metas financieras

Dedicamos gran parte de nuestras vidas a diseñar e intentar cumplir metas; ya sea tener dinero, un negocio rentable, una pareja estable, buenos amigos, entre otros. Sin embargo, alcanzar dichas metas conllevan a esfuerzo y trabajo; no es necesario ser el más inteligente, demasiado rápido o guapo, lo más importante es ser constante, escuchar y estar dispuesto a aprender.

Para aquellas metas que involucran la gestion de recursos, la educación financiera se convierte en una gran aliada, sin embargo, no puede hacer todo el trabajo, es necesario que sus metas sean lo suficientemente retadoras sin dejar de ser realistas. Hoy le damos algunos tips para plantear e identificar buenas metas financieras:

1.Metas mejorables: los objetivos siempre deben estar destinados a mejorar algún aspecto de la vida.

Ejemplo: Comprar vivienda propia, dado que con ello aumentará su patrimonio y podrá tener comodidades y derechos que no le permite su actual vivienda en arriendo.

2.Metas específicas: es fijarse en los propósitos que se quieren alcanzar; definir cómo se van a alcanzar y establecer el periodo de tiempo en que se van a materializar son algunos de los aspectos más importantes.

Ejemplo: si alguien se propone a mejorar su nivel académico, lo primero que deberá tener en cuenta, es en que se desea especializar, explorar sus habilidades y fortalezas a la par de realizar un balance de sus gastos e ingresos son algunas de las actividades a tener en cuenta. Entre más pronto se tenga claridad sobre estos elementos, más pronto podrá iniciar con los estudios.

Haga clic aquí y conozca ¿Qué es un plan de ahorros?

3.Metas tangibles: se refiere a aquellas que puedan tener un impacto inmediato en nuestras vidas.

Ejemplo: si alguien ha adquirido demasiadas deudas con tarjetas de crédito y se siente alcanzado por las cuotas puede replantearse el usarlas de una forma más prudente, abonar dinero e incluso entregar a algunas tarjetas; esto redundara en menores deudas, tranquilidad y, por ende, mejor calidad de vida.

4.Metas alcanzables: un factor importante es ser realista, en especial con lo que se quiere alcanzar y en cuanto tiempo se espera conseguir.

Ejemplo: cuando una persona aspira a tener un automóvil, una vivienda, montar un negocio y estudiar, y define que todo será al mismo tiempo, probablemente no estará priorizando lo que quiere y alcanzar sus metas al tiempo se le convertirá en un verdadero dolor de cabeza.

Si eres un empresario o emprendedor, los productos financieros que vas a encontrar aquí de seguro te van a ayudar.

5. Metas superables: cuando se fijan nuevas metas, no se deben descuidar las obligaciones con las que ya contaba, el objetivo de adquirir un bien no debe afectar el pago de otras deudas, pues esto lo puede llevar a estar en sobreendeudamiento o entrar en mora.

 

QUÉ SON LOS CORRESPONSALES BANCARIOS