6463_93414_11. Consuma conscientemente:

Es recomendable que conozca el alcance de su poder de compra y los derechos y obligaciones que tiene como consumidor comercial y financiero. El nivel de vida no solo se mide por la capacidad de gastar, sino de hacerlo conservando el bienestar, saber cuándo no hacerlo y ante todo evitar la impulsividad y ser precavido con  las oportunidades sospechosamente buenas.

 

2. Siempre infórmese:

No compre a ciegas y sin consultar las bondades o desventajas de lo que adquiere, porque muy probablemente le saldrá más costoso. Revise la calidad, la cantidad y el precio de cada producto.  De igual forma esté alerta a las promociones, para ello puede usar herramientas disponibles en internet, como los portales que comparan el precio de un mismo articulo en distintos comercios. 

 

3. Solo lo original:

Recuerde que sus costumbres a la hora de comprar un producto o adquirir un servicio, por lo general, los afecta a todos. Por ejemplo, si prefiere  el sistema de financiación de los «gota a gota» o las famosas «pirámides» en vez de recurrir al sistema financiero formal,  está asumiendo costos innecesarios y lo más preocupante, arriesgando la seguridad de su dinero. Además de que puede estar ayudando a solventar iniciativas ilegales o que evaden controles y responsabilidades legales, recuerde que las entidades registradas en FOGAFIN son las únicas que le pueden garantizar recuperación en caso de liquidación.

 

4. Ahorro inteligente:

Haciendo uso consciente de los servicios públicos (agua, energía y gas entre otros ) podrá invertir el dinero ahorrado en otras necesidades, al mismo tiempo que está cuidando el medio ambiente y teniendo un comportamiento ejemplar hacia su familia. Si estas prácticas se vuelven hábitos y se propagan en el grupo familiar los beneficios serán evidentes.

 

5. Organice:

Es la mayor virtud para quienes quieren cumplir sus metas y objetivos. Si convive con alguien más y se organizan en materia de planeación de gastos podrán lograr mejor calidad en productos y servicios. Cuando el tema económico es tabú o se ve influido por la dominancia de alguna de las partes, el desorden y las fugas de recursos estarán al acecho.

 

6. Maneje bien los aumentos o bonificaciones:

Al ser privilegiado con un ascenso o  aumento salarial, no caiga en la tentación de traducirlo en mas deudas, porque de manera indirecta impide la posibilidad de ahorrar.