6590_165819_1 (1)Para hacer una carrera universitaria o técnica e incluso una especialización o maestría -además de las becas-, existen créditos educativos que hacen que el dinero no se convierta en un obstáculo para su formación y preparación académica.

 

¿Cuándo solicitarlo?

Los créditos educativos son una manera de financiar los estudios de las personas que quieren salir  adelante en el ámbito académico cuando no se tienen los recursos suficientes para costearse los gastos del semestre. Esta es una forma de estudiar ahora y pagar después.

Es muy generalizada la creencia de que si no se tiene el dinero se debe aplazar el inicio de una carrera, lo que es errado,  ya que en el mercado permanentemente se encuentran ofertas de becas educativas y el sistema financiero está ofreciendo créditos.

Lo indispensable Al solicitar un crédito educativo, es clave que quien lo solicita tenga un buen comportamiento de pago, el cual se vea reflejado en un reporte positivo en el historial crediticio.

Quien solicita el crédito no necesariamente tiene que ser el estudiante. Tenga en cuenta que las entidades financieras realizan el estudio del crédito sin ningún costo, en el que evalúan la capacidad de pago y su situación laboral, información que sirve para definir el monto del crédito y su plazo.

Beneficios del crédito Seguir con los estudios para prepararse es la mejor decisión que las personas pueden tomar, sino cuentan con el dinero necesario.