4 Concejos financieros para la vida después de la pensión

 

La vejez es una etapa para gozar con calidad y tomar un merecido descanso después del tiempo invertido laborando, a razón de ello, la pensión pasa de ser un ahorro, al fruto primario de ingresos que debe prolongarse hasta los últimos años de vida. Los gastos mensuales no se detendrán, por lo que le será necesario invertir y ahorrar con inteligencia.

Para empezar, deberá elaborar un nuevo presupuesto que incluya  todas las fuentes de ingresos y gastos, teniendo en cuenta siempre la máxima de “gastar menos de lo que ingresa a los bolsillos”. Ahora bien, con respecto a sus ahorros e inversiones no se confíe, porque si gasta demasiado de su capital, los rendimientos que recibe por estos conceptos decrecerán poniendo en riesgo su seguridad financiera.

le invitamos a leer otro de nuestros artículos sobre la plenitud en la vejez, haga clic aquí.

¿Cómo puede seguir administrando el dinero adecuadamente sin que se agote?

  • Ahorrar es clave.  Recuerde que la vejez no significa el fin de los sueños financieros; nunca es tarde para esa finca, el viaje soñado, o ayudar a los más pequeños de la familia con sus estudios. Los planes de ahorro deben seguir presentes en esta etapa de la vida. 
  • No invierta en una sola alternativa. Usualmente la pensión significa una disminución de los ingresos mensuales que debe ser compensada con los rendimientos de ahorros e inversiones. Sin embargo, es prudente ir despacio y analizar cuidadosamente los pro y los contra de todas las opciones de inversión que le presenten. Recuerde que arriesgar el capital ahorrado durante tanto años en inversiones de muy alto riesgo puede dejarlo en una situación financiera muy comprometedora en caso de pérdidas. Nuestro consejo en este sentido es diversificar, busque el equilibrio entre las inversiones que ofrecen altos rendimientos y que conllevan riesgos y aquellas que si bien no ofrecen rendimientos elevados, tampoco fluctúan excesivamente en el tiempo.
  • Lleve registro de sus movimientos financieros.  El capital acumulado durante toda una vida no puede descuidarse,  así que monitoree todos los movimientos que realice y procure aumentar constantemente su patrimonio.
  • Aproveche los bienes que ha adquirido. Puede considerar sacarle provecho a algunas adquisiciones realizadas a lo largo de su vida, como por ejemplo:  
  • Venta de casa, Vender su residencia actual y comprar una mas pequeña puede generarle ahorros al exigir menos gastos de mantenimiento o de limpieza, adicionalmente podrá invertir las ganancias en algún negocio.
  • Arriendo de una habitación o garajes: Entendemos que las casas más que bienes inmuebles se convierten en el repositorio de sus mejores recuerdos. Es por ello que si no quiere vender su vivienda, pero quiere sacarle provecho, puede arrendar partes de ella, que ya no necesite como algunas habitaciones o los garajes.
  • Vender algunas posesiones: A lo largo de tantos años es muy probable que haya acumulado muchos “checheres” que ya no necesite y no es mala idea ponerlos en venta. Existen plataformas online que le permiten anunciar  artículos, características y precio, desde la comodidad de su casa. Las ganancias de estas ventas podrían aumentar su capital para invertir o como reserva para eventualidades.

Si desea tener una agradable experiencia de jubilación, organice desde el comienzo todos sus movimientos financieros y alinéelos con sus propósitos en un plan anual.

¡Viva con inteligencia financiera, viva sin riesgos de por vida!

 

Ahorro