117_91430_1 (1)No espere a tener una gran acumulación de recursos para buscar opciones de inversión, lo mejor es aportar el mismo monto mensual de ahorro a instrumentos que generen rentabilidad.

En la medida que usted pueda escoger alternativas rentables sus ahorros van generando intereses que con el tiempo le van a demostrar que usted ya está reinvirtiendo lo ahorrado.

Revise con cuidado las alternativas de inversión que se le puedan presentar, recuerde que no debe invertir todo su dinero en un mismo lugar y tampoco tomar las opciones con rentabilidad por fuera de lo común, estas pueden tener un alto riesgo de incumplimiento por aquel que tomó sus recursos. El mercado financiero en Colombia le permite escoger opciones de inversión que con un monto inicial bajo (desde $50.000 pesos), y le permiten empezar a generar rentabilidades bastante competitivas. Saber Más, Ser Más le presenta algunos tips de inversión:

  • Si piensa en destinar sus recursos para invertirlos en finca raíz puede buscar herramientas de ahorro que le procuren una rentabilidad fija y segura hasta completar la cuota inicial, de esta manera seguramente el banco o la institución donde usted decidió ahorrar será la misma que le prestara los recursos para lograr invertir en una vivienda o en un local.
  • Una solución para invertir en acciones o bonos, entre otros, con un capital inicial bajo son los “Fondos de Inversión” que consisten en reunir fondos de distintos inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se delega a una sociedad administradora que puede ser un banco o institución financiera. 
  • Si los recursos ahorrados tienen como destino final una inversión como la compra directa de acciones de una empresa inscrita en la Bolsa de Valores de Colombia, le recomendamos asesorarse sobre los riesgos y montos mínimos de compra, ya que estos varían sustancialmente de una empresa a otra. Consulte más aquí 
  • La cultura del ahorro vincula directamente la inversión en algún bien, por lo tanto la decisión de invertir depende más del monto necesario para que su meta sea alcanzada sin necesidad de adquirir deudas o por lo menos con el menor préstamo posible.
  • Ahora bien, si la idea es establecer un negocio con sus recursos ahorrados, debe realizar un plan financiero para que el capital de trabajo exigido por el negocio que piensa montar sea igual o inferior al dinero ahorrado. De esta manera no tendrá problema de liquidez y su sueño de tener negocio propio no se va a frustrar.
  • Cualquiera que sea la inversión que usted decida siempre debe tener como base un monto de ahorro inicial previamente establecido por usted. Convertir el ahorro en inversión es buscar opciones de independencia económica que con el tiempo generaran ingresos adicionales a los actualmente recibidos.
  • Cuando se busca que los ahorros se dirijan a la inversión siempre se está pensando en plazos de tiempo largo y esa variable constituye una cultura de ahorro que solo se logra con dedicación y sacrificio constante.