7528_15236_1Adquirir casa propia es una de las decisiones más importantes en la vida y mantener esta inversión a través de los años es una responsabilidad aún mayor, pues además de ser un sueño que con tanto esfuerzo cumplió, es el refugio de los bienes materiales que con esmero usted ha conseguido.

Por esta razón, el seguro del hogar debe ser uno de los principales productos que usted debe adquirir; nadie está exento a distintas situaciones que podrían ocurrir y lo pueden dejar literalmente en la calle.

¿Qué es un seguro de hogar?

Es un contrato a través del cual una persona protege su vivienda contra los distintos riesgos que pueden afectarla, ya sea un incendio, o desastres naturales, entre otros.

Actualmente, en el mercado se ofrecen diversas opciones que permiten a las personas cubrirse de riesgos básicos o contratar coberturas adicionales y/o servicios de asistencia de acuerdo a las necesidades específicas de cada asegurado.

¿Qué cubre?

Según su preferencia y presupuesto las pólizas pueden variar en coberturas, algunas de las básicas son:

  • Responsabilidad Civil Extracontractual.
  • Sustracción con o sin violencia.
  • Daños al establecimiento por tentativa de hurto.
  • Daños en equipo eléctrico y electrónico.
  • Amparo de incendio y peligros aliados.
  • Actos de autoridad.
  • Avalancha, deslizamiento, inundación.
  • Actos mal intencionados de terceros y huelga, motín, asonada, conmoción civil, popular (AMIT y HMACCP).
  • Terremoto, maremoto, temblor y erupción volcánica.

Si su presupuesto es un poco más holgado puede contratar coberturas adicionales tales como:

  • Remoción de escombros.
  • Gastos de extinción de siniestros.
  • Rotura de vidrios.
  • Reparación o sustitución de tejas por rotura.
  • Amparo Automático para Nuevos Bienes.
  • Gastos de Reposición de Documentos.
  • Gastos de mudanza.
  • Gastos de Bodegaje.
  • Amparo de alimentos refrigerados.
  • Orientación jurídica.

Recuerde que esta información solo para fines de orientación, cada aseguradora tiene diversos tipos de pólizas y coberturas, asesórese bien antes de decidirse y no tema preguntar todo lo que no entienda.

¿Cuánto cuesta?

El valor de una póliza de este tipo está determinado por diferentes variables, por lo tanto, no se puede establecer un costo único con base sólo en el valor de la vivienda y sus contenidos.

Entonces ¿de qué depende su costo?

Existen diferentes variables que determinan el valor final a pagar para la protección de su bien:

-Valor asegurado. Es el valor máximo que será pagado a los beneficiarios de la póliza de seguro en caso de pérdida o daño del bien asegurado, menos el deducible pactado.

– Coberturas contratadas. Una póliza del hogar puede ofrecer además de las coberturas básicas, varias coberturas opcionales y servicios de asistencia que tienen un costo adicional.

– Ubicación de la vivienda. La ubicación de la vivienda es una de las variables más representativas para las aseguradoras, ya que entrega información del tipo de riesgos a los que puede estar expuesto el hogar, es decir zona sísmica, la probabilidad de inundación, la influencia de vientos fuertes o granizo, etc.

– Protecciones particulares de la vivienda. En este caso, la aseguradora establece si la vivienda fue construida bajo una norma sísmica; si cuenta con protecciones, como puertas de seguridad, vigilancia o sistema de alarmas; o si tiene sistemas de protección contra incendio, los cuales pueden influir en la tarifación del seguro.

Con estas variables definidas, usted podrá consultar las diferentes opciones que ofrece el mercado y escoger la mejor oferta para asegurar su hogar y así cubrir las necesidades de su familia.