18136065_ml_banner

Si usted es mujer, seguramente ama los zapatos y no puede evitar comprarse un par cada vez que estas bellezas aparecen en la vitrina de su almacén favorito. Si las tarjetas de crédito son su aliado para darse estos gustos, es necesario aprender a utilizarlas de forma adecuada para aprovechar sus beneficios y no incurrir en deudas que uno no puede asumir.

Saber Más, Ser Más en alianza con Datacrédito le traen esta serie de recomendaciones para aprender a manejar su tarjeta de crédito.

 

Estrategias de uso

Las tarjetas de crédito tienen tres usos principales: como medio de pago, como forma de crédito y como club de beneficios. Tenga claro cuándo y cómo aplicar cada uso.

 

1. Como medio de pago 

Cada vez es más común pagar gastos como entretenimiento y compras de alto valor con tarjetas. El peligro de comprar con tarjetas de crédito es que uno no siente el mismo dolor que pagar en efectivo, entonces es importante pensar que la totalidad del pago la tiene que hacer de todas formas al final del mes. Esto ayuda a ejercer prudencia en el gasto de tarjetas.

Por otro lado, las compras internacionales se difieren a 24 meses. Haga cuentas, si paga un artículo a 24 meses a una tasa del 30% anual, podría pagar hasta 50% más del valor del artículo en intereses.

 

2. Como forma de crédito 

Utilice su tarjeta para adquirir bienes durables. En particular, bienes que necesite y no pueda adquirir en efectivo, como pueden ser electrodomésticos, artículos de tecnología o muebles. Es importante definir a cuántas cuotas puede diferir la compra para poder cumplir con el pago y no pagar más intereses de lo necesario.

 

3. Como club de beneficios

Usted puede usar su tarjeta para obtener descuentos en establecimientos comerciales o para acumular puntos o millas. Una estrategia de uso en la figura de club puede ser pagar gastos del día a día con la tarjeta pero asegurándose de pagar todos los gastos a una cuota. De esta forma no se pagan intereses, se acumulan puntos, ¡y se pagan parcialmente sus próximas vacaciones!

 

Los avances, ¿una buena práctica?

Si bien las tarjetas de crédito permiten hacer avances en efectivo para salir de aprietos, solo se deben hacer avances en situaciones de emergencia. Las tarjetas de crédito no fueron pensadas para manejar el flujo de caja; es decir, el manejo de gastos del día a día.

 

¿Cuánto cupo pedir en las tarjetas?

Los bancos normalmente asignan un cupo en las tarjetas, pero uno puede decidir cuál es el cupo que más le conviene. Para determinar el mejor cupo piense en la estrategia de uso, por ejemplo, en la de acumular puntos; usted puede diferir todo a una cuota y pedir un cupo que sea menor o igual a su ingreso mensual, de esta forma nunca va a gastar más de lo que puede.

Recuerde que cada producto tiene su estrategia de uso, maneje sus tarjetas de crédito con prudencia y procure siempre mantener un cupo de crédito disponible en caso de emergencia.

 

Ahorro