¿El celular que averiguó hace un par de meses hoy está más caro? ¿El carro de sus sueños, se quedará en eso, porque ahora está más costoso y usted no sabe por qué? La respuesta puede estar en el dólar, y en Saber más Ser más le mostramos cómo lo puede beneficiar o perjudicar su fluctuación.

Se puede llegar a pensar que el precio de esta moneda, si sube o si baja, afecta solo a  los empresarios, por ejemplo, que quienes exportan productos colombianos se ven beneficiados cuando el dólar incrementa su valor, mientras que aquellos que importan productos se ven seriamente afectados por el alza, pero adivine quién termina comprando esos productos.

También, para muchos, lo normal es revisar el valor del dólar, en momentos específicos, por ejemplo, antes de decidir el destino de su próximo viaje, con un dólar alto sale mejor viajar por el país y con un dólar bajo se decide por el exterior, pero no se tiene en cuenta a la hora de darse ese gustico que quería hace rato o de comprar ese producto que usa todos los días.

No importa si realiza la compra en Colombia, en el supermercado de la esquina o en el almacén de cadena, y, por supuesto, en pesos, igual el precio del dólar lo afecta. Por ejemplo, usted decide gastar sus ahorros en un carro o en un celular de última gama (ambos productos importados) y preciso los compra cuando el dólar estaba en su pico más alto, pues por un carro que puede costar $30.000.000 usted pagó $36.000.000 y por el celular que en otro momento podría valer $1.000.000 estaría pagando $1.200.000.

No aplica solo para esos deseos que uno satisface de vez en cuando, puede suceder incluso con alimentos importados que hacen parte de nuestra canasta familiar, y en ese caso lo recomendable, cuando el precio está muy alto, es comprar productos nacionales, al menos por un tiempo, y ahorrase ese dinero.

A la hora de endeudarse, con mayor razón, es un elemento a tener en cuenta. Los expertos recomiendan, primero, no endeudarse más de lo que puede pagar, y segundo, hacerlo en la misma moneda en la que recibe sus ingresos. Dicho lo anterior, no es una buena decisión tomar un crédito en dólares si gana en pesos porque puede terminar pagando el doble o mucho más.

Por ejemplo, si realiza una compra con tarjeta de crédito en dólares, y la difiere a 4 cuotas, cuando hizo el negocio, el dólar, por decir algo, podía estar en $3.400 por lo que ese producto que quería no resultaba tan caro, pero para la primera cuota, ya podía estar en $3.700, y para la cuarta, llegar a $4.000 (dependiendo la devaluación del peso frente al dólar), y entre más aumente más grande será la deuda que pagará.  Obviamente puede existir el caso contrario, que arranque con los pagos cuando el dólar esté en $4.000 y al finalizar esté en $3.400, esa es una posibilidad, pero en concreto es un riesgo. Por eso antes de utilizar estos productos es mejor hacer una planeación correcta y ver qué tan necesario es endeudarse de esta forma.

A la hora de invertir, para aquel que tenga la posibilidad, apostarle a divisas es una buena forma de iniciar y, sobre todo, hacerlo en una moneda fuerte como el dólar puede generar rentabilidad; si se tiene en cuenta la ventaja del cambio y que las tasa de interés que ofrece el mercado extranjero puede llegar a ser menor. Por supuesto antes de hacerlo es indispensable educarse en el tema, conocer la situación económica mundial del momento y evaluar el nivel de riesgo y el porcentaje de rentabilidad que espera recibir.

 

Otros artículos que le podrían interesar:

¿Quién pierde y quién gana con el aumento del precio del dólar en Colombia?

Otras formas de guardar, invertir su dinero y solicitar créditos.

 

¿Te pareció útil este articulo?