11320676_ml_internaMuchas personas que se han visto en aprietos a causa de las deudas con sus tarjetas de crédito, creen haber encontrado un ‘salvavidas’ en manos de un tercero que promete ‘reparar’ sus deudas a través de un plan de ahorro para lograr el objetivo más rápido y eficientemente. ¿Sabe a quién se refieren? Saber Más, Ser Más le cuenta.

La desesperación por deberle dinero al banco y ver cómo la deuda crece día tras día suele llevar a los consumidores financieros a tomar decisiones impulsivas, como por ejemplo acudir a “asesores” que resultan ser estafadores o a las reparadoras de crédito, que proclaman resolver las deudas rápidamente como por “arte de magia”.

Una reparadora de crédito es un tercero, entre el deudor y el acreedor, que le ofrece alternativas o lo apoya para liquidar o renegociar sus deudas a cambio de una comisión.

Ellos le brindan una asesoría legal y se encargan de canalizar la cobranza buscando reducir sus deudas entre un 30% y 50%. ¿Cómo? Atendiendo las llamadas de los cobradores y negociando con el acreedor tras la búsqueda de un descuento, mientras usted se somete a un plan de ahorro mensual, de acuerdo con su capacidad para saldar la deuda, en un período de tiempo que suele durar de 6 a 30 meses, de esta forma usted logra saldar la deuda, y la entidad financiera recupera un capital que daba por perdido.

Sin embargo, no todo es tan sencillo y bueno como lo ‘pintan’, muchas reparadoras de crédito piden pagos por anticipado para engañarlo o prometen borrar la información negativa del historial del buró de crédito, algo que únicamente puede pasar si usted tiene un buen estado crediticio.  

Saber Más, Ser Más le aconseja que en cuanto note que no puede cumplir con sus obligaciones crediticias, se acerque a su banco y le plantee la posibilidad de trabajar en la elaboración de un plan de pagos que sea realista y que le dé el margen de maniobra necesario para continuar pagando las cuotas cumplidamente.

Existen varias alternativas que, según su situación y la decisión del banco, lo pueden ayudar a replantear la forma de pago de su deuda y ponerse al día con la entidad como por ejemplo rediferir, refinanciar, reestructurar o realizar una compra de cartera de su deuda. Consulte más aquí

 

Algunas recomendaciones…

  • Antes de firmar un acuerdo con una reparadora de crédito, haga un recuento de las causas por las que se endeudó.
  • Si le piden un pago anticipado, dude, podría ser un fraude.
  • Revise bien el contrato, especialmente si existe una penalización por abandonar el plan y el cobro de las comisiones.
  • Desconfíe si le garantizan un descuento, le ofrecen un préstamo para que pague su deuda o le aconsejan que deje de pagar.