97_17524_1

Saber Más, Ser Más le propone estos tips para disminuir su nivel de deuda y gozar de una vida sin “culebras”:

Conozca sus deudas. Piense en todas sus deudas y organícelas en una lista, identifique a quién le debe, cuánto les debe, el valor de las cuotas mensuales, fechas de pago y costos de los créditos con esta información ya puede empezar a organizar sus deudas y a planear la mejor manera de afrontarlas.

 

Cuide su límite de crédito. Si logra identificar que sus ingresos mensuales apenas le alcanzan para pagar lo que debe,  es momento para sanear su situación financiera. Es importante que evite  adquirir nuevas deudas  y utilice sus excedentes de dinero para bajar las deudas de más corto plazo.

 

Revise sus gastos. Como es muy probable que sea muy difícil aumentar los ingresos de manera inmediata, lo que si puede hacer es organizar sus gastos. Evite consumos innecesarios y recuerde que entre mayor sea el disponible que pueda destinar para pagar créditos más rápido va a salir de sus deudas.

 

Elabore un presupuesto. Verifique sus ingresos, organice sus gastos y destine un monto de sus ingresos para ahorrar. El dinero ahorrado puede servir para cumplir distintos objetivos, entre esos pagar sus deudas si se siente sobreendeudado.

 

Negocie sus deudas. Antes de dejar de pagar, acérquese a las instituciones financieras donde tiene sus créditos, manifieste con toda sinceridad su situación actual y busque alternativas que le ayuden a lograr el pago mensual de su deuda. No incurra en mora, el hacerlo, además de generarle más costos afectará su historial de crédito.

 

Determine un valor mensual para sus deudas. Establezca previamente un monto de dinero que sirva para cubrir el pago de las cuotas de sus créditos y si es posible,  un valor adicional. El dinero destinado para pago de deudas es fácil de identificar si realiza un presupuesto y mes a mes lo va ajustando.

 

Siempre busque ingresos adicionales. El presupuesto le ayuda a cambiar sus costumbres en cuanto a consumo mes a mes. Sin embargo, encontrar otra fuente de ingresos lo ayudará a obtener liquidez para pagar más rápido sus obligaciones y después ahorrar.