Otras formas de guardar, invertir su dinero y solicitar créditos

Con la llegada de la tecnología al sector financiero arribaron también nuevas facilidades y oportunidades para los usuarios, que con el tiempo se incrementan y lo seguirán haciendo, al punto que hoy los clientes acceden al sistema financiero de formas que hace años no nos imaginábamos. En Saber más Ser más, le contamos nuevas alternativas para que ahorre, pida prestado e invierta su dinero, de la mano de la tecnología.

Para guardar su dinero y realizar pagos

  • Sociedad Especializada en Pagos y Depósitos Electrónicos (SEDPE): Este sistema tiene por objetivo la captación de recursos a través del producto financiero denominado depósito electrónico y, a su vez, presta servicios transaccionales como pagos, transferencias, giros y recaudos.

 La característica principal es su trámite simplificado, pues solo se necesita la cédula y un celular para tener una SEDPE, ya con eso puede transferir dinero a otros depósitos o cuentas de ahorro o corriente, cancelar facturas, recargar celulares, realizar pagos en comercios y hacer retiros en cajeros electrónicos.

Estas entidades que están reguladas y vigiladas por la Superintendencia Financiera, por ejemplo, pueden estar exentas del 4×1000, no tiene en cuenta el historial crediticio para su apertura y es una buena opción para quienes están incursionando en el mercado financiero.

Tenga en cuenta que no pueden realizar préstamos y tienen un límite en sus operaciones, máximo puede tener un saldo, retirar y realizar transacciones que no superen los 3 SMLMV ($2.633.409 para 2020).

  • Billetera móvil: Son aplicaciones con mayor oferta para teléfonos inteligentes donde se puede guardar el dinero, efectuar o recibir pagos y realizar transferencias. Funciona similar a las tarjetas de crédito o débito, pero en este caso toda la información queda almacenada en el celular o en la nube.

Las billeteras móviles no necesariamente deben estar vinculadas a un banco, sin embargo, cada vez más estas entidades ofrecen la opción.

Estas soluciones disponen de varios dispositivos de seguridad como la huella, claves de un solo uso o la autenticación biométrica del rostro. Evita, por ejemplo, la clonación de tarjetas y fraudes electrónicos. Además ofrece disponibilidad inmediata del dinero y toda la información queda en el dispositivo, por lo que se puede olvidar de cargar recibos o comprobantes.

Se debe tener en cuenta que aún no se aceptan en todos los comercios, y una precaución es tener el celular con carga, pues sin batería no hay dinero. Las plataformas están diseñadas para resistir infecciones de software malicioso y ataques. Sin embargo, si estas infecciones o ataques cibernéticos ocurren, podrían llevar a pérdidas de información o falta temporal de disponibilidad de servicios. 

Para conseguir dinero

  • Préstamos y microcréditos: Las fintech han permitido que quien antes no cumplían con el perfil para obtener un crédito con la banca tradicional, hoy pueda acceder en cualquier parte del país, con pocos trámites y requisitos.

Se caracterizan por operar con pequeños montos, por la agilidad, pues el cliente puede acceder, solicitar los servicios financieros y tendrá respuesta, todo durante el mismo día. La clave está en la rapidez con la que evalúan el nivel de riesgo, entre menos sea el valor que solicita accederán más fácil. Para solicitarlos no hay que desplazarse pues todo se puede realizar online.

Aunque, por supuesto, es una herramienta que trae muchos beneficios, hay que tener ciertas precauciones, como, por ejemplo, no dar dinero por adelantado a ninguna compañía así esta lo exija como primer paso para otorgar el crédito. De igual forma, como el perfil de riesgo es mucho mayor, muy seguramente los intereses serán más altos y, por ende, la deuda va a ser más cara a la hora de pagarla. Verifique previamente la reputación de la empresa y lea con detenimiento cualquier documento, correo o información que le envíen.

Para invertir su dinero

  • Microinversiones: Hoy en día cualquier persona puede invertir, no necesita ser un experto en mercados o finanzas, perseguir a un comisionista y, tampoco, ser millonario.

Estas aplicaciones parten, precisamente, con el objetivo de ser una solución para quienes no pueden ahorrar un capital considerable, por eso, para comenzar a operar, pueden hacerlo desde el equivalente a un dólar (dependiendo, por supuesto, la aplicación que escojan). Además, acorde al perfil de riesgo de cada usuario, tienen recomendaciones de inversión personalizadas, otras cuentan con la asesoría de un profesional para empezar a ahorrar mientras invierten.

La principal recomendación antes de usas estas aplicaciones es verificar que cuenten con vigilancia oficial, que estén respaldadas por instituciones sólidas, para asegurarse de que nadie va a desaparecer con su dinero. También, debe leer con cuidado las condiciones de cada inversión y de cada aplicación para no llevarse sorpresas a mitad del camino. Recuerde que invertir en algo que desconoce puede significar no tener los resultados que espera.

La tecnología al servicio del sector financiero no debe ser sinónimo de inseguridad, simplemente, como antes, cuando entregaba un dinero a alguien o iba al banco o al cajero a sacar su efectivo, se deben tener precauciones. Al contrario, estos avances deben verse como una oportunidad, como nuevas ofertas que se van consolidando en ese abanico de soluciones, que llegan a más personas y le facilitan la vida.  

 

Otros artículos que le podrían interesar:

¿Qué son las cuentas digitales?

¿Qué es el Fintech y por qué está revolucionando la industria bancaria?

 

 

 

¿Te pareció útil este articulo?