6748_9948_1Estar desempleado es una de las situaciones más incómodas en la vida y para evitar que el momento sea muy angustiante hay estrategias que ayudan a hacer uso inteligente de los recursos disponibles.

 

Inscribirse en la oficina egresados: No hay que perder contacto con la universidad, a las oficinas de Bienestar llegan ofertas laborales de empresas no solamente internas sino de otros países a las que pueden aplicar ex alumnos.

Las instituciones superiores con este servicio de ayuda laboral envían periódicamente información a los egresados mediante un correo electrónico donde detallan el tipo de empresa y el perfil que debe tener el aspirante para participar en la convocatoria.

 

Hacer parte de una  red profesional: Usar eficientemente la web puede dar resultados positivos en la búsqueda de un puesto de trabajo. Muchas agencias de empleo han creado páginas por profesiones en las que solicitan llenar un formulario con los datos de los aspirantes y son ellos quienes directamente los contactan cuando aparece la vacante acorde.

 

Llamar a  oficinas de Recursos Humanos: Cuando las empresas  no contratan directamente sino que lo hacen a través de agencias de empleos, la información adecuada la brindan en las oficinas de recursos humanos donde pueden informarle si existe o no las convocatorias y las direcciones físicas o digitales de los terceros que recibirán la hoja de vida.

 

Ganancias

Estas tres estrategias impactan positivamente en el bolsillo de que quienes están buscando empleo porque la información se recibe en la casa y no hay que incurrir en gastos de transporte  ni en  otro tipo de costos como impresiones de hojas de vida y fotocopias de documentos para aplicar  a las ofertas.

Recuerde que también es recomendable estar atento a las clásicas fórmulas de buscar empleo como los clasificados de la prensa escrita y usar los buscadores o páginas especializadas.