7668_13327_1Muchos colombianos aún temen en tomar un crédito en UVR (Unidad de Valor Real) por las consecuencias que hace algunos años trajo consigo la Unidad de Poder Adquisitivo Constante (Upac). Sin embargo, hoy es una opción atractiva, ya que, esta unidad está ligada a la inflación, la cual se ha mantenido baja en los últimos años.

Pero, realmente ¿Hay por qué temer?, ¿Qué pasó con la Upac?, ¿Cuáles han sido los últimos cambios respecto a estas modalidades de crédito?, ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tomar un crédito en UVR?, ¿Cuáles con un crédito en pesos?, ¿Aún existen altos riesgos cuando se piensa en la Unidad de Valor Real?

La Unidad de Poder Adquisitivo Constante fue concebida en el 72, cuando entonces el presidente Misael Pastrana, promulgó el Decreto 667 que creaba el Sistema de valor Constante, para ahorros y préstamos de vivienda y obligaba a las corporaciones de Ahorro y Vivienda (CAV) a llevar en unidades Upac sus cuentas de ahorro y préstamo.

La promulgación de esta norma buscaba dos cosas: captar ahorros y otorgar créditos hipotecarios para vivienda. A partir de esta, en Colombia se incentivó el ahorro, ya que las personas preferían guardar su dinero, en lugar de perder poder de compra; y las corporaciones tuvieron recursos para prestar en gran cantidad a los constructores.

Así mismo, la medida permitió ofrecer créditos adecuados a las necesidades de las personas con cuotas iniciales bajas que se incrementaban con el tiempo pero que correspondían, a lo largo de la vida del crédito, a un porcentaje constante del ingreso familiar porque este último también se ajustaba con la inflación. Sin embargo, el diseño original de este modelo cambió y consecuencia de esto, fue un caos económico en los noventa para los colombianos que alguna vez se beneficiaron de esta norma.

35575195_ml_peque1Sabermassermas.com consultó a un experto del tema y le pidió una explicación al por qué del cambió de la medición del Upac, las consecuencias que trajo consigo y las repercusiones que hoy se tienen en los créditos hipotecarios en UVR. En un principio el Upac crecía de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC), tras una reforma ésta se ligó a la tasa DTF, la cual cambiaba según el comportamiento del sistema financiero.

La razón de la reforma fue estrictamente financiera y la decisión se tomó con el fin de controlar el riesgo financiero, ya que los bancos colocaban su dinero al DTF, pero estaban recibiendo ingresos con inflación, lo que ocasionaba un descalce de tasas de interés. 

A mediados de la década de los noventa, la DTF alcanzó valores históricamente altos que sobrepasaban ampliamente la inflación, lo que generó un crecimiento importante de la Upac y de los créditos que estaban atados a esta unidad, pero no de los ingresos de los colombianos (los cuales crecían de acuerdo con el IPC).

Como consecuencia del aumento del costo de los créditos, aumentaron las cuotas mensuales que se debían pagar por ellos. Entonces, las personas que habían tomado créditos resultaron pagando cuotas muy altas que, en muchos casos, excedían su capacidad de pago. Por lo tanto, la meta de muchos de tener una vivienda propia fue frustrada por los altos costos que tenían los créditos. Ante la grave situación, algunas instituciones estatales como la Corte Constitucional tomaron las riendas del asunto. Como resultado, el 16 de Septiembre de 1999 se creó una nueva unidad con la cual se calcularían y ajustarían los créditos. Esta unidad es la UVR.

Después de 14 años, esta decisión ha generado confianza a los colombianos, ya que el Banco de la República se ha preocupado por mantener la inflación (unidad con la que se calcula la UVR) en niveles históricamente bajos.

¿Por qué un crédito en UVR? ¿Por qué un crédito en pesos?

Según el experto, los colombianos pueden tener tranquilidad de que el episodio del Upac no se va a repetir, y una de las razones por la que una persona puede pensar en esta modalidad como una alternativa, son las proyecciones que tiene el Banco de la República y su política económica de continuar trabajando para mantener a la baja este indicador. 

El crédito en pesos está diseñado para aquellas personas que no les gusta asumir mayor riesgo con su dinero, ya que con esta modalidad, usted sabe cuánto tiene que pagar y en cuánto tiempo, todo depende de cómo sean sus ingresos, es decir, si sus ingresos cada año se los ajustan con inflación, usted puede tener un crédito en inflación.

Si sus egresos son en UVR, sus ingresos son en lo mismo y usted confía en que va a tener su empleo y que le van a hacer su reajuste salarial en esta unidad, esta es la manera más barata.