57_134128_1 (1)Todos los productos relacionados con el ahorro que ofrecen las diferentes instituciones financieras que manejan recursos del público garantizan el pago de unos intereses o rentabilidades que no son otra cosa que el precio que pagan por el dinero que usted está dejando bajo la custodia de ellos. Esto implica entonces que el dinero depositado en una cuenta destinada para el ahorro generará intereses representados en más dinero y por lo tanto su depósito inicial será cada vez mayor a través del tiempo.

 

Existen dos modalidades de pago de interés:

 

Ahorro con interés simple

Cuando se realiza un ahorro con interés simple quiere decir que cuando se vence el plazo para que le paguen los intereses sobre el ahorro, usted retira los intereses y deja el capital inicial por otro periodo igual para que se vuelva a obtener la misma cantidad de intereses recibida del periodo anterior.

 

Ahorro con interés compuesto

La mayoría de productos financieros paga intereses compuestos, esto significa que cuando se cumple el periodo para pagar los intereses pactados, estos rendimientos no se retiran y se constituyen en un nuevo capital ahorrado del siguiente periodo. De esta manera período tras período usted obtendrá más intereses, es decir mejores rentabilidades.

  Interés simple Interés compuesto
Inversión inicial 10.000.000 10.000.000
Tasa de Interés 5% 5%
Plazo de la inversión 5 años 5 años
Total intereses recibidos $2.500.000 $2.762.815.63

Básicamente lo ideal es lograr que lo que usted gana por dejar que otros custodien sus ahorros, sea reinvertido en las mismas condiciones iniciales, produciendo cada vez más recursos para usted.

Recuerde que está en la libertad de buscar las instituciones financieras o los productos financieros que otorguen la mayor tasa de interés por sus ahorros y se adapten a lo que usted está buscando en términos de tiempo y riesgo. De esta manera con la aplicación del interés compuesto sus ahorros le permitirán alcanzar sus metas propuestas.

Siempre tenga en cuenta que el ahorro es algo de largo plazo y reinvertir los intereses con el ahorro mensual le va a generar mejores rentabilidades en un horizonte de tiempo mayor. El interés compuesto trabaja muy bien a medida que se le permita crecer en el tiempo, seguramente al iniciar el ahorro los resultados serán insignificantes pero definitivamente sus resultados se reflejan hasta el final.

La periodicidad con la que se pague el interés depende de las diferentes instituciones financieras y entre más rápido se componga el interés, más rápido crecerán sus ganancias.

Seguramente la diferencia a primera vista entre intereses simples o compuestos, no es representativa, pero con una disciplina constante de ahorro fijo y con productos con intereses compuestos por encima de la tasa de inflación -al transcurrir varios años-, las rentabilidades que usted obtendrá serán considerables.