6470_9569_1Cuando llega la oportunidad de comprar vivienda por lo general surge la pregunta: ¿casa o apartamento?

Lo fundamental es cerciorarse que donde se vivirá tenga el espacio suficiente para el buen desarrollo de quienes lo habiten.

También es importante tener en cuenta que la elección de una casa o apartamento es para muchos años o quizás para toda la vida por lo que es recomendable dedicarle bastante tiempo a la búsqueda para quedarse con la mejor opción.

 Ventajas de vivir en apartamento

Los apartamentos están en conjuntos cerrados y usualmente cuentan con servicios de portería, es decir, hay un control de quien entra y sale de la zona, por lo que la seguridad es mayor. Además los sistemas cerrados de televisión, las rejas electrificadas y los pisos altos son ventajas adicionales en materia de tranquilidad.

Usualmente los apartamentos tienen buena iluminación en todos los lugares. No obstante si no es así, las dimensiones de un apartamento se pueden iluminar sin invertir demasiados recursos en ello. 

Vivir en un apartamento contribuye al ahorro del espacio público, debido a que la construcción de edificios es una de las mejores alternativas para el uso inteligente de los terrenos. En el país, las construcciones residenciales de altura no son muy comunes pero las ventajas que traen en materia de ordenamiento territorial y accesibilidad son evidentes.

Algunas personas prefieren los apartamentos porque tienen menos espacio y les reduce el tiempo que dedican a los quehaceres del hogar, el costo de los elementos de mantenimiento y en cierta manera el riesgo de incurrir en accidentes domésticos en labores de limpieza. 

En cuanto a beneficios para los niños, cuenta con áreas comunes y vigiladas para esparcimientos y recreación, evitándoles peligros como la inseguridad de la calle, los vehículos en movimiento y los extravíos.

Para tener en cuenta…

Vivir en un conjunto cerrado de apartamentos conlleva responsabilidades que deben considerarse para mantener una buena convivencia y poder contar con el apoyo de los vecinos en caso de alguna eventualidad. Es importante presentarse con ellos y tener datos de contacto, aprender a festejar con prudencia y consideración, tener cuidado con el parqueo de vehículos, utilizar responsablemente los mecanismos de disposición de basura, tener ánimo conciliador ante las diferencias y ser responsable con los pagos de administración para poder exigir el mantenimiento de calderas, ascensores, bombas eyectoras y sistemas de vigilancia. 

 

Ventajas de vivir en casa

Las casas tienen espacios más amplios y usualmente cuentan con patio, lo que facilita el secado de la ropa. Adicionalmente pueden tener zonas verdes propias.

Es más fácil realizar cualquier tipo de remodelación porque se evitan trámites como el de solicitar permiso a la administración, sin embargo, eso depende de la zona en que esté la casa, porque muchas viviendas están también en conjuntos cerrados.

Una reunión en casa es más fácil de realizar porque se disminuyen las posibilidades de indisponer a los vecinos.

Para tener en cuenta…

Usualmente la mayoría de las casas disponibles pueden ser usadas o construcciones antiguas de modo que hay que asesorarse y percatarse de la necesidad de hacer reparaciones o adecuaciones estructurales.

Si la construcción es antigua se puede economizar agua instalando sanitarios de doble descarga, filtros especiales en llaves y duchas para aumentar la presión sin incrementar el consumo. Es buena idea instalar bombillos ahorradores y verificar el buen estado de la red eléctrica para ayudar a optimizar su rendimiento. En las casas se puede aprovechar mejor la iluminación de la luz del sol, así como pintar con colores claros paredes y techos para reducir el número de bombillos encendidos. 

En materia de seguridad, las casas requieren una mayor atención ya que carecen en ocasiones de portería o vigilancia. En estos casos es adecuado, si el presupuesto lo permite, obtener un seguro para los muebles y enseres, en caso de robo, o pérdida por incendio terremoto o inundación. También es importante invertir en el cambio o mejoramiento de cerraduras, cerramientos o puertas para poder ausentarse con mayor tranquilidad.