Última actualización: junio 1, 2021 - 04:07 pm

Esta publicación fue actualizada el martes, 1 de junio de 2021

Toda entidad financiera formal cobra una porcentaje adicional al dinero que presta a sus usuarios, esta ganancia periódica, que se conoce como interés, varía entre cada banco, cooperativa, corporación financiera o compañía de financiamiento, entre otras, por lo que antes de solicitar un crédito, es clave que las personas comparen entre las diferentes tasas de interés y se decidan por la mejor opción.

Aunque este porcentaje no es el mismo en cada establecimiento crediticio, el interés bancario corriente los unifica, pues hace referencia al promedio de las tasas que cobran dichas entidades a sus clientes durante un tiempo determinado.

Este valor, además de darle una orientación a los usuarios, y a los prestadores del servicio respecto a sus competidores, sirve de base para calcular la usura, una regla común para todos, que determina el valor máximo que puede cobrar una entidad o persona que preste dinero, y queda expreso que quien no lo respete cometerá un delito.

Se considera usura si el valor cobrado excede en 1,5 veces al interés bancario corriente. Es decir, si la tasa de referencia, por ejemplo, es de 19,3%, la tasa de usura se ubica en 28,95%.

La Superintendencia Financiera es la encargada de regular y fijar la tasa de interés bancario corriente y su fecha de vigencia. Los comunicados, donde se publican estas referencias, se actualizan cada mes, tres meses y doce meses, según el tipo de interés bancario corriente. (Puede encontrarlos aquí)

Tipos de interés bancario corriente

  • Para créditos de consumo y ordinario: En este caso, donde los créditos son otorgados a personas naturales para financiar la adquisición de algún bien o servicio, la tasa de interés bancario corriente tiene una actualización mensual. Los datos recopilados entonces, corresponden a las cuatro semanas anteriores a la certificación.
  • Para microcréditos: En esta modalidad de financiamiento, que está enfocada en financiar a la microempresa, la tasa de interés bancario tiene una actualización trimestral. Es decir, que la información remitida por los establecimientos crediticios, sobre microcrédito, corresponde a las doce semanas anteriores a la certificación.
  •  Para créditos de consumo de bajo monto: En esta línea de crédito, dirigida a personas naturales que no hayan accedido a un crédito y cuyo monto máximo de endeudamiento es de cuatro salarios mínimos, la tasa de interés bancario corriente tiene una actualización anual.

 Es clave que antes de solicitar un crédito revise muy bien entre entidad y entidad cuál le ofrece las mejores condiciones, conseguir una tasa de interés favorable, por ejemplo, le puede ahorrar tanto dolores de cabeza como dinero. Así mismo recuerde verificar con su banco si la tasa es fija o varía durante la vigencia del crédito.

Otros artículos que le podrían interesar:

8 cosas que debe tener en cuenta antes de solicitar un crédito

Antes de solicitar un crédito  

¿Te pareció útil este articulo?