6 tips para negociar un aumento de salario con su jefe

Pedir un aumento puede ser una conversación incómoda, pero que es necesaria si creemos que nuestro trabajo lo merece. El tiempo dentro de una compañía, el aumento de responsabilidades y el crecimiento de la organización, pueden ser factores influyentes para tomar la decisión de solicitar un aumento de salario.

Si la decisión ya está tomada, prepararse; planificar lo que se va a hacer y cuantificar la petición es importante, tome esta oportunidad como una negociación y busque herramientas para desenvolverse de la mejor manera.

 

Estos tips le pueden servir para estar más preparado.

  1. Investigue: Antes de aventurarse a la oficina de su jefe consulte informalmente con sus colegas en cargos similares, o en otras empresas, gremios, internet, entre otros, los sueldos promedio para la labor que usted realiza. De esta forma podrá saber si es pertinente la solicitud o si de hecho usted ya tiene un salario generoso.
  2. Crear una estrategia: Pensar muy bien lo que se va a decir es importante, si cree necesario hacer un guión, no pierda la oportunidad para escribir todo lo que quiere expresar, le puede servir como estrategia para que nada se le olvide, además de esta forma se dará cuenta si está usando el tono y las palabras correctas.
  3. Responsabilidades y resultados: El principal argumento en este tipo negociaciones debe ser el valor que usted está generando para la organización y como él mismo se traduce en resultados. No es recomendable basar su solicitud en situaciones de tipo personal como el monto de sus deudas.
  4. No se extienda con su historia laboral: Es posible que quiera mencionar lo que hizo antes para contribuir con el crecimiento de la empresa y no está mal, pero por esas situaciones ya le pagaron. Comentelas pero no insista con ese tema, puede aburrir al jefe y sonar pretencioso.
  5. Escoger el momento adecuado: Es importante conocer el humor inmediato del superior antes de solicitar cualquier reunión, si percibe que  está enfadado es mejor no realizar ninguna consulta. Si la entrevista ya está en curso, procure no hacer comparaciones sobre su sueldo y el de otros miembros de la compañía, este tipo de acciones comúnmente molestan a los jefes.
  6. Mantener la calma: No es un proceso fácil, con intentarlo no se pierde nada,  pero la tranquilidad y la seguridad son factores que pueden jugar a favor, no dejarse llevar por los impulsos y pensar muy bien antes de hablar, son claves para tener en cuenta. Nunca amenace con irse de la organización como táctica de negociación, suele ser contraproducente.


Expertos recomiendan no solicitar un aumento si se lleva menos de 6 meses dentro de la organización, evaluar la época  por la que está pasando la empresa es fundamental, pues si está atravesando un momento de productividad difícil, lo más probable es que no tomen en cuenta su petición y si al final lo consigue procure no divulgarlo, es un voto de confianza y como tal lo debe valorar.

 

Ahorro