personalidad financiera

Cada persona tiene una percepción distinta con respecto al dinero, mientras algunos lo ven como la recompensa al esfuerzo y trabajo, otros lo entienden simplemente como un medio para adquirir bienes y servicios, también existen otras personas que lo convierten en todo un objetivo de vida y fuente de felicidad. Esta percepción sobre el mismo formará su “personalidad financiera”.

En Saber Más Ser Más hemos identificado cinco personalidades financieras; lo invitamos a descubrir con cual se identifica y realizar los ajustes que usted considere pertinentes:

1.Personalidad impulsiva

¿Es usted de los que esconde las tarjetas cuando va al centro comercial? o ¿de los que al deprimirse se refugia en los portales de compras? Entendemos que comprar genera una sensación de felicidad instantánea, sin embargo, hacerlo de forma irresponsable y sin tener en cuenta su presupuesto lo pondrá rápidamente en una situación de sobreendeudamiento.

Si esta es su personalidad, nuestro consejo es que identifique claramente sus prioridades mensuales, reserve el dinero necesario para cumplirlas sin ningún problema, no olvide ahorrar, y con el restante no se limite a darse los gustos para los que trabaja tan arduamente.

2.Personalidad Ordenada/lógica

Esta personalidad se puede definir como la contraparte del impulsivo, tiene mucho cuidado a la hora de gastar o invertir su dinero, suele analizar cada uno de los aspectos que rodea al dinero que ganan, siempre mantienen una lista de lo que gastan y no les gusta arriesgar demasiado sin antes haber analizado cada uno de los aspectos.

Si bien, por su descripción parece que son personas que tienen las finanzas bajo control, pueden empezar a incurrir en el mal hábito de no usar el dinero para uno de sus usos más importantes, mejorar su calidad de vida mediante un viaje, un electrodoméstico, un nuevo par de zapatos o con alguna compra innecesaria de vez en cuando para alimentar un hobbie. También pueden incurrir en dejar pasar buenas oportunidades de inversión por miedo a perder parte del capital.

3.Personalidad descomplicada 

Son personas que no se interesan en exceso por la situación económica del país, o de conocer a fondo los productos o servicios financieros, simplemente ven el dinero como un medio para adquirir productos y servicios y no piensan demasiado más en el tema.

Si usted se identifica con esta personalidad le recomendamos que inscriba sus facturas para que el pago se debite automáticamente mes a mes, tanto de servicios públicos como de obligaciones financieras. De igual forma, aunque no sea su tema favorito, sería prudente suscribirse a un newsletter o seguir alguna red social que lo actualice en puntos claves del acontecer económico, sobre todo, en un panorama de constantes cambios a nivel tributario.

4.Personalidad derrochadora  

A diferencia de los impulsivos, los derrochadores no siguen un deseo momentáneo, son conscientes de los excesos en los que viven y en muchos casos se sienten orgullosos de ellos. Para este tipo de personas son usuales frases como “vivir el aquí y el ahora”, “vivir el momento” o “solo se vive una vez”.

Si este es su estilo de vida  puede optar por un ahorro automático, de manera que cada vez que reciba su pago automáticamente una parte se reserve para el futuro. Del mismo modo, le recomendamos tener claros sus gastos mensuales y ahorrar para cada una de las veces que quiera “botar la casa por la ventana”.

Finalmente: Tenga mucho cuidado con el uso del crédito, puede caer en el error de excederse y verse muy apretado en los meses siguientes, del mismo modo tenga en cuenta que el ahorro puede ser una reserva fundamental para enfrentar emergencias de una mejor manera.

Te invitamos a leer: ¿Cuáles son los errores más comunes en finanzas personales?

5.Personalidad tacaña 

No nos malinterprete, una cosa es que le aconsejamos que use sus recursos adecuadamente y otra que unas finanzas sanas sean sinónimo de restricciones y aburrimiento. Aceptémoslo, gastar dinero es divertido y darnos gustos por un merecido esfuerzo es algo más que natural.

Nuestro consejo en este caso es sencillo, sabemos que sus finanzas están en orden y su prioridad es gastar lo menos posible, sin embargo, intente siempre incluir en su presupuesto un rubro para actividades divertidas para usted y su familia; cine, viajes, almuerzos afuera, compras, en fin, recuerde que el dinero debe mejorar su calidad de vida. ¡A divertirse ahorrando y gastando!

CUAL ES EL MEJOR PRODUCTO PARA AHORRAR

 

Artículos recientes