cuatro mitos financieros

Manejar las finanzas no debe suponer un problema, pero se puede tornar en una tarea complicada si se tiene creencias erróneas sobre la administración del dinero. A continuación, compartiremos con usted cuatro mitos financieros a olvidar y la explicación por la que cada uno de ellos es falso.

  1. Los bancos cobran por todo, por eso mejor guardo mi dinero en la casa

    La mayoría de las entidades financieras en la actualidad tienen dentro de su portafolio productos y servicios que no tienen ningún costo, así que afirmar “que cobran por todo”, no es cierto. Aquí le damos algunas recomendaciones que pueden representar un importante ahorro:

    • Trate siempre de retirar su dinero en los cajeros que pertenecen a la red de su entidad.
    • No exceda el tope de retiros gratuitos al mes; para esto conozca la cantidad de operaciones gratuitas que puede realizar desde un cajero automático.
    • Tenga en cuenta canales alternativos como Internet o Banca Móvil; con estos puede realizar pagos, transferencias, consultar su saldo, obtener copias de extracto, entre otros. En estos momentos la mayoría de los bancos ofrecen estos servicios de forma gratuita.
    • Toda persona que tenga una o más cuentas de ahorro, depósitos electrónicos, tarjetas prepagas abiertas, puede tener una exenta del 4×1000, así que puede solicitar en su entidad financiera la exoneración. El requisito es que no exceda la suma de 350 UVT ($11.150.650 para el 2017) mensuales (tenga en cuenta que los pensionados pueden tener hasta dos cuentas exentas).
    • Elija el producto y entidad financiera que se ajustes a sus necesidades. Recuerde, cada entidad diseña su portafolio pensando en un cliente especifico, compare, pregunte y elija aquella que le ofrezca mejor costo / beneficio. Para ayudarlo en esta labor Asobancaria pone a su servicio el portal www.yodecidomibanco.com

    Por otro lado, guardar el dinero en casa le podría salir muy caro debido al riesgo de pérdida y a malgastarlo, además, a medida que pasa el tiempo el dinero pierde su valor.

  2. No tengo tarjeta de crédito porque me endeudo

    Existe cierto temor a la hora de solicitar una tarjeta de crédito ya que estas se perciben como tener una deuda inmediata, cuando en realidad pueden llegar a ser grandes aliadas que lo ayudan a comenzar un buen historial crediticio, además, pueden ser una ayuda en momentos de emergencia.

    Así pues, el problema no es del dinero plástico, sino los malos hábitos que pueda tener una persona, aquí algunos consejos al momento de adquirir una tarjeta de crédito:

    • Priorice las compras a realizar con su tarjeta de crédito; es decir, no es recomendable usar la tarjeta de crédito para diferir compras cotidianas como el mercado o una cena, pero si es recomendable usarla para ayudarlo con necesidades que no dan espera como un computador que le va a facilitar su trabajo o le puede ayudar al estudio de sus hijos.  
    • Asegúrese de evaluar bien el número de cuotas a las que va a diferir la compra, así no sobrepasa el valor que está planeando pagar.
    • Intente realizar las compras a una sola cuota, así evita pagar la tasa de interés.
    • Procure estar al día con los pagos y deudas pendientes.
    • Recuerde, la tarjeta de crédito no es una extensión de su salario, es dinero prestado que debe ser devuelto.
  3. Solo la gente rica y los expertos invierten

    Es cierto que las decisiones de inversión no se pueden tomar a la ligera, pero no es una actividad exclusiva de expertos o de gente con bastante dinero. Aquí el factor determinante es tener claro que el dinero es para ponerlo en movimiento, buscando obtener una ganancia a futuro. Puede dejar este mito de lado siempre y cuando tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: 

    • No invierta dinero que necesite para sus gastos personales o para pagar obligaciones.
    • Nunca invierta en negocios o productos que no entienda, pregunte todo lo que necesite hasta entender perfectamente que harán con su dinero. Si la empresa no logra explicarle con claridad como obtienen rentabilidad, probablemente se trata de una estafa tipo pirámide. Use su sentido común y desconfíe, recuerde el trabajo que requirió ganar el dinero que quiere invertir.  
    • Revise con constancia los productos o instrumentos en los que invirtió, así reduce los riesgos de tener pérdidas.
    • ¡No deje todos los huevos en una canasta!, este término se usa constantemente en el mundo de los negocios para expresar que no es bueno invertir todo su capital en un solo producto o proyecto.
    • Busque asesoría u orientación profesional.

    Le podría interesar: Productos de inversión  

  4. Puedo llevar mi presupuesto mentalmente

    Este es tal vez uno de los mayores mitos financieros que existen, ¿alguna vez ha salido con dinero y después de pasado un tiempo olvida cuánto dinero ha gastado durante el día? Ahora imagine “hacer” eso durante quince días o durante un mes, imposible ¿cierto?
    Por eso mismo es de vital importancia realizar un presupuesto escrito, tomando registro de los gastos para después compararlos con los ingresos, así se puede dar cuenta en qué estado se encuentran sus finanzas.  Con esta información se podrá dar cuenta en qué está malgastando el dinero, para así convertirlo en ahorro o usarlo de una mejor manera.Con estos mitos financieros superados lo invitamos a reconsiderar el manejo de sus finanzas, le garantizamos que apoyarse en las entidades del sistema financiero lo ayudaran a hacer de esta una tarea más amigable y sencilla.

 

EBOOK - Conozca los beneficios del crédito de vehículo