big data

El creciente desarrollo tecnológico, enmarcado en una era digital en constante transformación, ha derivado en un nuevo ecosistema donde las personas, cada vez más conectadas a través de sus dispositivos electrónicos, crean huellas digitales y marcas de identidad. Esta nueva realidad ha derivado en un incremento de la generación de datos y en el almacenamiento de los mismos por parte de empresas que tienen dentro de sus objetivos detectar nuevas oportunidades de negocio y, en ocasiones, obtener ventajas competitivas en su industria.  

Si bien el aprovechamiento de grandes cantidades de información que agreguen valor y optimicen la toma de decisiones se presenta como una gran oportunidad, no es menos cierto que también enfrenta desafíos significativos. En efecto, aplicar adecuadamente el análisis a dichos volúmenes no solo requiere identificar de manera precisa el objetivo a alcanzar sino la implementación de complejas tecnologías que favorezcan el procesamiento de los datos a gran velocidad. 

Con el ánimo de dar respuesta a la problemática del manejo de información, nace el concepto “Big Data” el cual es definido por Gartner (una de las firmas consultoras líderes en Data Science) como aquellos “Activos de información caracterizados por tener un alto volumen, alta velocidad y/o gran variedad que demandan soluciones innovadoras y eficientes de procesamiento de la información que permiten un mejor conocimiento, toma de decisiones y automatización de las organizaciones”. En términos generales el termino Big Data se asocia a la administración y análisis de cantidades gigantescas de información de datos que no pueden tratarse de manera tradicional, ya que rebasan las capacidades computacionales y límites del software que son usados normalmente para la gestión, captura y procesamiento de información.  

Características del Big Data 

Las características del Big Data hacen referencia a las tres “V” (Volumen, variedad y velocidad). Sin embargo, recientemente se ha incursionado en un análisis más amplio, incorporando dos características nuevas: Valor del dato y veracidad. Las razones de cada una de las características son:  

Volumen: cuando se habla de Big Data se hace alusión a grandes volúmenes de datos, refiriéndose a Terabytes o Petabytes8 que superan a la gestión de estos en sistemas tradicionales.  

Variedad: se refiere a incluir una variedad de datos diferentes obtenidos a partir de fuentes no tradicionales como las redes sociales, dispositivos electrónicos que se encuentran conectados, sensores que permiten conocer movimientos y hábitos cotidianos, entre otros.  

Velocidad: se basa en la rapidez con la que se reciben, procesan y se toman decisiones en función de los datos. En la mayoría de los sistemas tradicionales el análisis de grandes volúmenes de información de forma inmediata y eficiente es complejo, mientras que en el contexto de Big Data se facilita. Lo anterior permite lograr mejores resultados en cuanto a la detección de fraude o realización de ofertas personalizadas de clientes en tiempo real. 

Veracidad: se refiere a la confiabilidad de los datos. Extrayendo aquellos que cuenten con la calidad requerida se puede llegar a obtener información precisa, lo que optimiza la toma de decisiones. 

Valor: hace relación a la importancia de los datos en el negocio. Se debe tener claro que la información debe ser analizada por un profesional con perfil científico, tecnológico y con visión del negocio, pues debe extraerse la información realmente útil para la toma de decisiones. 

La aplicación del Big Data no es sencilla, esta tecnología tiene muchos desafíos que involucran múltiples factores, desde los técnicos hasta los humanos. Es casi un arte ir más allá del almacenamiento de la información para volverla realmente útil para la generación de valor agregado en los negocios. Sin duda, son muchos los retos en este campo, pero, desde luego, existen enormes beneficios asociados a su adecuado manejo y utilización. 

QUÉ DEBE SABER ANTES DE REALIZAR COMPRAS CON TARJETAS DE CRÉDITO EN EL EXTRANJERO