37101047_ml_internaMiles de emprendedores en el mundo encuentran en Internet y la cooperación colectiva la mejor alternativa para financiar sus proyectos. Saber Más, Ser Más le cuenta de qué se trata esta tendencia.

Crowdfunding, financiación colectiva o ‘micromecenazgo’, como también se le conoce, es una red conformada por personas para conseguir dinero o recursos a través de Internet.  Esta idea que nació a partir de los primeros proyectos Open Source realizados por desarrolladores se ha convertido en un éxito tanto para los creadores (quienes requerían financiación) como para los usuarios (quienes buscaban y pagaban por proyectos creativos).

Ha sido tal su crecimiento que actualmente existen cientos de páginas web de crowdfunding reconocidas mundialmente, enfocadas en temas generales y especializados, como por ejemplo en proyectos artísticos, creativos, culturales o sociales; e incluso en categorías específicas como deportes, gastronomía, salud, ciencia, etc.

Aunque en Colombia aún no es tan reconocido, ya existen plataformas nacionales con el propósito de ofrecer un servicio de consultoría a emprendedores y, al mismo tiempo, financiar proyectos empresariales a través de recompensas.

 

¿Cómo funciona?

El emprendedor envía su proyecto a la plataforma escogida, lo describe y, además, indica el tiempo de recaudación y el tipo de crowdfunding, que puede ser: recompensas, donaciones, inversión o préstamos:

1. Recompensas: si alguien aporta una cantidad económica, siempre recibirá algo a cambio. Generalmente un producto o servicio.

2. Donaciones: la persona que realiza la donación no recibe nada material en forma de pre-venta, simplemente la satisfacción de haber apoyado un proyecto, generalmente, sin ánimo de lucro.

3. Inversión: el emprendedor le ofrece participaciones a las personas que lo apoyen con su dinero, como por ejemplo acciones.

4. Préstamos: la persona entrega el dinero al emprendedor a cambio de un tipo de interés.

 

Posteriormente, el proyecto puede ser valorado por la comunidad o por la propia plataforma, luego se publica por un tiempo determinado, que puede ir desde 30 hasta 120 días, y se promociona constantemente. Cuando finaliza el plazo se sabrá si fue financiado o no y por cuánto dinero.

El crowdfunding ha demostrado que, más allá de ser una “opción de financiación” diferente a las convencionales, es una vía para poner en marcha ideas o negocios de emprendedores y además es una manera de tener aún más claro la aceptación del producto o servicio en el mercado.

 

Recuerde:

Si decide aportar su dinero a alguna iniciativa por este medio, debe tener en cuenta el riesgo que está asumiendo, ya que al ser proyectos en etapas muy tempranas pueden resultar siendo inviables o una estafa. Tome todas las precauciones para verificar que tan realista es la idea y que tan confiables son los desarrolladores.

En Colombia no hay ninguna regulación ni supervisión con respecto a esta actividad específica.