¿Qué es el phishing?

Personas fraudulentas aprovechan los medios electrónicos, principalmente los correos, para suplantar la imagen de una empresa o entidad financiera y así obtener sus datos personales como claves, cuentas bancarias, números de tarjetas de crédito, movimientos transacciones, entre otros. Con esta información, los delincuentes pueden hacer transacciones financieras sin su consentimiento.