Si llegó el fin de mes y ya no tiene dinero para los transportes o se atrasó con alguna responsabilidad, y cree que el origen de sus problemas financieros está en que le pagan mensual y no quincenal, como quisiera, debe tener presente que, posiblemente, esa no es la verdadera razón de su situación, y que la mejor salida para su problema es organizarse.

Si su caso es diferente, y el problema es que, al pagar el arriendo o una deuda grande, por ejemplo, la hipoteca, se le va todo el dinero de una quincena, y está seguro de que todo se solucionaría si le pagaran mensual y no le dividieran su salario en dos, debe considerar que la periodicidad del pago no tiene por qué ser un factor determinante para verse sin dinero, la solución está en planificar mejor sus gastos.

Las empresas le pueden pagar su sueldo de cualquiera de estas dos formas, y en cada caso usted debe aprender a ordenar su dinero. Lo recomendable, es comenzar a controlar en qué va gastando el dinero y hacer un presupuesto, lo más cercano a la realidad, que le permita no atrasarse con las deudas.   Le contamos algunas estrategias que le pueden ayudar a “estirar” el salario y cumplir con todo, sin que la frecuencia del pago sea un dolor de cabeza.

Salario mensual

Recibir el sueldo completo una vez al mes tiene sus ventajas, por ejemplo, tiene disponible el dinero y puede cubrir pagos elevados, que con la quincena no le alcanzaría. En teoría, también, sería más sencillo programarse, gestionar el dinero y asignarle el valor correspondiente a cada gasto, y así saber cuánto le queda y de cuánto puede disponer sin tener problemas al final.  Sin embargo, recibir todo el dinero en un solo día puede ser caótico si no se organiza y no tiene en cuenta que faltan muchos días para recibir el pago nuevamente, y en ese periodo puede surgir cualquier urgencia o gasto con el que no contaba.

 

  • Defina cuánto tiene realmente. Es decir, de su ingreso reste todo lo que tiene por pagar como, tarjetas, recibos o el arriendo. No olvide incluir también los gastos de alimentación, transporte y todo lo que le implique una salida de dinero. Le recomendamos incluir un porcentaje para entretenimiento y otro para ahorro, de 10% cada uno, si es posible.
  • Los primeros 5 días son claves. Esa primera semana en que recibe el pago es donde, generalmente, la gente se descuadra, pues el pico de consumo de las familias aumenta.
  • Se recomienda tener un fondo de emergencias, guardar entre el 8% y el 15% del salario, dependiendo sus posibilidades, por si ocurre un gasto improvisto.
  • Una estrategia que puede serle de utilidad es, descargar Tuahorrapp, para saber cuánto debería gastar diariamente y no descuadrarse
  • Evite retirar todo el dinero de una sola vez, además de que puede ser peligroso, se puede convertir en dinero de bolsillo que no sabe en qué gastó.

 

Salario quincenal

Muchos trabajadores prefieren recibir su sueldo en dos fechas, pues les da más libertad, y se sienten más tranquilos, porque si en el primer pago sobrepasaron sus gastos, tienen la posibilidad de recuperarse en el segundo.  Pero, a veces, esa misma confianza hace que el empleado deje todo para la segunda fecha, y ese ingreso puede no ser suficiente para costear los pagos y las necesidades. Además, el hecho de recargar todas sus obligaciones en un solo pago, hará que el dinero se vaya casi que inmediatamente y el trabajador empiece a padecer por los próximos quince días.

  • Aunque el flujo de efectivo es menor, se deben planificar los gastos considerando el total del sueldo y tener un panorama de todo el mes, para no excederse en gastos o pagos, en ambas o en alguna de las fechas.
  • Podría entonces, si las fechas de sus responsabilidades lo permiten, destinar una de las quincenas para el abono o pago de sus deudas y obligaciones, y el porcentaje restante dejarlo como ahorro. Y la otra quincena dedicarla a los gastos de alimentación, transporte, educación, etc.
  • La otra salida, si no es posible ajustar sus pagos a fechas cercanas, es destinar, en cada quincena, la mitad del ingreso para el pago de obligaciones y la otra mitad para gastos y ahorro.

Será un poco más sencillo y la importancia de si un pago es quincenal o mensual disminuiría a la hora de hacer rendir el dinero, si usted le da un uso con propósito a cada peso, y es consciente de cada gasto que realiza y de los que le faltan antes de finalizar el mes.

 

 

¿Te pareció útil este articulo?