Cómo escojo mi bancoSi va a ahorrar

Por supuesto lo primero que debe buscar cuando se trata de sus ahorros es la seguridad que le ofrece la entidad, es decir, las buenas prácticas que utiliza el banco para que sus recursos le sean devueltos en el momento que usted los requiera.

La ventaja que ofrece el mercado financiero en Colombia, debido a su juiciosa regulación, es que todas las entidades que captan dinero están autorizadas por la Superintendencia Financiera y por lo tanto están obligadas a cumplir con los estándares de calidad y de seguridad para garantizar que los recursos del público sean respetados y bien custodiados.

Así que nunca confíe sus ahorros a establecimientos que no se encuentren supervisados por la Superintendencia Financiera, tenga en cuenta que a diario estamos expuestos a información que ofrecen personas inescrupulosas donde ofrecen multiplicar su dinero con tasas muy atractivas pero poco reales. 

Investigue, analice y escoja qué entidad le puede pagar la mejor tasa de interés por sus ahorros, seguramente esta dependerá del tipo de cuenta de ahorros que decida tener.

Al escoger el tipo de cuenta, piense cuál es la disponibilidad que deben tener esos recursos. Por ejemplo, si frecuentemente necesitará depositar y retirar dinero al banco, lo mejor es una cuenta corriente aunque esta le otorgue una menor tasa de interés. Si por el contrario su objetivo es ahorrar y ganar intereses, tal vez le pueda interesar una cuenta de ahorro puro. El punto medio son las cuentas transaccionales, con tasas de intereses menores, pero con gran flexibilidad en el uso de su dinero. 

Finalmente, piense en las siguientes variables:

–   Acceso a cajeros electrónicos.

–   Costo de retiro de efectivo y consultas en los cajeros electrónicos.

–   Cuotas de manejo de sus productos.

–   Costos de transacciones por Internet.

–   Red de oficinas en el país.

–   Horario de oficinas.

 

Si va a solicitar un crédito

*Cuando tenga claro qué crédito debe solicitar, acérquese a la institución especializada y consulte tasas, plazos y garantías exigidas, porque seguramente va a encontrar diferencias sustanciales en cada entidad.

*Pregunte por las facilidades que tiene la entidad para que usted realice el pago de las cuotas.

*No olvide que algunas entidades dentro de sus políticas cobran por realizar el estudio de crédito o cargan otros costos. Nuevamente el consejo es explorar otras opciones en el mercado y escoger la mejor para su bolsillo.

*Contratar seguros de desempleo o de fatalidad y que los incluyan en el pago de la cuota mensual, le dará tranquilidad en caso de que algo le suceda.

*Puede parecer que todas las entidades ofrecen los mismos productos y servicios pero solo usted es el que tiene la posibilidad de preguntar costos y beneficios que ofrecen y tomar la decisión que más le conviene de acuerdo a sus necesidades.