Seis errores frecuentes en el cajero

 

Los cajeros electrónicos cada vez cuentan con más opciones para su comodidad, atrás quedaron los días en que estos dispositivos solo servían para sacar dinero, ahora es posible, pagar, consignar, transferir y recargar en más de 14.000 puntos a su servicio, la mayoría de ellos 24/7. Sin embargo, como en toda industria y servicio se deben tener precauciones mínimas para garantizar su adecuado uso, lo invitamos a evitar estas malas prácticas:

1. No fijarse en que el cajero contenga objetos extraños: algunos criminales utilizan complejos dispositivos electrónicos en los cajeros, si bien, no es muy usual que esto pase, verifique siempre que el espacio donde inserta la tarjeta esté en perfecto estado; si por el contrario nota algo sospechoso, absténgase de realizar su operación y denuncie ante la entidad financiera esta situación.

2. Permitir que personas extrañas ayuden a retirar el dinero: no confié en la buena voluntad de la gente y recuerde que en ningún caso un “funcionario” de la entidad financiera se ofrecerá a realizar alguna operación por usted. Si necesita alguna asesoría, acuda al servicio al cliente de la entidad respectiva.

3. Escribir la clave en la misma tarjeta o tenerla visible: ¿dejaría usted las llaves de su casa puestas en la cerradura y saldría de vacaciones con plena confianza? No se lo deje tan fácil a los amigos de los ajeno, memorice su clave y no la escriba en ninguna parte. Lo invitamos a consultar algunas recomendaciones sobre claves y contraseñas.

4. Retirar grandes sumas de dinero en los cajeros: Antes de realizar grandes retiros, evalúe si puede utilizar otras herramientas como cheques de gerencia o consignaciones; de no haber otra posibilidad, lo más recomendable es estar acompañado de alguien de plena confianza o solicitar el acompañamiento de la policía nacional en la línea 123, recuerde que este servicio es gratuito. 

5. Mantener la misma clave durante demasiado tiempo: Muchas personas siempre retiran en el mismo cajero y realizan una misma rutina, si además de esto, no se cambia la clave periódicamente, las posibilidades de ser víctima de la delincuencia aumentan. Es recomendable modificar la clave cada 90 días.

QUÉ DEBE SABER ANTES DE REALIZAR COMPRAS CON TARJETAS DE CRÉDITO EN EL EXTRANJERO