pensiones y cesan tías

Recuerde que, aunque muchas entidades ofrecen administrar sus pensiones y cesantías, son conceptos distintos. Las cesantías son una prestación social que se establece por ley para amparar a todo trabajador que se quede desempleado o cesante (aunque también se pueden usar para financiar (educación, vivienda, entre otros), por otro lado, la pensión es un ahorro que gestiona el propio trabajador durante su vida laboral y esta diseñada para garantizar un futuro económico cuando deje de trabajar, ya sea por vejez o invalidez.

Eso si, ambas cosas son sinónimo de bienestar y ahorro, ya que protegen al trabajador en las circunstancias explicadas. Dicho esto, le vamos a presentar algunas claves para manejar su pensión o cesantía de forma correcta. De forma que se pueda ahorrar y no se pierda el nivel de vida al retirarse:

Pensiones

  1. Cambiar la mentalidad

    La mayoría de las personas piensan más en sus necesidades inmediatas y no en lo que sucederá dentro de 30 años. Un claro ejemplo es que actualmente no se ahorra lo suficiente para el retiro, se “siente” mejor planear un viaje que será en un mes que aportar para a su fondo de pensiones voluntarias.

    La mentalidad del “ahora” es válida, pero, si se practica con frecuencia podría llegar a ser perjudicial para nuestra estabilidad financiera a futuro. Se debe reconocer que la vida tiene etapas y debemos estar preparados para cada una de las mismas.

  2. Planificar su retiro desde el primer salario formal

    Cuanto más joven empiece a pensar en su retiro menos esfuerzo supondrá ahorrar; ya que existen menos gastos, menos responsabilidades y más tiempo para que su dinero rente, es por ello que el momento ideal para empezar a pensar en su retiro es cuando se obtiene el primer salario formal. Es fundamental que compare las opciones ofrecidos por los fondos privados y Colpensiones y elija el más conveniente según su caso. Consulte más aquí.

  3. Su retiro no depende del azar

    Teniendo en cuenta que la edad promedio de jubilación es de 65 años ¿Cómo quiere vivir cuando llegue a esa edad? Un buen ejercicio para responder esta pregunta es teniendo las cuentas claras y reales. Así podrá determinar si su pensión será suficiente o requiere complementar con ingresos adicionales como inversiones o aportes a pensiones voluntarias. Recuerde, entre antes se preocupe por estos temas, mas fácil será gestionarlo. Lo invitamos a hablar con su administradora de pensiones al respecto.

Cesantías

  1. Recuerde cual es el objetivo de este ahorro

    Es importante tener en mente que nadie está exento de quedarse sin trabajo, y las cesantías son la mejor protección para esos momentos. Por eso recomendamos que siempre conserve una parte importante este ahorro para esos momentos laborales difíciles.

  2. Úselas con mesura 

    Si desafortunadamente usted ha quedado desempleado, use sus cesantías para mantener los gastos indispensables hasta que logre engancharse nuevamente en otro trabajo. No cometa el error de “confiarse” y gastar más de la cuenta en viajes, invitaciones y otro tipo de consumos no necesarios; recuerde que es imposible saber a ciencia cierta cuando tiempo le tomará encontrar un nuevo trabajo.

EBOOK - Conozca los beneficios del crédito de vehículo