Última actualización: septiembre 30, 2021 - 04:50 pm

En ocasiones anteriores hemos hablado sobre cómo la tecnología llegó para cambiar el modo en que percibimos o visualizamos muchos procesos hoy en día. Por ello, cuando hablamos de bienes y servicios no habrá oportunidad en el proceso en el que la tecnología no se vea envuelta; en medio del intercambio de información podríamos hablar de contratos inteligentes o Smart contracts.

Revise la primera parte de nuestro especial sobre blockchain y criptomonedas, aquí: ¿Qué es el blockchain?

¿Qué son los Smart contracts?

Como bien lo sabemos, un contrato, en pocas palabras, no es más sino un acuerdo o pacto que dos o más partes; verbalmente definen los alcances, lo que se puede hacer, cómo se hará, en resumen: “las reglas de juego” para cumplir con lo pactado en la interacción. 

También sabemos que, hasta el sol de hoy, los contratos han sido acuerdos verbales que se cierran con un apretón de manos o densos documentos escritos sujetos a las actuales, estos en ocasiones requieren de notarios o testigos, además de los costos y tiempo que intervengan en el proceso. 

Por ello, cuando hacemos referencia a un contrato inteligente – o Smart contract – hablamos de una aplicación descentralizada (en la que no se ven envueltos terceros o largos procesos burocráticos) que ejecuta la lógica empresarial en respuesta a eventos

Aquella ejecución puede resultar en el intercambio de dinero, entrega de servicios, desbloqueo de contenido protegido por la gestión de derechos digitales o cualesquiera tipos de manipulación de datos (como cambiar el nombre de un título de propiedad, por ejemplo).

Un contrato inteligente es un fragmento o pieza de código – lo que conocemos en informática como software –, que, así como un contrato verbal o escrito, se encarga de hacer cumplir un trato que puede ser creado tanto por personas como por empresas. Y aunque tienen muchas aplicaciones, en su mayoría, los Smart contracts se aplican en el mundo financiero.

Un contrato inteligente funciona del mismo modo que el blockchain en el intercambio de información, garantizando descentralización, confianza, seguridad y transparencia; veamos a continuación algunas aplicaciones que están teniendo o podrían tener este tipo de acuerdos bajo esta infraestructura.

Ejemplos de Smart contracts

  •   Seguros de viaje: un contrato inteligente compensa automáticamente al viajero en caso de que su vuelo se cancele o se retrase. Esto evita desconfianzas en los clientes, además de que empiezan a ahorrar tiempo ya que no realizan trámites administrativos. Además se vería un aumento en la productividad de las empresas que ya no pierden tiempos en el trámite de solicitudes.
  •   Créditos hipotecarios: un Smart contract liberaría los fondos para el crédito si los términos del deudor y la compra son favorables.
  •   Servicios de entrega a domicilio: un contrato inteligente pagaría el dinero a la empresa de entrega solo después de la entrega real del paquete.

Tal vez escuchará también en otros blogs sobre Bitcoin o educación financiera palabras y términos muy difíciles de digerir, como por ejemplo, que un «contrato inteligente» es un programa que se ejecuta usando la cadena de bloques Ethereum, pero…

…¿Qué es Ehtereum?

Ethereum es una novedosa tecnología que le permite enviar criptomonedas – o para el tema de este artículo, contratos inteligentes – a cualquier persona por una pequeña tarifa. Este sistema impulsa aplicaciones que todos pueden usar y nadie puede eliminar. Ethereum es la cadena de bloques más programable del mundo por lo que ayuda a crear este tipo de acuerdos fácilmente. 

En un sentido fácil de entender, Ethereum sería un gran centro comercial en la web en donde los clientes esperan llegar a acuerdos sobre los productos y servicios con las empresas y viceversa; un gran mercado de servicios financieros, juegos y aplicaciones muy seguro ya que no le robarán sus datos y hay transparencia en las transacciones.

Ethereum se autodenomina una red informática descentralizada construida con tecnología blockchain por ello es que es posible que usted o alguna empresa use esta plataforma para crear contratos inteligentes; recuerde no es solo una criptomoneda, Ethereum es el primer lugar para adquirir productos y servicios seguros en línea.

Le invitamos a leer: Expectativas financieras ¿Cómo un tuit puede debilitar una moneda?

¿Qué son los oráculos en los Smart contracts?

Se nos olvidaba hablar de un factor importante en los contratos inteligentes: los oráculos, una de las características más importantes para que un smart contract interactúe en el mundo real. Los oráculos son instrumentos que permiten actualizar estados internos sobre un smart contract a través de información del mundo exterior.

Sabemos que eso sonó difícil de digerir, pero un ejemplo de oráculo sería cuando buscamos  obtener la cotización de una acción o divisa, o si queremos saber si el paquete que pedimos ha sido enviado por la empresa transportadora.

Muchos expertos hablan de los oráculos como este gran “sabelotodo”, una gran casa de apuestas que hace un barrido enorme en la web, en la reputación o certeza de algo para hacer predicciones; sin comisiones, segura y sin intermediarios (descentralizada).

Los oráculos también funcionan de forma autónoma. No obstante, debemos tener en cuenta que la fuente que usa el oráculo para sus estados se trata de una tercera parte en la que hay que confiar, y que podría corromperse por su dueño, siendo susceptible a amenazas informáticas. Afortunadamente, existen proyectos que están desarrollando soluciones a este problema.

Beneficios en las finanzas de los contratos inteligentes

  •   Velocidad, eficiencia y precisión: Una vez que se cumple una condición, el contrato se ejecuta de inmediato. Debido a que los contratos inteligentes son digitales y automatizados, las empresas no tendrán papeleo que procesar; las partes tampoco pierden tiempo para reconciliar errores que a menudo resultan de completar documentos manualmente. 
  •   Confianza y transparencia: Debido a que no hay terceros o actores burocráticos involucrados; en últimas, dado que los registros encriptados – muy difíciles de alterar –  de las transacciones se comparten entre los participantes, no hay necesidad de cuestionar si la información se ha alterado para beneficio personal.
  •   Seguridad: Los registros de transacciones de blockchain están encriptados, lo que los hace muy difíciles de piratear, como revisamos anteriormente. Además, debido a que cada registro está conectado a los registros anteriores y posteriores en un gran libro de contabilidad, los piratas informáticos tendrían que alterar toda la cadena para cambiar un solo registro.
  •   Ahorros: Los contratos inteligentes eliminan la necesidad de que los intermediarios manejen las transacciones y, por extensión, los retrasos y tarifas asociados.

 Continúe en Saber Más, Ser Más leyendo: Bitcoin, 5 claves para entender de qué trata. 

¿Te pareció útil este articulo?