tener dinero en su banco

 

Siéntase seguro al depositar su dinero en las entidades bancarias, conozca las garantías que usted tiene por confiar la administración de sus recursos en manos expertas.

Sus ahorros están asegurados

Los ahorros que tienen los colombianos en productos como cuentas corrientes, de ahorros, CDT’s, bonos hipotecarios, entre otros; están protegidos de manera gratuita y automática con un seguro de depósitos asumido por las entidades del sistema financiero que se encuentren inscritas al Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín) que garantiza a los ahorradores la recuperación de hasta $50.000.000 en caso de una eventual liquidación de la institución financiera.

Vigilancia

La protección al consumidor es un eje de la regulación en nuestro país y la Superintendencia Financiera de Colombia, entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, es la encargada de garantizar el buen funcionamiento del sistema financiero colombiano y contribuir a la inclusión y educación financiera, velando por la protección al consumidor financiero.

Monitoreo constante de sus recursos

Las entidades financieras le ofrecen la posibilidad de consultar su saldo desde distintos canales, de esta forma, usted puede tener control sobre los movimientos de su cuenta y así  evitar algún problema o comportamiento sospechoso. Como valor agregado, realizar un control periódico del balance de la cuenta le permitirá tener un mayor control sobre sus gastos, con lo que le será más fácil mantenerse dentro de su presupuesto para poder alcanzar sus metas.

Reducción del manejo de efectivo

Al utilizar su tarjeta debito para realizar compras y pagos en establecimientos, está reduciendo la posibilidad de ser víctima de actividades delictivas como el fleteo. En caso de que su tarjeta de débito sea extraviada o robada, usted puede llamar inmediatamente a su entidad financiera, o a través de las aplicaciones móviles bancarias bloquear el producto, con lo cual, su dinero estará a salvo.

Recomendación adicional

Recuerde que deberá cambiar de manera periódica sus contraseñas, ya que, si las usa por un largo tiempo, correrá el riesgo de que alguien más la tenga y sea víctima de estafas; trate de que su contraseña tenga caracteres diferentes, que no tenga relación con usted (fecha de cumpleaños, día de nacimiento, numero de la suerte) y no se la diga a nadie.

Vea también: ¿Cómo funciona el seguro de depósitos? 

EBOOK - Conozca los beneficios del crédito de vehículo