Cuando usted está en la búsqueda de una casa ,para arrendar o comprar, lo más usual es analizar múltiples opciones, comparar cada detalle y tomar una decisión basada en una serie de atributos, como precio, distancias, habitaciones, garajes, baños, parques cercanos entre otros. Hoy, Saber más, Ser más quiere contarle que a la hora de abrir un producto financiero, también es necesario realizar un análisis consciente de las múltiples características de cada uno de ellos. Recuerde que por ejemplo hay cuentas de ahorro sin ningún costo, o uno muy bajo con muchos beneficios y otras con simplemente costos. ¿Estaría usted interesado en estas últimas? Como sabemos que la respuesta es no, hoy lo invitamos a comparar, meditar y tomar las mejores decisiones financieras.

Para ayudarlo en esta misión hoy le vamos a exponer distintos tipos de productos financieros de ahorro y crédito, sin embargo, recuerde que dentro de cada uno de estos productos, hay muchos tipos y cada entidad tiene una oferta diferente. El tipo de producto es el paso uno, el paso dos es elegir la mejor entidad financiera para usted.

Productos de depósito

Cuenta de ahorros

Es un producto financiero dirigido a las personas que quieren ahorrar, de modo que permite depositar el dinero que usted desee y cada mes recibirá a cambio unos intereses que le paga el banco. Los recursos están disponibles a través de una tarjeta débito cuando los necesite y con su cuenta de ahorros puede hacer diferentes transacciones como pagos físicos y en línea, transferencias, y retiros de efectivo.

Cuenta corriente

Al igual que la cuenta de ahorros, le permite guardar su dinero y tener acceso a él con facilidad. La principal diferencia radica en que la cuenta corriente va acompañada, además de la tarjeta débito, de una chequera para realizar los movimientos de la cuenta, adicionalmente, la mayoría de entidades permiten realizar sobregiros en las cuentas corriente (sujeto a políticas de crédito).

Haga clic aquí y conozca más sobre las cuentas corriente.

Cuenta de ahorro de trámite simplificado (CATS):

Se caracteriza por ser de fácil apertura y porque no tiene una tarjeta de débito ni talonario, así que necesita estar ligada a un dispositivo móvil para realizar las transacciones. Este tipo de producto financiero tiene beneficios como: estar exentas del 4*1000, no tener monto mínimo de apertura ni costos transaccionales y dar intereses sobre el saldo depositado. Sin embargo, es importante que también tenga en cuenta las limitaciones de las CATS, al ser un producto diseñado para ahorrar bajos montos, el saldo máximo no puede exceder los 8 SMMLV y los débitos no pueden superar 3 SMMLV en un mes.

Depósito electrónico

Al igual que las CATS, es de fácil apertura y requiere un dispositivo móvil para ser usado. Sin embargo, este producto está diseñado para realizar transacciones y no para ahorrar, de modo que no da rentabilidad sobre el valor que se encuentre allí depositado y los topes también son diferentes, el depósito electrónico permite un saldo máximo de 3 SMMLV y los débitos realizados en el mes no pueden superar este mismo valor.

Certificados de Depósito a Término (CDT)

Le permite depositar su dinero en un fondo por un periodo de tiempo determinado, mínimo 30 días y el máximo depende de cada entidad, pero ronda los 720 días. El dinero tiene un plazo de permanencia, lo que significa que usted puede disponer de su dinero después de que se haya cumplido el tiempo estipulado y, los intereses que reciba por parte de la entidad, dependen directamente de esto, a mayor tiempo, más intereses recibirá.

Es importante tener en cuenta que estos títulos sólo pueden ser redimidos en el momento en que finalice el periodo que acordó con su entidad financiera.

Tal vez le interese leer: ABC de los CDT

Fondos de Inversión Colectiva

Es una modalidad de ahorro e inversión con la que puede recibir rentabilidades sobre su depósito, de esta manera, los fondos de inversión acogen varios inversionistas entre los que se van a dividir los rendimientos que generen las carteras.

¿Fondos de inversión? Haga clic aquí y encuentre más.

Los cálculos y repartición de los rendimientos de los fondos se realizan diaria, semanal o mensualmente, según lo acuerde con su entidad financiera. Tenga en cuenta que este producto financiero tiene un riesgo asociado, de acuerdo con el tipo de inversiones y el comportamiento del mercado, por esta razón es importante que usted escoja un portafolio que se ajuste a su apetito por el riesgo.

Productos de crédito

Crédito (Libre inversión, Carro, Hipotecario, etc.)

Es un préstamo de dinero que le otorga el banco para financiar una necesidad o una inversión. En Colombia hay créditos de consumo, vivienda, microcrédito y comercial. Si requiere dinero para adquirir un producto o hacer una inversión puede solicitarlo a su banco, que le cobrará un interés por el uso de éste.

La tasa de interés varía dependiendo del tipo de crédito y de la entidad. Por esto, antes de adquirir un préstamo, póngase en la tarea de comparar las alternativas que le ofrece el mercado y escoja la que mejor se ajusta a sus necesidades.

Tarjeta de crédito

Es un medio de pago que le permite hacer compras y pagar posteriormente, dando la opción de diferir el pago en varias cuotas. De esta forma, puede adquirir bienes y servicios, aunque en el momento no tenga la liquidez suficiente para pagar de contado.

Recuerde que el monto o dinero disponible en una tarjeta de crédito es realmente un préstamo, de modo que es dinero que usted puede usar temporalmente y después de un periodo determinado, debe ser devuelto a la entidad financiera, pagando intereses por el uso de este.

Créditos rotativos

Este producto no requiere una tarjeta, sino que puede estar ligado a una cuenta de ahorros o corriente, en la que usted puede transferir dinero del crédito, o puede retirar efectivo de sucursales dispuestas para esto. Este crédito se caracteriza porque renueva el cupo que tiene disponible a medida que se van efectuando los pagos, además solo se cobra intereses sobre los montos que han sido transferidos a su cuenta o retirados.

Generalmente, el saldo en cada uno de los cortes se financia a 36 meses.

Recuerde: En la medida en que cuente con más información podrá tomar mejores decisiones financieras.

 

 

Artículos recientes