¿Necesita realizar sus trámites financieros de una forma más ágil?, ¿la oficina bancaria más cercana a su casa le queda muy lejos? O tal vez, ¿por sus quehaceres diarios no alcanza a desplazarse hasta una entidad bancaria?
No se complique, para eso existen los corresponsales bancarios17889947_ml copy

Estos son establecimientos de propiedad de una persona natural o jurídica contratada por las entidades financieras para que preste sus servicios al público en su representación. A través de este canal, usted podrá ahorrar tiempo y dinero, además, no tiene que desplazarse muy lejos, gracias a la cercanía. 

Identifique la farmacia, supermercado, oficina postal o, incluso, la tienda más cercana a su casa o trabajo donde ubique un corresponsal bancario autorizado, y aproveche para beneficiarse de los siguientes servicios:

  • Pagar servicios públicos y privados.
  • Transferir fondos.
  • Depositar o retirar dinero en efectivo.
  • Enviar o recibir giros nacionales.
  • Pagar la cuota de un crédito o de su tarjeta de crédito.

Algunos corresponsales también están autorizados para que, además de estos servicios, usted pueda:

  • Desembolsar o pagar en efectivo sus créditos.
  • Consultar su saldo.
  • Realizar avances en efectivo con la tarjeta de crédito.
  • Cambiar la clave de su tarjeta débito.
  • Recibir información o entregar documentos para realizar la apertura o cancelación de una cuenta, realizar depósitos o solicitar un crédito.
  • Recibir o entregar dinero correspondiente a las operaciones de compra y venta de divisas provenientes de operaciones de cambio o de operaciones de envío o recepción de giros.