6477_142924_1 (1)Tener vivienda propia es una de las metas más frecuentes y más importantes para las personas y las familias, pero antes de adquirirla hay que decidirse por el tipo de inmueble y considerar la capacidad de endeudamiento. En este tipo de inversiones, lo usual es que todos quieran estrenar.

 

La búsqueda

Para poder disfrutar al máximo de una vivienda nueva y convertirla en un proyecto duradero y satisfactorio, es recomendable recurrir a diferentes fuentes de información y dedicarle al tema tiempo y paciencia. En Internet se ahorra tiempo y gasolina y se cuenta con una fuente de información muy práctica y completa, se pueden ver fotos, maquetas e incluso hacer recorridos de 360° y consultar los precios con claridad. En caso de que prefiera hacerlo personalmente tómese el tiempo para visitar las zonas residenciales favoritas y preferiblemente vaya en compañía del grupo familiar. Tanto los avisos clasificados como las inmobiliarias son una buena opción, no obstante tenga en cuenta que estas últimas cobran un porcentaje sobre la venta.

 

Seguridad y materiales

La ventaja de poder optar por un proyecto de vivienda nueva va más allá de estrenar y de la comodidad. En materia de seguridad, puede que el proyecto cuente con sistemas cerrados de televisión, cercas electrificadas, botones de pánico y un personal de vigilancia competente y capacitado para en caso de eventualidades dar una oportuna respuesta con apoyo de las autoridades.

Por otro lado, como comprador está en todo su derecho de conocer a fondo los nombres de las empresas constructoras, el arquitecto y la curaduría urbana que expide la licencia. Del mismo modo es válido conocer los materiales empleados el tipo de acabados, los muebles adicionales y la posibilidad de acceder a depósitos o a parqueaderos. No sobra indagar sobre la fecha de entrega del proyecto y tenerla por escrito en caso de que la vivienda llegara a no ser terminada.

 

La tubería

Al adquirir una vivienda que no está en uso se recibe con tubería nueva lo que garantiza que los grifos de la cocina, baño y zona de lavado funcionarán perfectamente. Pisos, paredes y pintura. Una de las mayores ventajas que tienen los propietarios cuando reciben su casa nueva es la de encontrar pisos en excelente estado y paredes limpias que generalmente son blancas, lo que permite hacer cambios de pintura sin dificultades. Además una vivienda usada que tenga problemas de tubería o humedad puede acarrear daños serios e incluso estructurales que vienen acompañados de costos considerablemente altos.

 

Muebles y accesorios

Los closets, los estantes de la cocina y los muebles del baño, como están por estrenar no tienen problemas de humedad, por lo que se puede guardar el mercado, la ropa y los productos de higiene personal con tranquilidad y sin peligro. En los casos en que los nuevos propietarios de vivienda quieran poner un toque personal a sus espacios, pueden participar en la selección de los acabados y obtener los resultados que esperan sin tener que adecuarse al estado de una vivienda usada.

 

Remodelaciones sí, reparaciones no

Es muy importante tener en cuenta como dueños que el objetivo de las remodelaciones es aparte de obtener comodidad y calidad de vida, agregarle valorización a la vivienda en lugar de obedecer a caprichos o invertir en costosos arreglos que impacten de manera negativa la estabilidad de la economía familiar.

 

Redes eléctricas

Otro de los mayores beneficios de estrenar casa es encontrarse con conexiones eléctricas seguras y que por su tecnología pueden ayudarle a economizar, por lo que conectar los electrodomésticos no generará problemas, ya que las tomas de corriente funcionarán sin complicaciones y tanto las redes como los instrumentos de medición deberán funcionar perfectamente evitando sobrecostos. 

 

Pensar en el futuro

Además de acceder a un espacio vital, la vivienda propia le dará tranquilidad como parte de su patrimonio, le evitará dificultades relacionadas con el pago de renta y las restricciones que los habitantes en arriendo tienen en cuanto a construcción, remodelación y disposición del inmueble. Si su capacidad laboral disminuye con el tiempo tendrá la seguridad de un lugar propio base para el desarrollo de la familia.