Recomendaciones para no caer en errores financieros

Las entidades bancarias buscan siempre comunicar sus tarifas de manera clara y transparentes a través de mecanismos como sus páginas web, carteleras en las oficinas, extractos y en el reporte anual de costos totales, incluso se informan antes de realizar operaciones, por ejemplo, en los cajeros automáticos.

Sin embargo, por desconocimiento o falta de planeación, muchos colombianos terminan cayendo en errores financieros y pagando comisiones o costos que fácilmente podrían evitar.

En Saber más Ser más hoy te contaremos cuáles son esos 8 errores financieros que debes evitar, si de más no quiere pagar:

1. No comparar condiciones, precio y calidad

Es importante informarse sobre las diferentes opciones que ofrecen las entidades financieras, recuerda que no todas manejan los mismos productos y servicios, ni ofrecen tarifas, tasas, beneficios o restricciones iguales. Compara y escoge entre las opciones del mercado la que más se acomode a tus necesidades.

Usar adecuadamente los servicios diseñados alrededor de los productos financieros representará un ahorro en comisiones y cargos. Por ejemplo:

  • Pagar directamente en los supermercados, almacenes y restaurantes con su tarjeta. Recuerde que pagar con su tarjeta en comercios no tienen ningún costo para usted.
  • Si necesitas disponer de dinero en efectivo, averigua cuántos retiros gratuitos tiene en tu entidad financiera al mes y prográmate para retirar lo que necesitas con este número de transacciones. También consulta sobre el precio de realizar esta operación desde los cajeros de su banco y desde otras redes.
  • Si debes enviar dinero a otra persona, utiliza la opción de “transferencias” disponible en la página transaccional de tu banco, línea de audio respuesta o Banca Móvil. Este servicio suele ser gratuito o con muy bajo costo y te ahorrarás las filas en el cajero automático y en el banco o empresa de giros, además los costos de transporte y el riesgo de cargar efectivo.  
  • Pagar los servicios públicos nunca será un plan divertido, por el contrario, representa un tedioso procedimiento. Es por ello que casi todas las entidades han diseñado portales para que puedas pagar los servicios públicos directo desde tu cuenta de ahorros, evitando así tener que retirar el dinero de un cajero automático y esperar en una línea para volverlo a entregar.

2. No marcar su cuenta como exenta del 4 x mil

Puedes tener una cuenta de ahorros exenta de este impuesto, siempre y cuando sus movimientos mensuales no excedan 350 UVT (Unidad de Valor Tributario) y si es pensionado, puede tener hasta dos cuentas exentas.

Para esto el trámite es sencillo, solo debe acercarse a su entidad bancaria y solicitar que su cuenta quede exenta del 4×1000.

 3. No pagar puntualmente sus deudas

Ser cumplido en el pago de sus obligaciones evita recargos e intereses de mora, y será tu mejor carta de presentación para acceder a nuevos productos y servicios financieros. Para no colgarse en las deudas, es clave conocer la capacidad de pago y no usar su tarjeta de crédito como una extensión de los ingresos.

Las deudas no serán un dolor de cabeza con estos sencillos consejos.

4. Firmar sin leer

Al adquirir un producto o servicio con lee todos los documentos y si tienes alguna duda sobre los beneficios pregunta sobre la vigencia de estos y si tienen alguna restricción.

5. No hacer cuentas en el crédito informal

Aunque sea fácil conseguir recursos a través de créditos informales como casas de empeño y “gota a gota”, sus costos siempre son mayores que los que cobra el sistema financiero. Al endeudarse informalmente, puedes terminar pagando el doble o más del valor de su préstamo.

6. Usar el crédito como un ingreso más

No utilices el crédito para comprar artículos que consuma antes de terminar de pagarlos, tales como el mercado o salir a comer. Por el contrario, aprovéchelo para adquirir bienes durables como la vivienda, un computador que facilite el trabajo, un carro que mejore tu calidad de vida o que representen beneficios futuros, como la educación e inversión.
7. Endeudarte sin tener un plan de pagos claro

Antes de endeudarse, haga un balance entre su capacidad de pago y el costo que asumirá, tenga en cuenta que, entre menor sea el plazo de la deuda, mayor será el valor de su cuota mensual; aunque pagarás menos en intereses.

8. No ahorrar ni asegurarte

Evalúa tus riesgos y constituye un fondo de emergencia o adquiere un seguro. Nadie está exento de un suceso inesperado, como una enfermedad o un accidente, y no estar preparado puede resultar muy costoso.

Recuerda: antes de tomar cualquier decisión que pueda afectar su bolsillo infórmate, compara, realiza un plan de acción y síguelo, esta es la forma más eficiente de evitar errores financieros costosos.