Última actualización: septiembre 16, 2021 - 03:10 pm

Esta publicación fue actualizada el jueves, 16 de septiembre de 2021

 

Basta con analizar los últimos 30 años de nuestra historia para sorprendernos con la capacidad que tiene la humanidad para crear; las nuevas tecnologías han transformado rápidamente nuestros hábitos, las industrias de todos los sectores económicos y, por extensión, la sociedad. Por ello, hablemos en este espacio de una de las innovaciones que está marcando un precedente en la tecnología financiera: el blockchain.  

Le interesa: Bitcoin, 5 claves para entender de qué se trata. 

El concepto de blockchain en pocas palabras

La tecnología blockchain es una herramienta de mantenimiento de registros, una gran base de datos (si queremos verlo de tal modo). Estos registros son descentralizados – es decir, la red no está controlada o vigilada por una autoridad – lo que determina entonces que estas redes serán imposibles de manipular ya que la información pasa por nodos (u ordenadores) distribuidos en todo el mundo.

La blockchain permite compartir o transferir información de forma segura ya que como lo dice su nombre en español, el flujo de información funciona como una “cadena de bloques”: Como una ‘cadena’ porque todo está entrelazado y registrado en orden cronológico. 

Y en ‘bloques’ porque las transacciones se agregan a la cadena en grupos, en vez de hacerlo individualmente.

El origen del blockchain

Cuando hablamos del origen del blockchain existen documentos y expertos que registran el nacimiento de esta tecnología desde finales de los 90 cuando se descubren cadenas de bloques protegidas criptográficamente.

Sin embargo, fue hasta 2008, cuando Satoshi Nakamoto publicó un documento en donde se mostraba por primera vez un sistema efectivo que permitía la realización de pagos electrónicos directos entre personas, el cual elimina la necesidad de que una institución financiera estuviera detrás de la transacción: el bitcoin.

Uno de los retos que este sistema superó fue el de evitar que el dinero electrónico se usará dos o más veces por la misma persona.

La solución a este problema fue la creación de un registro cronológico que permite anotar todas las transacciones realizadas, de tal forma que, si usted gasta el dinero, este quedaría registrado definitivamente impidiéndole gastarlo de nuevo, el nombre de este registro es cadena de bloques o “Blockchain”.

En 2014 se habló por primera vez de la tecnología blockchain separada de la moneda, se exploró también su potencial para otras transacciones financieras entre organizaciones; es allí cuando nace el Blockchain 2.0.

Desde el blockchain 2.0 se habla de la cadena de bloques Ethereum, este concepto introduce programas informáticos en los bloques, que representan instrumentos financieros como los bonos. Estos se conocen como contratos inteligentes, pero de este tema hablaremos en otro artículo.

Para avanzar, debemos empezar aclarando que blockchain no es lo mismo que bitcoin; en palabras que podamos entender: bitcoin funciona gracias a blockchain, pero blockchain se fue haciendo paso para que pudiese funcionar de modo independiente, como lo revisamos anteriormente.

¿Cómo funciona?

Revisémoslo de una manera dinámica con el siguiente diagrama:

Diagrama funcionamiento del blockchain

¿Es el blockchain el futuro de la industria financiera?

Se preguntará ¿Qué uso tiene el blockchain en nuestro diario vivir? Bueno, el uso de las cadenas de bloque han cobrado gran importancia dentro de los consumidores financieros ya que son vistas como este gran libro de contabilidad.

Puede leer: Bancos digitales vs banca virtual y sus nuevos productos financieros.

Y aunque si bien, las aplicaciones iniciales de esta tecnología se enfocaron en monedas virtuales, el interés por el Blockchain ha sido creciente y en los últimos años gobiernos, empresas y startups han invertido recursos desarrollando nuevos productos y explorando sus posibles usos. 

El proyecto Hyper Ledger, en donde más de 100 compañías a nivel mundial, como Accenture, AIRBUS, BNP Paribas, IBM, Intel, JPMorgan, IBM, Samsung, entre otras, se encuentran trabajando de manera colaborativa en el desarrollo de software de código abierto que garantice la transparencia, la longevidad, la interoperabilidad y el soporte necesario para llevar adelante la adopción comercial del blockchain en todos los sectores.

En una situación cotidiana la tecnología blockchain se puede aplicar cuando por ejemplo, un notario tenga que dar fe de que una compraventa se completó o cuando las compañías de seguros deban gestionar de un modo seguro partes de accidentes, reclamaciones, defunciones o fraudes; Esta tecnología ayuda a un ahorro en tiempo y dinero cuando se delegan procesos a muchos nodos en la web.

El potencial de blockchain

Entre los potenciales beneficiarios del blockchain está el sector financiero, dado que esta tecnología puede representar grandes ahorros en infraestructura, la mejora en la eficiencia de los procesos en el back -office, además de ser un facilitador para el desarrollo de nuevos negocios digitales que lleven a la implementación de novedosos modelos de negocios y diseño de nuevos productos y servicios.

Es por ello que más de 75 grandes bancos se han venido agrupando en un consorcio llamado R3, con el fin de desarrollar la arquitectura base de referencia que sostendrá, en pocas palabras: un libro de contabilidad financiera global.

En concreto, se establecen tres usos específicos de blockchain en los servicios de entidades financieras en los siguientes ámbitos:

  •   Industria de medios de pago
  •   Mercado de Capitales e Inversión
  •   Procesos de Cumplimiento

Con lo anterior podemos entender con claridad el rumbo de las nuevas tecnologías con respecto a la economía y las unidades de valor además de cómo pueden contribuir a la optimización de recursos y tiempos para todos los actores del sistema financiero.

Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: ¿Cómo comprar en línea sin ser estafado en el intento?

 

¿Te pareció útil este articulo?