7592_145424_1El Decreto 1432 con el que arranca en firme el Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo (PIPE) da vía libre al programa «Vivienda Salario Mínimo», en el cual se construirán 86 mil viviendas en todo el país para los trabajadores que devengan entre uno y dos salarios mínimos.

De acuerdo con el programa, quienes reciben este sueldo y quieren adquirir casa, no comprometerán más del 30% de su ingreso, es decir, que quedarán pagando cuotas mensuales aproximadamente de $180 mil.

El resto del costo de la vivienda será asumido por el Estado, mediante subsidios. Los beneficiados de este programa que devenguen hasta 1,5 salarios mínimos recibirán un subsidio de hasta 25 salarios mínimos, que se traduce en un aporte cercano a los $15 millones de pesos, mientras que las personas que devenguen entre 1,5 y 2 salarios mínimos, accederán un subsidio de hasta 22 salarios mínimos, que equivale a aproximadamente $13 millones.

A esto se suma, el subsidio a la tasa de interés, que equivale a 5 puntos de la tasa, lo que le permitirá pagar una cuota realmente baja por el crédito hipotecario que va adquirir, el cual no superaría los 70 salarios mínimos ($41 millones). 

Requisitos

– No debe tener ingresos superiores a dos salarios mínimos mensuales legales vigentes (no más de $1.179.000).

– No debe ser propietarios de una vivienda.

– Para acceder a este beneficio, usted no debe haber sido beneficiario de un subsidio familiar de vivienda efectivamente aplicado, ni del subsidio a la tasa de interés.

– Debe contar con un ahorro equivalente al 5%, es decir, $2 millones aproximadamente.