no al gota a gota

En la vida se presentan ciertas situaciones o emergencias que exigen tener efectivo de forma inmediata, sin embargo, debido a la ausencia de ahorros o inversiones previas, no siempre se tiene la liquidez necesaria. En estos momentos se pueden considerar soluciones rápidas a través de servicios como el prestamista o gota a gota, dada la agilidad con la que suelen entregar los recursos, la no exigencia de papeles, y el modelo de cobro “a domicilio”.  

Sin embargo, al escoger un crédito informal, en la mayoría de los casos se desconocen los riesgos y sobrecostos que se pueden asumir. Lo invitamos a considerar los siguientes factores:  

  • La tasa de interés que cobran las entidades informales suele superar el 10% mensual, porcentaje que viola cualquier tasa de usura impuesta por la ley. 
  • Este tipo de crédito genera liquidez temporal pero nunca va a cambiar la situación de escases de quienes los utilizan. 
  • En algunos casos, el cobro de préstamos informales se hace irrespetando la integridad de las personas y en casos extremos, amenazando la vida del deudor o la de su familia. Aspecto que seguramente afecta los índices de violencia en algunos sectores de la ciudad o del país. 
  • Los intereses que ofrecen son sobre el total de la deuda y no sobre el saldo. 

Ejemplo: 

  Gota a gota Entidad financiera
Monto prestado 500.000 500.000
Plazo 1 año 1 año 
Tasa Mensual Promedio 10% 2%
Tasa Anual Promedio 213% 27%
Total Interés Pagado 1.050.410 133.150
Total pagado $1.550.410. $633.150

Recuerde analizar muy seriamente hasta qué punto los beneficios de este tipo de crédito supera sus riesgos y desventajas y tomar la mejor opción para sus finanzas personales y familiares.

 

QUÉ SON LOS CORRESPONSALES BANCARIOS