Última actualización: mayo 27, 2021 - 01:42 pm

Esta publicación fue actualizada el jueves, 27 de mayo de 2021

La respuesta es sencilla, sí pueden hacerlo. En el mes de marzo se anunció que no se podría alterar negativamente el puntaje crediticio en centrales de riesgo para quienes no pudieran cumplir con sus obligaciones durante la emergencia del Covid-19, esta fue una decisión avalada por la Superintendencia Financiera, y pensada como una solución para los millones de colombianos que se verían afectados por la pandemia.

Sin embargo, era una norma que duraría desde marzo de 2020 hasta el mes de julio del mismo año, por 120 días. A partir de ahí, y dado que la emergencia continúa, la instrucción vigente para las entidades corresponde a la circular 022 de la Superintendencia Financiera, donde se recalca que el deudor que incumpla con su obligación, haya sido beneficiario de los alivios o no, le serán aplicables las normas de habeas data, es decir, sí lo pueden reportar.

Sabemos que la pandemia golpeó a muchos, las familias sintieron el impacto en su economía y son bastantes a las que hoy les queda difícil pagar la cuota de su obligación, la recomendación es contactar a la entidad y ver a qué soluciones pueden llegar, bien sea acogiéndose a los alivios otorgados bajo el marco del Programa de Acompañamiento a Deudores, o a nuevos acuerdos que le alivianen las cargas. En el caso de las renegociaciones que se realicen dentro del PAD, por ejemplo, y así queda expreso en la circular 022, no serán objeto de reporte y no afectarán su calificación (siempre y cuando cumpla con lo acordado, por supuesto).

Por último, y esta aclaración es más que necesaria, tenga en cuenta que si accede a alguno de los alivios financieros otorgados durante la pandemia o acude al banco buscando opciones para no caer en mora, esos beneficios no significan que le perdonarán la deuda o que esta vaya a bajar, casi que en ningún caso, al contrario es probable que se demore un poquito más en pagarla o que el monto sea un poco mayor.

Se preguntará entonces cuál es el beneficio si va a terminar pagando más o demorándose más: la ayuda está en que hoy tiene problemas de liquidez, o no tiene los recursos para pagar ahora, por eso la solución es justamente para el momento difícil por el que está pasando, para que no se atrase, es por un tiempo mientras se cuadra y ya puede empezar o continuar con el pago de la deuda.

Recuerde que no enfrentar la situación, o dejarla para después, no es una buena idea y se debe evitar a toda costa, pues solo hará que la deuda sea impagable y que más adelante cuando necesite nuevamente de un producto o servicio financiero le sea muy difícil acceder.

 

Otros artículos que le pueden interesar:

Diferencias entre periodo de gracia y congelamiento de deuda.

 

¿Te pareció útil este articulo?