Consejos para ser un buen consumidor financieroAsí mismo, ignoran que como consumidores financieros tienen derechos, y que las entidades financieras tienen a su disposición mecanismos para resolver sus quejas.

Sobre la calidad de los servicios y productos del sector se han hecho muchas críticas, desconociendo que, a diferencia de muchos otros sectores económicos, éste cuenta con unos mecanismos de protección al consumidor ya establecidos y en funcionamiento.

 

Derecho a recibir información

Los consumidores financieros tienen derecho a recibir publicidad e información transparente, clara y verificable sobre las características de los productos o servicios ofrecidos. Las tarifas que cobran las entidades deben ser reportadas a la Superintendencia Financiera de Colombia y, además, deben ser divulgadas en los cajeros electrónicos, en la página de Internet de las entidades y del ente de control.

La recomendación para los interesados en adquirir un producto o servicio es comparar las tarifas, beneficios, tasas, exclusiones y restricciones que las entidades financieras ofrecen, y elegir aquella que les dé la opción que más se acomode a sus necesidades.

No todos los bancos son iguales. Existen entidades y servicios para todos. Lo importante es encontrar el banco que se ajusta a lo requerido y al presupuesto con el que se cuenta.

En síntesis, es necesario investigar, informarse, preguntar, leer y hacer comparaciones. Al comparar costos es clave estar seguros de que éstos efectivamente se puedan comparar: no es lo mismo una cuota que se cobra trimestre anticipado a una que es mes vencido, o una tasa efectiva a una nominal.

 

Buenas prácticas y mecanismos de protección

Como consumidor es importante tener en cuenta que, aunque las entidades tienen la obligación de hacer contratos claros y legibles, siempre se deben revisar los términos y condiciones que allí están estipulados, incluidos sus anexos.

No tema hacerle preguntas a su asesor, quien debe responderle con claridad.

Entre las buenas prácticas de seguridad que los consumidores deben adoptar se encuentra el guardar copias de los documentos que las entidades entreguen (pagarés, títulos, contratos, entre otros), verificar la identidad del funcionario que lo atiende y llevar un historial de las llamadas y visitas a las sucursales.

Ahora bien, no se debe olvidar que, en caso de tener alguna inconformidad, petición, reclamo o queja, existen mecanismos puestos al servicio de los ciudadanos para solucionar esos requerimientos. Usted puede acudir a las oficinas de las entidades, al Defensor del Consumidor Financiero de su entidad o a la Superintendencia Financiera.

El Defensor es la persona que se encarga de resolver de manera gratuita y objetiva las quejas y reclamos. También es el vocero de los consumidores ante la respectiva entidad financiera, frente a la cual presenta recomendaciones sobre los productos y servicios y actúa como conciliador entre la entidad y el consumidor.

El reto es que conozcamos los derechos, obligaciones y mecanismos de protección que tenemos como consumidores financieros; seamos proactivos; exijamos calidad en el servicio; y usemos con responsabilidad, cuidado y prudencia los servicios financieros.

 

Consejos para prevenir dificultades a la hora de adquirir servicios y productos ofrecidos por las entidades financieras

* Recuerde que usted es libre de aceptar o rechazar los servicios y productos en las condiciones que ofrecen las entidades.

* Identifique sus necesidades e intereses y comuníquelas al asesor, para que la entidad evalúe la posibilidad de ofrecerle el producto o servicio que mejor se adapte. Explore y pregunte por las distintas opciones.

* Cerciórese de que la entidad que ha escogido esté autorizada y vigilada por la Superintendencia Financiera de Colombia.

* Observe de manera diligente las instrucciones y recomendaciones que le haga la entidad sobre el manejo del producto o servicio.

* Exija respetuosamente una respuesta a sus preguntas e infórmese sobre los procedimientos para resolver las quejas y reclamos.