Última actualización: agosto 10, 2021 - 04:36 pm

Esta publicación fue actualizada el martes, 10 de agosto de 2021

Cansado ya de pagar arriendos y está listo para dar el siguiente paso… Comprar casa propia; pero ¿Cómo hacerlo? Si a usted es de esos que le gusta estar bien informado antes de dar un paso tan importante, como lo es el de la adquisición de casa propia, en Saber Más, Ser Más le contamos lo que debería tener en cuenta.

Puede leer aquí: El abecé de los programas de vivienda para jóvenes.

Fije su presupuesto

 

Comprar casa suele ser una decisión importante sobre la cual se requiere planeación y poner en la balanza nuestros ingresos y gastos, por ello, establecer y evaluar su presupuesto va a ser vital si quiere adquirir vivienda propia; es así como debe tener la siguiente palabra en cuenta: ahorrar.

Ahorrando entre el 20% o 30% del valor del inmueble que desea demuestra su solvencia y disciplina financiera. Entonces, la constancia se verá reflejada en una estupenda señal para los bancos, porque es dinero contante y sonante.

Claro, sabemos que tener ese ahorro no es fácil, pero hay varias opciones a las que puede recurrir: abrir un CDT, tener una cuenta de ahorro programado, unirse a un fondo de inversión de confianza o hacer parte del conocido fondo de empleados con el que cuentan muchas empresas.

¿Cómo financiar la compra de vivienda?

 

Ya lograda su meta de ahorro puede empezar a documentarse sobre las múltiples modalidades que tiene para financiar la compra de vivienda. En Colombia las entidades financieras y bancarias ofrecen múltiples alternativas cuando se trata de apoyar su sueño de comprar casa propia, tenga en cuenta también tipo de vivienda que quiere, por ejemplo:

  •     Una vivienda de interés prioritario es aquella cuyo valor no supera los 90 salarios mínimos actualmente.
  •       Una vivienda de interés social (VIS) es una cuyo precio es de máximo 135 salarios mínimos (unos $122.651.010 pesos en 2021).
  • Vivienda no VIS: son todas aquellas viviendas que superan estos topes en su valor comercial.

No olvide también que tiene a la mano los programas que le ofrece el gobierno para financiar la compra de casa propia (sea VIS o no) tenga en cuenta los plazos que ofrece el Ministerio de Vivienda, por ejemplo, para que usted presente documentación requerida a tiempo y evite así dolores de cabeza:

  • Jóvenes Propietarios: Para jóvenes de 18 a 28, cuenta con las mismas condiciones que Mi Casa Ya, a excepción de que el subsidio al interés es superior al 6%. 
  • Frech No Vis: Entrega a los hogares un beneficio de 42 salarios mínimos durante siete años y se aplica a inmuebles cuyo valor no supere los 500 salarios mínimos.

Si opta por recurrir a un crédito hipotecario o contratos de leasing habitacional, tenga en cuenta las tasas de interés, plazos y porcentajes que las entidades cubren; actualmente muchas entidades bancarias financian entre el 70% y 90% con porcentajes de interés variables, pero bajos, que pueden ser pagados al tiempo que usted determine. 

Asimismo, los bancos otorgan créditos hipotecarios o de leasing para que financie su vivienda sostenible, es decir aquellos hogares que reducen considerablemente el gasto en energía, gas y agua. Por otra parte, existen entidades bancarias que ofrecen créditos hipotecarios o préstamos para cubrir costos de remodelación o construcción, en caso de que haya comprado un lote y le interese levantar los cimientos con sus propias manos.  

Tenga en cuenta que no solo gastará plata en financiar su casa propia, sino que también tendrá que cubrir algunos otros procedimientos que muchos no tenemos en cuenta a la hora de ahorrar y fijar presupuestos, estos gastos extra son: El estudio de crédito hipotecario, el trámite de escrituración, el certificado de tradición y libertad, la promesa de compraventa y los gastos de registro.

Lea la letra menuda y firme contratos

 

Si los estudios de crédito hipotecario salieron bien, ya pudo comprar la vivienda que siempre quiso, ahora es tiempo de firmar. Por lo general el primer documento que firmará cuando haya comprado su casa será el encargo fiduciario. Este documento estipula que el vendedor transfiere el inmueble a un tercero, mientras el comprador paga al vendedor por la propiedad del inmueble. 

Luego de ello, se procederá a la creación de la promesa de compraventa, Saber Más, Ser Más le invita a recordar que:

  •       Jamás debe aceptar una promesa de compraventa verbal, porque el vendedor puede retirarse del negocio, sin ser multado y usted no tendría derecho a indemnización.
  •         La promesa debe estipular la fecha en que se entregará el inmueble.
  •     Asegurarse de que el documento especifique las condiciones en que se entrega el inmueble, lo más detallado que se pueda. 
  •       Debe verificar que el documento tenga, al menos, los siguientes datos: nombres de las partes, cédulas, domicilio y estado civil, fecha del contrato, nomenclatura, matrícula inmobiliaria, cédula catastral, linderos y, si aplica, la especificación de que pertenece al régimen de propiedad horizontal.
  •         Si se trata de una vivienda usada, la promesa de compraventa debe especificar claramente quién hará los pagos de Impuesto Predial, notaría y registro, y en qué proporción.

Disfrute de casa propia

 

Si no tuvo contratiempos a la hora de la compraventa de su casa está listo para trastearse y disfrutar del esfuerzo que le tomó llegar a este momento tan importante en la vida. Jamás olvide que: “No se trata de cuán grande es la casa, sino de cuán feliz es usted en ella”.

¿Te pareció útil este articulo?