7711_171911_1Está demostrado que los problemas económicos no son exclusivos de quienes tienen pocos ingresos, o por el contrario, son lejanos a aquellos que reciben altas sumas de dinero. En realidad, las finanzas son una tarea para todos los estratos socio-económicos y para todas las edades.

De manera consciente o inconsciente, todos los días los consumidores están haciendo uso de conceptos financieros. Desde las más básicas operaciones de compra y venta, pasando por el presupuesto de ingresos y gastos de una familia, hasta la forma en la que usa la tarjeta de crédito.

El desarrollo diario de la vida, en cada una de sus etapas, exige realizar constantemente diferentes operaciones y muchas veces el desconocimiento financiero hace que se cometan errores o se tomen malas decisiones.Por esto resulta de gran importancia que todos, sin excepción de cargo, edad o profesión tengan una educación financiera.

Alguna vez se ha detenido a pensar… ¿cuánto dinero gasta exactamente cada mes?, ¿en qué invierte cada peso?, ¿cuenta con los recursos para atender una emergencia especial?, ¿está en capacidad de pagar sus deudas?, ¿cuánto dinero le queda libre de su sueldo mensualmente?, ¿cuánto de sus ingresos lo tiene destinado a ahorrar?, ¿cuál es su meta de aquí a fin de año?, ¿cuánto le va a costar en tiempo y en dinero cumplirla?, o ¿si es suficiente los esfuerzos que está haciendo para cumplirla?

Todas las personas tienen objetivos y sueños por cumplir en la vida; sin embargo, el mal manejo de sus finanzas, hace que se alejen de estos. Por el contrario, una buena educación financiera amplía la posibilidad de obtener buenos resultados, no sólo económicos si no de forma integral.

Es por esto, que para aprender a manejar el dinero y los productos financieros, no se necesita de un tedioso manual o de un curso complejo que implique horas y horas de estudio, tan sólo se requiere de una buena planeación y una conciencia de ahorro.

Es decir, que para tomar el control de sus finanzas y de alguna manera multiplicar sus ingresos, debe empezar por establecer un presupuesto y responder cada una de las preguntas que nombramos anteriormente. Sólo de esta manera, usted será consiente de sus entradas y salidas de dinero, así como de las buenas inversiones, o en su defecto, las malas que sólo le han traído pérdidas.

Ponga en práctica los consejos que Cuadresubolsillo.com le da y empiece a cumplir los proyectos que siempre postergó porque no había podido llevarlos a cabo.