencia
  • Gastos de Defensa

 

La buena noticia es que cada vez más compañías ofrecen este tipo de pólizas y en cada caso tienen una oferta diferente para que pueda elegir la que más le conviene, comparando las coberturas y otros factores clave como la disponibilidad de servicios en la ciudad o barrio donde usted reside, topes más altos,  mayor número de servicios, facilidad en los trámites, entre otros. 

 

Antes de escoger un seguro:

  

Un aspecto que lo invitamos a indagar son los costos específicos para los problemas comunes de la raza de su mascota, para ello le aconsejamos hablar con su veterinario de confianza. Es posible que muchos de estos seguros no cubran algunos de los costos que tienen las enfermedades más comunes de la raza de su animal.

 

En línea con lo mencionado anteriormente, lo invitamos a descargar y leer cuidadosamente los términos y condiciones de las pólizas de seguro de mascotas para encontrar limitaciones, excepciones y copagos.

 

Y ¿si no puedo pagar por un seguro de mascotas?      

 

Un seguro es una de las mejores formas de cuidar su patrimonio y estar listo para enfrentar eventos desafortunados. Sin embargo, en caso de no encontrar un servicio de seguro para mascotas que se ajuste a su bolsillo, a continuación, le damos algunos consejos básicos: 

 

  •   Vacunación: El esquema de vacunación es la base para su salud, no se retrase con las fechas y siga siempre las recomendaciones de su veterinario.        
  •   Desparasitación: Revisar el comportamiento de su mascota, y estar alerta ante la posibilidad de pulgas o garrapatas le puede ayudar a prevenir cualquier tipo de infección.    
  •   Esterilización: Tal vez una de las prácticas más comunes para prevenir problemas de salud, entre ellos algunos cánceres. Muchos gobiernos distritales en Colombia disponen de jornadas de esterilización para perros y gatos. 

 

Recuerde, omitir estos consejos o no consultar a su veterinario con regularidad para tener unos “ahorritos” en el presente le traerán cuentas muy costosas en el futuro. 

Ahora que tiene toda la información, está listo para comparar, preguntar y tomar la mejor decisión para su mascota y su bolsillo.

 

Lo invitamos a seguir aprendiendo en Saber Más, Ser más le puede interesar: ¿Cuánto cuesta adoptar y mantener una mascota?

¿Cuál es la diferencia entre contabilidad y finanzas?

 

Las finanzas y la contabilidad son términos que, a menudo se usan de una forma que puede ser confusa. Si bien ambos están relacionados con la administración y gestión de los activos de una organización, cada uno contiene diferencias importantes en cuanto a alcance y enfoque. Entonces ¿Cuál será la diferencia que existe entre la contabilidad y las finanzas?

Le interesa: Estrategias para minimizar gastos.

Por ello, cuando se trata de evaluar y elaborar estrategias para la salud financiera de su bolsillo, casa, negocio o  empresa, es importante tener un conocimiento práctico de ambas disciplinas. Para comprender la diferencia entre finanzas y contabilidad, en Saber Más, Ser Más le mostramos qué significa cada término.

¿Qué son las finanzas?

Las finanzas se refieren a las formas en que una persona u organización genera y usa capital; en otras palabras, cómo una parte determinada administra su dinero. Esto a menudo abarca actividades como invertir, pedir prestado, prestar, ahorrar, presupuestar y pronosticar.

Las finanzas las podemos dividir para afinar los tipos específicos de partes involucradas, como las finanzas personales, las finanzas corporativas y las finanzas públicas. Y aunque estas categorías generalmente incluyen un conjunto similar de actividades, cada tipo de financiamiento tiene matices que reflejan las diferentes regulaciones, consideraciones e inquietudes de cada población.

¿Qué es la contabilidad?

La contabilidad, por otro lado, se refiere al proceso de informar y comunicar información financiera sobre un individuo, empresa u organización. En vez de tomar decisiones importantes, la contabilidad captura un momento financiero dado, esto resulta en información para ejecutar actividades financieras.

Dentro de las actividades típicas involucradas en la contabilidad están el registro de transacciones, la recopilación de información financiera, la compilación de informes y el análisis y resumen del desempeño. Los resultados a menudo incluyen estados financieros completos, incluidos estados de resultados, balances y estados de flujo de efectivo, que se utilizan para comprender la posición de una organización en un momento dado.

La contabilidad a menudo se divide en dos segmentos: contabilidad gerencial y contabilidad financiera.

Podría interesarle: Hablemos de la economía de mercado ¿Qué es?

Diferencias entre contabilidad y finanzas

Revisemos ahora tres diferencias clave que existen entre la contabilidad y las finanzas. Estas fueron presentadas por la Universidad de Harvard:

El alcance y el enfoque

Las finanzas y la contabilidad operan en diferentes niveles del espectro de gestión de activos. La contabilidad proporciona una instantánea de la situación financiera de una organización utilizando datos transaccionales pasados ​​y presentes, mientras que las finanzas son inherentemente prospectivas; todo valor viene del futuro. 

Contabilidad

Por ejemplo, en la contabilidad, se obtiene información sobre la situación financiera de una empresa a través de la conocida «ecuación contable», que es: Activos = Pasivos + Patrimonio de los propietarios.

Esta fórmula analiza lo que posee una empresa (sus activos), lo que debe (sus pasivos) y el residuo que pertenece a los accionistas (patrimonio del propietario). Y debe equilibrarse: los activos de la izquierda deben ser iguales a los derechos contra los activos del otro lado. Es un medio fundamental para determinar si los registros financieros de una empresa reflejan con precisión las transacciones realizadas durante un período de tiempo.

Finanzas

Al evaluar el desempeño a través de la lente de las finanzas, el efectivo es el rey. A diferencia de la confianza de la contabilidad en los datos transaccionales, las finanzas analizan la eficacia con la que una organización genera y usa efectivo mediante el uso de varias medidas. 

Los flujos de efectivo libres son posiblemente el más importante, que examina cuánto dinero tiene una empresa para distribuir a los inversores, o reinvertir, una vez que se han cubierto todos los gastos. Es un fuerte indicador de rentabilidad y se puede utilizar para tomar decisiones de inversión actuales basadas en una expectativa de rentabilidad futura.

Puede leer: ¿Qué son las finanzas y para qué sirven?

Medición del desempeño financiero

Esta diferencia muestra los contrastes entre los principios u objetos de estudio de ambas disciplinas.

Contabilidad

El método contable de acumulación, que es seguido por la mayoría de las organizaciones, registra las transacciones cuando se acuerdan, a diferencia de cuando se completan. Permite que las transacciones se realicen con pagos a crédito o diferidos, y opera bajo la idea de que los ingresos y los costos se suavizan con el tiempo para representar con mayor precisión la realidad económica.

Finanzas

Finanzas rechaza esa idea y, en cambio, cree que la mejor manera de medir los rendimientos económicos de una empresa es calcular el efectivo que puede producir y apalancar, que depende de cuándo se intercambie ese efectivo, en lugar de simplemente acordarse.

BANNER GURÚ

Evaluación del valor

Otro punto de diferencia entre las disciplinas es su enfoque del valor.

Contabilidad

En contabilidad, a menudo se aplica un principio de conservadurismo, que sugiere que las empresas deberían registrar valores proyectados más bajos de sus activos y estimaciones más altas de sus pasivos. Por lo anterior, si no conoce el valor de algo con precisión, lo cuenta como cero. Hacerlo ayuda a las empresas a evitar extenderse demasiado al subestimar el valor de los activos y sobreestimar los pasivos que deben.

Finanzas

Esto se maneja de manera muy diferente en finanzas, que emplea un proceso analítico, conocido como valoración, para determinar el valor de una empresa, proyecto o activo. 

Para resumir, la contabilidad es el registro de transacciones comerciales para rastrear y equilibrar ingresos, gastos, inventario, activos y pasivos. También se puede utilizar para efectos fiscales. 

Las finanzas incluyen la gestión de efectivo que considera cuánto dinero necesitará una empresa o una persona para las operaciones diarias y las necesidades a largo plazo, como las inversiones de capital. 

Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: Devaluación de la moneda en Colombia, mitos y realidades sobre este indicador económico.

Tips para crear un fondo de emergencia

 

Tips para crear un fondo de emergencia

Los imprevistos y problemas ocurren cuando menos lo imagina, por esto crear un fondo de emergencia es una de las decisiones más sabias que puede tomar. Aquí le contamos qué es y 7 tips efectivos para que inicie. 

¿Qué es un fondo de emergencia? 

Un fondo de emergencia es un ahorro que está destinado únicamente a necesidades inesperadas. Como resultado, si llegan imprevistos como el desempleo, enfermedades, desastres naturales, problemas legales, etc., puede contar con el dinero que apartó para solucionar cualquier situación rápidamente. 

Le puede interesar: ¿Pagar de contado o a cuotas? Las ventajas de ambas alternativas.

¿Cómo puede empezar? 

Por lo general, tener un fondo de emergencia requiere de tiempo, paciencia y determinación, pero es más fácil con estos 7 tips: 

  • Analice su situación para personalizar su fondo de emergencia 

No todos tenemos los mismos riesgos, y no todos necesitamos o podemos ahorrar la misma cantidad, por esto es muy importante que analice su situación actual. ¿Tiene una mayor probabilidad de quedarse sin trabajo? ¿Es más propenso a enfermarse? ¿Cuánto puede realmente ahorrar? Estas preguntas, a pesar de que son difíciles, resultan muy útiles para poder crear el fondo de emergencia que más le sirva, pues al final, usted es la mejor persona para entender lo que está viviendo y lo que necesitará ahorrar. 

  • Haga un presupuesto

Decida cuánto dinero va a destinar para este fondo de emergencia. Lo ideal es apartar por lo menos el 10% de sus ganancias, ahora, entre más pueda ahorrar para cubrir sus gastos mejor. Un fondo de emergencias por lo general debería cubrir al menos 4,5 meses de gastos, en caso de que su ingreso cese. Sin embargo, si no puede destinar ese porcentaje, escoja el que más le sirva, lo más importante es que sea constante.

  • Aproveche la tecnología  

La mayoría de bancos permiten establecer transferencias automáticas, use esta herramienta para que un porcentaje o cantidad sea deducido mensualmente. De esta manera no habrá que preocuparse constantemente de este ahorro y tampoco tendrá la tentación de gastar ese dinero en otra cosa. 

  • Ahorre el dinero que provenga de ganancias inesperadas

En ocasiones llegan ingresos inesperados que no necesitan ser usados para cubrir necesidades inmediatas, destine esos recursos a su fondo de emergencias para estar más preparado. 

Es aconsejable buscar un producto financiero que le permita ahorrar y conservar el valor de su dinero.

  • Reduzca gastos 

Ser consciente y reducir los “gastos hormiga”, lo ayudará a tener más dinero para su fondo de emergencia. Los anteriores, denominados así porque son compras frecuentes, pero innecesarias que afectan en gran medida su presupuesto, a pesar de que no parezca. Por ejemplo, comer por fuera constantemente, pagar por suscripciones que no usa, comprar café por fuera todos los días, etc. En cambio, busque evitar esas compras para reducir gastos y poder contar con más dinero.

  • No ahorre debajo del colchón 

Ahorrar es una de las mejores decisiones que puede tomar, y es aún mejor cuando deposita su dinero en cuentas de ahorro que donde gane intereses: CDT, cuenta de ahorros, cuenta corriente, ahorros programados, etc. De esta manera tendrá su fondo de emergencia seguro y accesible, mientras que incrementa sus ganancias sin tener que hacer un esfuerzo adicional.

  • Incluya a su familia

Finalmente, si no vive solo, es muy importante que involucre a su familia en este proceso. Tenga en cuenta que las otras personas que viven con usted son una parte fundamental del dinero que gasta, por lo que tiene sentido incluir a su pareja, hijos o cualquier otra persona que tenga un impacto en la forma como entra y sale su dinero. 

Una manera de asegurar la inclusión de todos los miembros de la familia es tener una reunión en la que establezcan metas. 

Leer más: Estrategias para minimizar los gastos

¿Cómo prepararse para tener la primera tarjeta de crédito?

 

Como consumidores financieros, tarde o temprano tendremos nuestra primera tarjeta de crédito, si le llegó la hora de adquirirla, probablemente esté muy emocionado, pero también quizás un poco intimidado. 

Claro, y es que las tarjetas de crédito le abren la puerta a todo un mundo de transacciones, especialmente las compras en línea. Sin embargo, también llevan algunos riesgos: los gastos excesivos, las deudas y el daño a su puntaje de crédito son posibles con una tarjeta de crédito mal administrada. 

Le interesa: Hablemos de la economía de mercado ¿Qué es?

Por ello es que, en Saber Más, Ser Más le explicaremos las cosas más importantes que debe tener en cuenta si es o será la primera vez que administra su propia tarjeta de crédito. Le mostraremos además algunos hábitos de gasto responsable, elegir una tarjeta con los mejores términos y saber cómo mantenerse al tanto de sus estados de cuenta para no acabar endeudado. 

Cómo usar una tarjeta de crédito por primera vez

Usar una tarjeta de crédito es bastante sencillo: Usted recibe la tarjeta y luego la usa para financiar varias compras a lo largo del mes. La mayoría de las tarjetas de crédito en estos días cuentan con un portal en línea o una aplicación móvil donde puede hacer seguimiento de sus gastos y facturas. Por lo general, puede usar ese mismo portal para pagar su saldo cuando vence al final de cada ciclo de facturación.  

Además, una tarjeta de crédito es un producto de crédito renovable. Lo que significa que a diferencia de un préstamo típico, que requiere que el prestatario saque una cierta cantidad y la pague con el tiempo, el crédito renovable le permite al prestatario sacar dinero hasta un límite particular, devolverlo y luego repetir el proceso.  

Por otra parte, como sabemos, las tarjetas de crédito son útiles para una variedad de cosas: En lugar de llevar dinero en efectivo todo el tiempo, una tarjeta le permite hacer compras rápidamente, incluso si son costosas, con solo deslizar o tocar. Esto también simboliza protección, ya que si le roban su tarjeta de crédito, el emisor de su tarjeta identificará intentos de fraude y detendrá las transacciones, y podrá reembolsar  las transacciones fraudulentas.

Puede leer: ¿Qué es la economía informal y cómo se mueve en Colombia?

Tips para administrar su primera tarjeta de crédito

Si le aprobaron su tarjeta de crédito y es la primera vez que usa este producto financiero, es una buena idea tener en cuenta los siguientes consejos. Estos tips ayudarán a mejorar  sus hábitos de gasto y ver a la tarjeta de crédito como una aliada en vez de un producto que drena nuestros ingresos.

Comprenda los términos de la tarjeta de crédito

Cuando reciba su primera tarjeta de crédito, esta incluirá los términos y condiciones. Si bien no es necesario que lea la letra pequeña en un solo día, es importante revisar este material poco después de tener la tarjeta en la mano. Tómese el tiempo de leer cada sección para que pueda saber exactamente lo que está disponible para usted y tener en cuenta también aquellos factores que pueden dañar su crédito. 

Puede revisar también la web de la compañía emisora de la tarjeta para obtener la información más actualizada. En caso de que tenga preguntas, no dude en contactar a la entidad. Esta debe estar disponible para abordar cualquier inquietud, lo invitamos a verificar si la tarjeta de crédito tiene cargos anuales así como familiarizarse con los términos de la tasa de interés después de que expire el período sin intereses si aplica.

Establezca reglas sobre cómo usará su tarjeta de crédito

Este tip es esencial, lo invitamos a entender para qué quiere usar la tarjeta: comestibles, gastos de viaje, una factura específica; establecer este límite a tiempo evitará que caiga en tentaciones. Sabemos que usar una tarjeta de crédito puede parecer retador pero, mientras se familiariza con cómo funciona este producto, empiece haciendo pequeñas compras como gasolina o comestibles. 

Muchas tarjetas de crédito ofrecen promociones sin intereses durante al menos por 12 meses, y aunque esto puede parecer tentador para gastar tanto como sea posible y pagarlo más tarde; para construir un historial crediticio positivo, determine qué gastos recurrentes son manejables para que pueda pagarlos a tiempo. Digamos que gasta menos de $500.000 cada mes, asegúrese entonces de hacer un pago completo en la fecha de vencimiento o antes para establecer hábitos financieros sólidos.

BANNER GURÚ

Haga pagos a tiempo

Pagar su saldo cada mes puede ayudarlo a evitar intereses de mora. Recordemos que el interés de mora es el dinero que se le cobra cuando no paga su saldo total cada mes. Al pagar su saldo en su totalidad cada período de pago, obtendrá dos grandes beneficios: sin intereses y un aumento en su puntaje de crédito con el tiempo. 

Esté atento a la actividad de la tarjeta de crédito

Existen muchas formas de ver los detalles de su cuenta, tómese el tiempo para revisar los estados de cuenta de su tarjeta de crédito. No solo está verificando que cada compra sea válida, sino que también lo ayuda a ver exactamente dónde y cómo está administrando su tarjeta. En este artículo, le mostramos cómo mantenerse informado sobre sus productos.

Tenga un plan para administrar la deuda

Cuando usa una tarjeta de crédito, básicamente está contrayendo una pequeña deuda a corto plazo. Los términos del préstamo estipulan que debe ser pagado al final de cada mes. La deuda se acumula cuando no paga el cargo de su tarjeta de crédito cada mes, esto resulta siendo un problema grave para muchos. Por ello, si tiene una deuda de tarjeta de crédito, es fundamental que tenga un plan para lidiar con ella.

En ¿Cómo pagar la deuda de la tarjeta de crédito? Le damos algunos trucos para que entienda la deuda de la tarjeta de crédito a tiempo sin afectar sus ingresos o gastos frecuentes.

Notifique a su proveedor de cualquier dificultad

En el caso de que experimente algún tipo de dificultad financiera en el futuro, tenga como prioridad comunicarlo tan pronto como surja cualquier problema. Muchas veces, explicar cualquier percance personal y proponer soluciones razonables puede funcionar a su favor. 

Y claro, cuando hablamos del tema de las finanzas, muchos de nosotros no estamos muy interesados ​​en divulgar información personal, especialmente a aquellos con los que no hemos establecido ninguna relación, sin embargo, ser honestos sobre nuestra situación actual puede resultar en no afectar nuestro puntaje de crédito el futuro.

Utilice las recompensas para que no se desperdicien

Dependiendo del tipo de tarjeta de crédito que tenga, puedes tener puntos que se acumulan y canjean con el tiempo. Las recompensas de viaje, los descuentos o los créditos para su saldo son solo algunas de las opciones que se le pueden ofrecer. 

Visite el sitio web del emisor de la tarjeta para investigar y mantenerse al día con todos los beneficios disponibles para usted. Puede leer: El cashback, desbloqueando el potencial de su tarjeta de crédito. Para entender uno de los beneficios disponibles para usted.

La aventura de la tarjeta de crédito

Sabemos que buscar todos los pros y contras de tener una tarjeta puede ser complicado, se necesita un poco de investigación y conocimiento para armarse con la información correcta.

Sin embargo, construir una relación saludable con su tarjeta de crédito es una parte fundamental del desarrollo de un perfil financiero sólido. Cuanto más tiempo invierta en aprender cómo usar su tarjeta de crédito de manera adecuada y cuidadosa ahora, mejor será para sus finanzas personales en el futuro.

Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: ¿Qué es el score o puntaje de crédito y cuál es su importancia?

Servicios públicos: le contamos cómo puede ahorrar dinero

 

Como consumidores todos nos hemos enfrentado a momentos en los que el dinero escasea y debemos “apretarnos un poco el cinturón y el bolsillo” en el proceso. Así que, justo en esas situaciones, considerar reducir el gasto en servicios públicos resulta una alternativa creativa para ahorrarnos dinero y, de paso, ayudar al planeta en el proceso. 

Le interesa: Este es el plan de ahorro para comprar el carro de sus sueños. 

Sin embargo, muchos no sabemos o no estamos completamente seguros de cómo reducir el gasto en servicios públicos de forma eficiente. Muchos de estos servicios se volvieron indispensables en nuestras vidas.

Por ello, en Saber Más, Ser Más hemos reunido algunas de las mejores formas en las que puede empezar a reducir el consumo de energía, agua y gas. Estos consejos le ayudarán a ahorrar dinero en sus facturas.

Ahorrando en la factura del agua

Para ahorrarse unos pesitos en el pago de su recibo del agua, usted puede:

  •   Usar los filtros especiales e instalarlos en llaves y duchas. Estos filtros puede encontrarlos en cualquier almacén de cadena o tienda especializada; los mismos sirven para mejorar la fuerza del fluido y ahorrar dinero en este servicio público.
  •   Hoy en día, los sanitarios están diseñados para el ahorro de agua, con elementos como la doble descarga. Si su inmueble tiene menos de cinco años de construido (o remodelada) es posible que los sanitarios del baño están diseñados para ello, si no es así, puede adquirir implementos de bajo costo y de fácil instalación en almacenes especializados. 
  •   La lavadora debe utilizarse con la carga completa, no sólo ahorrará agua sino también energía y detergente. Para asegurar el correcto funcionamiento de la lavadora, programe un mantenimiento anual.
  •   Enjuagar primero los platos rápidamente y cierre la llave mientras procede a enjabonarnos. No abra la llave hasta que tenga el último plato enjabonado.
  •   Cuando se cepille los dientes, no hay necesidad de dejar correr el agua, moje el cepillo antes de empezar y utilice un vaso con agua para el enjuague.
  •   Establezca un tiempo máximo para ducharse. Cierre la llave mientras se enjabona y ábrala únicamente para enjuagarse
  •   Reparar las fugas en inodoros, grifos y lavavajillas para ahorrar 20 galones por fuga, por día.

Ahorrando dinero en la factura de energía eléctrica

Veamos ahora algunos consejos prácticos que puede seguir para ahorrarse unos pesitos en la siguiente factura de energía eléctrica:

  •   Siempre que sea posible, aproveche la iluminación de la luz del sol.
  •   Utilice colores claros en las paredes y techos, con ello, aprovechará mejor la iluminación natural y reducirá el número de bombillos encendidos.
  •   Use bombillas ahorradoras y ubique las de mayor voltaje de acuerdo a la necesidad, en las zonas más claras use las de menor consumo. Por ejemplo, un bombillo de 100 vatios en una lámpara de mesa de noche, sería innecesario, con 60 es suficiente.
  •   Apague las luces que no se estén utilizando.
  •   Mantenga limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar la potencia.
  •   Por su bajo consumo de este y los demás servicios públicos, se recomienda usar tubos fluorescentes donde necesite más luz y se necesite por más horas; por ejemplo, en la cocina.
  •   Escoja un solo día a la semana para planchar. La utilización durante varios días a la semana, produce un gran consumo de energía.
  •   Si tiene calentador eléctrico, vaya pensando en comprar una ducha eléctrica o mejor aún en instalar uno de gas. Los electrodomésticos, como por ejemplo la plancha, el secador de pelo, la aspiradora y los calentadores de agua se encuentran dentro de los de mayor consumo de energía.
  •   Cierre bien la nevera, cuando la puerta queda abierta el consumo de energía es mayor para tratar de conservar el frío.
  •   El uso de aparatos que funcionan con gas disminuye el consumo de energía eléctrica, como es el caso de la estufa y el calentador de agua.

BANNER GURÚ

Ahorrando en la fractura del gas

Existen hogares que cuentan con calefacción y refrigeración y estos resultan siendo los mayores gastos en las facturas de servicios públicos, por lo que reducir el uso de gas, calefacción y aire acondicionado debería reducir considerablemente sus facturas.

Aquí hay algunas maneras de ahorrar en los servicios públicos de gas:

  •   Aísle mejor su hogar instalando rejillas de ventilación, sellando las fugas con masilla y usando persianas para desviar el calor cuando hace sol.
  •   Limpie o reemplace los filtros HVAC y del horno al menos cada tres meses.
  •   Cuando cocine tape las ollas, así necesitará menos tiempo para la cocción y consume menos energía.
  •   Coloque en cada fogón el recipiente acorde a su tamaño.
  •   Limpie con frecuencia los quemadores de la estufa a gas y cierre el fogón tan pronto retire una olla del fuego.
  •   En la medida de lo posible, seque la ropa al aire libre, no en secadora, que es uno de los electrodomésticos de mayor consumo de energía.
  •   La olla a presión consume 50% menos energía que una olla tradicional.

Todas estas estrategias o medidas de ahorro de costos en servicios públicos pueden no parecer mucho por sí solas, pero los ahorros realmente pueden sumarse y hacer una gran diferencia. Recuerde que cuenta con Saber Más, Ser Más para aprender estrategias creativas de ahorro. 

Siga aprendiendo de ahorro con: ¿Bonos o acciones?¿Cuál será la mejor inversión?

Le interesa: las estrategias para minimizar gastos

 

Crear nuestros presupuestos diarios o mensuales puede ser una tarea que se complique cuando tenemos gastos – pequeños o grandes –, no saber su origen o no tener claro si son necesarios o no, resulta siendo el modo en que nuestros ingresos se nos escapan de las manos, sin tener oportunidad para controlarlos.

Le interesa: ¿Cómo invertir mi dinero en 2022?

Frente a lo anterior, hace falta crear una estrategia para minimizar o reducir el impacto que pueden traer los gastos sobre nuestra economía cotidiana. Entonces saque papel y lápiz porque en Saber Más, Ser Más le damos algunos consejos para que minimice o reduzca sus gastos de modo radical.

¿Cómo reducir los gastos en el hogar?

Tener control de nuestros gastos cuando nuestra preocupación es el día a día o mantener las finanzas del hogar no tiene por qué ser complicado. Preste atención porque a continuación le enseñaremos a calcular y reducir los gastos en su hogar. Claro, el seguir estos trucos o tips no afectará el que quiera darse de vez en cuando un “placer culposo”:

Tenga un registro de sus hábitos de gasto

Si es padre o madre, seguramente ha tenido un niño pequeño en la casa, sabe cómo pueden “descontrolarse” si no los vigila de cerca. Bueno, es bien sabido que el dinero también es así. La solución es simple, pero requiere disciplina: mantenga un registro escrito de todo lo que gasta. Si no sabe a dónde va su dinero, es casi imposible saber en qué aspectos o por dónde puede empezar a reducir sus gastos.

Para ser claros, cuando decimos todo, nos referimos a todo, incluso los 100 pesos que pagó por el chicle diario en la papelería de la esquina. El simple hecho de hacer esto le hará pensar si realmente debería hacer ese gasto: Para lograr lo anterior, use un cuaderno, una hoja de cálculo o una aplicación de presupuesto. Haga esto durante un mínimo de un mes y tendrá la información que necesita para el siguiente paso del proceso.

A revisar las suscripciones

¿Tiene revistas, servicios de streaming o membresías que no usa mucho o ya no usa? Lo ideal sería cancelarlos ¿Han pasado meses desde que utilizó este producto o servicio? ¿Puedes encontrar una versión más barata?

En Saber Más, Ser Más ya hemos hablado sobre cómo puede hacer una auditoría completa a sus subscripciones mensuales, puede leerlo aquí.

Pague la deuda

Si desea reducir los gastos y ahorrar dinero, salga de la deuda. Esto es especialmente cierto en el caso de las deudas de tarjetas de crédito, que normalmente tienen una tasa de interés mucho más alta que los préstamos convencionales. El dinero que gasta en intereses es dinero que no puede gastar en otra cosa que necesita o desea.

Le enseñamos: ¿Cómo pagar la deuda de la tarjeta de crédito?

Hay muchas estrategias para pagar la deuda dependiendo de la cantidad de deuda que tenga. Refinanciar la deuda a una tasa de interés más baja puede ayudar, pero aún requiere un compromiso para pagarla hasta cero. 

Si no puede refinanciar, haga una lista de todas las deudas que debe y clasifíquelas de mayor a menor tasa de interés. Luego puede pagar primero la deuda con el interés más alto, luego la siguiente y así sucesivamente; establezca una fecha objetivo para salir de la deuda y haga lo que sea necesario para lograrlo.

Use efectivo

Si realmente quiere reducir los gastos, comprométase a gastar solo en efectivo, al menos por cierto periodo. Hacer esto lo obliga a dar cuenta de cada peso que usa; estudios indican que las personas suelen “controlarse más” cuando están usando efectivo que cuando usan tarjetas de crédito. Usar efectivo significa que no puede vivir por encima de sus ingresos.

Para simplificar esto, sus facturas esenciales regulares (arriendo, servicios públicos y similares) se pagan mediante retiros automáticos. El resto de sus gastos se limita al efectivo que le queda.

Ahorre en servicios públicos

Sabemos que no puede prescindir de la energía eléctrica, el gas o el agua, pero puede encontrar maneras de reducir sus facturas de servicios públicos y, de paso, sus gastos:

  •   Cuando las bombillas incandescentes  – las amarillas de siempre – se queman, reemplácelas con LED. Claro, una luz led es más costosa, pero duran más y usan menos electricidad, más de lo que pagan por sí mismos. 
  •   Desenchufe todos los aparatos eléctricos que no use. Muchos dispositivos electrónicos consumen una pequeña cantidad de electricidad cuando no están en uso, y eso suma. Asimismo, las regletas de enchufes «inteligentes» pueden administrar la electricidad para que los dispositivos que tenga conectados reciban energía cuando otros dispositivos están encendidos: por ejemplo, un TV y un DVD.
  •   Baje la temperatura de su calentador de agua. Probablemente no lo necesita “hirviendo”, por lo que quema energía innecesaria para mantenerlo más caliente. 
  •   Apague las luces cuando salga de una habitación.
  •   Repare los inodoros y grifos que gotean. Tome duchas más cortas. Si es hora de comprar una lavadora, compre una con tecnologías de ahorro de agua.

Dar un paso a la vez cuando intenta reducir gastos lo hará más manejable y se sorprenderá de lo rápido que verá los resultados.

¿Cómo reducir los gastos en la empresa?

Revisemos ahora un par de trucos para que reduzca los gastos en su empresa. Recuerde que, para temas de empresa, tiene la mano y apoyo de nuestro Gurú Emprendedor para que su negocio sea siempre el mejor:

Reduzca los gastos de suministro

Ahorre dinero en suministros de oficina poniéndose en contacto con los proveedores para informarles que está comprando precios. Mire fuera de su grupo de proveedores tradicionales. Los grandes a menudo pueden superar los precios de los proveedores tradicionales de suministros de oficina.

Reduzca los costos de producción

Como propietario de un negocio, seguramente estará buscando formas de reducir los costos de materiales y optimizar sus recursos. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Intente vender los restos de cartón, papel y metal en lugar de enviarlos al centro de reciclaje. Además, considere formas de usar sus desechos para crear otro producto.
  •   Asegúrese de aprovechar al máximo sus bienes inmuebles de producción. Consolide el espacio necesario para la producción, alquile un espacio no utilizado a otra empresa o individuo; puede ser tan pequeño como una oficina o tan grande como un almacén.
  •   Rastree y mida la eficiencia operativa de su negocio, con el fin de ajustar y optimizar el uso de los recursos disponibles. Establezca parámetros de rendimiento que reflejen sus objetivos de eficiencia y ofrezca incentivos cuando se cumplan esos objetivos.

BANNER GURÚ

Los gastos financieros

Mire sus pólizas de seguro y cuentas financieras para encontrar lugares para ahorrar dinero: 

Consolide las pólizas de seguro o las cuentas bancarias si es posible.

  •   Evalúe las pólizas de seguro para asegurarse de que no esté sobre asegurado o duplique la cobertura.
  •   No se endeude innecesariamente. Realice un análisis exhaustivo de costo-beneficio y pronósticos futuros al considerar la expansión del negocio. Considere los costos de oportunidad y el efecto de los pagos de la deuda en el flujo de efectivo. El exceso de deuda afecta la calificación de la empresa, las tasas de interés y la capacidad de endeudarse en el futuro.

En Saber Más, Ser Más esperamos que, con estos consejos, usted gane control total sobre su presupuesto, en especial sobre sus gastos. Tenga en cuenta que, como ya vimos, cuando no existe administración sobre lo que gastamos a diario, nos alejamos lenta pero seguramente de cumplir nuestras metas financieras a corto o mediano plazo.

Siga en Saber Más, Ser Más con: ¿Cómo identificar una institución financiera pirata?