Diez consejos para tener una deuda sanaHaga un presupuestoAntes de pedir un crédito, organice sus finanzas para saber cuánto dinero entra mes a mes a su hogar (ingresos) y cuánto sale (egresos). Si sus ingresos son menores que sus gastos, identifique qué pagos puede reducir. Y si sus ingresos son mayores que sus gastos, trácese un plan de ahorro con metas específicas a cumplir.

 

Evite la deuda mala

Evite pagar a plazos un bien cuyos ingresos obtenidos sean mucho menores que el costo de la deuda.

Use el crédito a su favor

Antes de endeudarse es clave tener la seguridad que podrá cumplir con el pago de sus obligaciones a tiempo. Considere siempre que pueden presentarse imprevistos que afecten sus ingresos.

Conozca su capacidad de pago

El valor del crédito al que puede acceder depende directamente de su capacidad de endeudamiento. Verifique que sus ingresos sean suficientes para pagar la cantidad que gasta en el mes, cumplir su meta de ahorro y pagar la cuota de su crédito. Es recomendable que el porcentaje del pago que Usted haga cada mes por sus créditos no supere el 40 % de sus ingresos fijos mensuales.

Pida dinero solamente por la cantidad que necesite

No solicite ni más ni menos dinero del que realmente necesita. Si el monto pedido no es suficiente puede que no alcance a realizar su proyecto, por el contrario, pedir dinero en exceso puede dificultarle más adelante el pago de alguna cuota.

Vea las opciones que tiene y compare

Conozca las opciones que ofrecen las distintas entidades financieras y escoja la alternativa que mejor se adapte a sus necesidades. Pregunte cuál será la tasa de interés de su crédito, cuánto será el valor de su cuota mensual, cuánto tiempo durará pagando su deuda y cuáles son los recargos por retraso en el pago. Es importante que conozca el valor de todos los costos asociados a su crédito.

Lea los contratos

Cuando se haya decidido por una opción, lea el contrato y sus anexos detenidamente antes de firmar. Si tiene dudas, no le dé miedo hacer preguntas, especialmente aquellas relacionadas con los compromisos que asumirá. Una vez haya firmado, todas las obligaciones que están en los contratos y anexos deben cumplirse.

Pague puntualmente

Obtener un crédito es fácil, pero pagar el dinero que adquirió prestado es mucho más difícil. No pagar el valor total de la cuota de sus deudas a tiempo implica incurrir en intereses de mora y recargos y dejar de hacerlo, puede significar consecuencias nefastas para su futuro financiero, como procesos judiciales, embargos y un historial crediticio negativo.

Lleve el control de sus pagos

Guarde los recibos de pagos de sus cuotas para poder tener un soporte en caso de que se presente algún problema con el registro de su pago. Los recibos también le permitirán llevar el control de sus deudas y saber cuánto dinero debe, cuánto deberá pagar el próximo mes y cuánto le falta para cancelar sus obligaciones.

Tenga cuidado con las señales de alerta

Si aparecen signos que indican que tienen problemas manejando sus deudas acérquese a su entidad financiera y propóngale la posibilidad de renegociar su deuda y fijar un plan de pagos realista.