Es indiscutible que el sentido de la Navidad cambia totalmente cuando se tienen niños en la familia. Y es que ellos son los más ilusionados con estas épocas, especialmente con los regalos.

Si bien estas comprar son ineludibles, se pueden evitar sobrecostos innecesarios siguiendo estos parámetros:

1.      Ponerse de acuerdo

Es normal que los niños cambien de parecer respecto al regalo que quieren recibir, por lo que se hace necesario conversarlo con ellos para asegurarse de que saben qué quieren, preferiblemente de qué marca, tamaño o color. Esto facilitará mucho la búsqueda del regalo esperado.

2.      Investigar

Una vez se hayan puesto de acuerdo, es momento de buscar las mejores ofertas, tanto en tiendas físicas como virtuales. En el segundo caso, recomendamos tomar en cuenta tiempos y gastos de envío. También es importante verificar si hay cupones, códigos de descuento o facilidades de pago.

3.      Comprar pronto

Sabemos que es complicado que los niños decidan con tiempo, más complicado se hace si tomamos en cuenta que hay que investigar dónde y a qué precio se consigue el regalo. Pero una vez identificada la mejor oferta, es necesario comprar antes de que los precios suban o los artículos se agoten.

4.      Revisar posibles sobrecostos

Algunos juguetes requieren de repuestos o de otros componentes para ser usados, por lo que es importante que considere si los puede comprar después o los puede reemplazar por otros elementos, en algunos casos los vendedores crean “paquetes” que incluyen todo lo necesario para que los niños disfruten su juguete desde el primer momento.

5.      Garantía

Para no llevarse desilusiones con el anhelado juguete, es de vital importancia conocer las implicaciones de uso de los juguetes, si cuentan con asistencia técnica, repuestos, garantía y el tiempo de cubrimiento de la misma.

 

La alegría de los niños al recibir su anhelado juguete en Navidad es invaluable, pero no debe ser más costosa de lo necesario.

¿Te pareció útil este articulo?