para que las deudas no sean un dolor de cabeza

Todos en algún momento necesitaremos algún tipo de financiamiento para alcanzar metas, satisfacer alguna necesidad o cumplir un deseo. Buscar financiamiento es algo natural, sin embargo, un mal manejo del mismo se puede convertir en sobrecostos, problemas, reportes, y sobre todo intranquilidad y estrés.  

Es común que los créditos de forma individual se vean manejables, sin embargo, cuando las cuotas del carro, vivienda y tarjetas de crédito se juntan, esta carga puede llevarlo a verse en apuros, iniciando una bola de nieve al pagar sus faltantes con otro tipo de créditos o préstamos. Hoy lo ayudaremos a evitar esta situación con tips muy sencillos:  

Aprenda a utilizar los créditos a su favor:  

Antes de acceder a un crédito es importante tener claro de dónde van a salir los recursos con los que se van a pagar las cuotas. De ahí la importancia de tener un presupuesto, de esta forma usted puede identificar claramente aspectos como ahorro, pagos de otras cuotas, gastos en servicios, en alimentación y otros pagos familiares. 

Cuando a la totalidad de sus ingresos se le resta la sumatoria de sus obligaciones y el ahorro, el monto que queda es conocido como capacidad de pago; en caso de quedar positivo, este sería un estimado de la cuota que podría pagar al adquirir una deuda; si por el contrario es nulo o negativo, significa que en el momento no cuenta con capacidad de pago y no es recomendable adquirir una nueva obligación. 

Recomendamos visitar nuestra calculadora para determinar su capacidad de endeudamiento  

Otras recomendaciones no menos importantes para administrar de buena manera sus créditos actuales o venideros son: 

  • Tenga en cuenta los intereses del crédito que quiere obtener. Tenga en cuenta que los intereses dependen principalmente del plazo, riesgo asociado y del tipo de crédito. Por ejemplo, cuando son créditos con destinación específica y de largo plazo, como el hipotecario o vehicular, las tasas tienden a ser más bajas. Por el contrario, los créditos de consumo como libre inversión o tarjetas de crédito se les asigna una tasa de interés más altas. 
  • Evalúe la necesidad de los bienes y servicios que está dispuesto a conseguir por intermedio de un crédito. Siempre antes de aventurarse a comprar algo que desea, pregunte cuál es el motivo de esa compra y si de alguna manera puede ser aplazada por un tiempo mientras obtiene los recursos a través del ahorro. En la mayoría de casos, las compras no planificadas son las que generan desajustes en nuestro presupuesto. 
  • Espere a terminar de pagar una cosa para tomar la decisión de comprar otra. De esta manera, el monto que tiene previsto para el pago de deudas se puede seguir destinando al pago de una obligación futura y al mismo tiempo no afectar su capacidad de endeudamiento. 
  • Consolide sus deudas. En algunos casos es agobiante tener que ir a diferentes bancos a pagar créditos y acordarse de fechas diferentes de pago. Por lo tanto, si es posible unificar deudas y concentrar los créditos en un solo acreedor puede lograr ventajas en tasas y en costos. Existe la posibilidad de vender su cartera a uno de sus acreedores o entregarla a uno nuevo que esté dispuesto a comprarla con una mejor tasa. 

¿Qué hacer cuando la situación se vuelve insostenible? 

Si por alguna razón las cuotas mensuales de sus créditos están absorbiendo todos sus ingresos mensuales es mejor que se acerque a sus acreedores y les solicite una refinanciación. Ellos seguramente le darán más plazo para pagar el crédito, permitiendo que las cuotas mensuales se reduzcan. Tenga en cuenta que un aumento de plazo acarreará un mayor pago de intereses, pero evalúe qué es preferible: conservar su buen comportamiento financiero mientras estabiliza y organiza sus finanzas o dejar de pagar sus obligaciones y dañar su historial crediticio. 

Haga clic aquí para saber qué hacer si entra en mora. 

Recuerde, el crédito es su aliado en la consecución de metas, haga un uso responsable de él, y en caso de tener problemas, hable sinceramente con sus acreedores y plantéeles un plan de pago razonable y responsable. El buen manejo de los créditos genera confianza y permite mejorar su historial crediticio, contar con un buen historial le permitirá el acceso a nuevos préstamos que le ayudaran a cumplir sus metas.

CUAL ES EL MEJOR PRODUCTO PARA AHORRAR