33936860_ml_bannertranquilidaddeuda

Si usted siente que algunas deudas le generan tranquilidad, mientras que otras le generan inseguridad y estrés, es el momento de aprender a evaluarlas y saber utilizar el crédito única y exclusivamente cuando le conviene. Saber Más, Ser Más en alianza con Datacrédito le enseñan a lograr que la deuda adquirida por un préstamo lo haga sentir tranquilo con la decisión de endeudamiento que ha tomado.  

 

Así como hay quienes no están satisfechos con sus deudas, también hay personas que se encuentran a gusto con sus créditos puesto que ven en la deuda una posibilidad, una puerta que se abre para alcanzar sus metas personales. Así que, para que usted se sienta satisfecho al momento de pagar sus deudas, tenga en cuenta los siguientes componentes que influirán en su tranquilidad frente a las deudas que tenga o adquiera en un futuro:

 

El propósito

Siempre que pueda, es recomendable pensar en un propósito que sea verdaderamente representativo para usted y que pueda ser visto como una inversión en su vida: una casa, emprendimiento económico, educación, por ejemplo. Si usted sabe que está pagando una deuda que le ha ayudado a cumplir sus metas o su proyecto de vida, seguramente verá resultados positivos por los que sentirá que ha hecho las cosas bien.

 

El costo total y la cuota mensual

Toda deuda tiene un costo financiero medido en las tasas de interés. Haga cuentas del costo total de un bien financiado a crédito y decida si vale la pena pagar esa cantidad y si usted tiene la capacidad de pago actual y futura para que no le resulte cara la deuda dentro de su contexto financiero.

Es importante pensar en la capacidad de pago futura, pues un compromiso de varios años debe contemplar los gastos futuros que seguramente vendrán a competir con esta obligación. No adquiera una deuda que no pueda respaldar a futuro, esto le garantiza tranquilidad y seguridad.

Recuerde que mejorando su perfil de crédito podrá acceder a mejores tasas de interés. Investigue qué bancos pueden ofrecerle mejores tasas de acuerdo a su perfil financiero.

 

El número de deudas

Sume el costo total y la cuota mensual a las deudas que ya tiene para decidir si una nueva obligación está a su alcance. Nuevamente, es importante pensar no solo en el corto plazo sino en su situación futura. Entre menos frentes financieros tenga que cubrir, mejor.

 

El riesgo

Todos tenemos un riesgo de perder los niveles de ingresos que tenemos hoy. Piense bien en su situación y entienda cómo puede cubrir sus obligaciones si su situación de ingresos cambia. ¿Tiene ahorros que pueda destinar a ese pago? ¿Tiene cómo acelerar el pago total? Sea consciente de los riesgos que está tomando con la deuda.