Principales características de los contratos de las entidades financierasEn el momento que abre una cuenta o adquiere un crédito está firmando un contrato en donde el banco y usted aceptan ciertas obligaciones y cargas que ya están establecidas para todos los clientes y que, desde el momento de firmar, usted acepta en su totalidad. Por lo anterior, es importante conocer que la ley establece que los contratos deben cumplir, por lo menos, con los siguientes requisitos:

* Todas las condiciones del producto o servicio se deben incluir en el contrato y la entidad no podrá asumir que por su generalidad son conocidos por los potenciales clientes. Solo su firma le da aceptación a la totalidad del contrato.

* La redacción de las condiciones generales debe estar escrita de manera transparente y clara, evitando las dudas o imprecisiones que lo afecten.

* Así sean condiciones generales, en el momento de alguna interpretación, deben aplicarse de manera particular al afectado.

Con las entidades no hay “letra menuda”

Por ley se anularán sin necesidad de cuestionamiento todas aquellas cláusulas abusivas entendidas como condiciones que en el contrato causan perjuicio al consumidor y un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de los clientes que se acercan al sistema financiero, causando conflictos al realizar alguna operación. Algunos ejemplos de cláusulas abusivas son: 

· Falta de claridad:

Utilizar términos bancarios o financieros difíciles de entender, sin darle contexto y sencillez a las palabras para que sean de fácil comprensión.

· Exigir garantías desproporcionadas:

Como los créditos rara vez no exigen garantías, éstas deben estar de acuerdo y a la medida del riesgo asumido por el banco.

· Resolución anticipada:

Se debe expresar con claridad las razones que darán terminación al contrato.

· Sometimiento a algunos tribunales: 

Es necesario que se enuncie claramente las maneras de cobro en caso de mora.

· Ocultar el cobro de comisiones: 

Todos los costos o cobros administrativos tienen que estar expresados y publicados, para que el cliente pueda tomar una decisión objetiva.

Control de la Superintendencia Financiera de Colombia

Para reducir las quejas y conflictos entre los usuarios y las entidades financieras, la entidad de control a través de circulares dirigidas a los bancos ha solicitado que a partir de 2012 los contratos tengan letras más legibles y contenidos fáciles de entender por los usuarios.