Última actualización: junio 25, 2021 - 04:22 pm

Esta publicación fue actualizada el viernes, 25 de junio de 2021

¿Nacido entre 1997 y los 2000? Entonces es de la generación Z, de aquel grupo que creció con la internet, las nuevas tecnologías de la información, las redes sociales y un mundo que descubrir desde las pantallas de los teléfonos. Seguramente debe estar disfrutando de la vida, de las primeras experiencias laborales y sus primeros ingresos.

Y cuando se trata de dinero ¿Cómo administrar las finanzas personales cuando ni la internet nos enseñó a hacerlo? Tranqui, en Saber Más, Ser Más le damos cuatro tips hechos especialmente para alguien de la generación Z que busca ser más “pro” a la hora de administrar el dinero.

Puede leer también: Cinco consejos para no caer en sobreendeudamiento. 

No se quede con una opción

En la vida nadie le puede obligar a estar en un solo lugar, los de la generación Z nacieron hechos para la aventura, para lanzarse a recorrer el mundo; y cuando se trata de bancos también buscará lo mismo, recuerde que ningún contrato le obliga a quedarse con una entidad financiera o bancaria por el resto de la vida. 

Puede investigar y consultar las opciones que le ofrecen los bancos y demás entidades financieras cuando se trata de ahorros, créditos o inversión. Puede retractarse cuando sienta que el servicio o lo prometido no excede sus expectativas. Eso sí, no olvide estar a paz y salvo con la entidad antes de cancelar un servicio o cuenta, ante ello, lo mejor es siempre estar en contacto con el banco.

Al “marranito”

Es bien sabido que a los de la generación Z les gusta ahorrar: aprendieron de sus abuelos y padres e intentan guardar cada peso que les entra al bolsillo, de hecho, según un investigación de RaveReviews, los gen z a los 10 años ya estaban creando sus primeras cuentas de ahorros y aunque suene increíble muchos destinaron aquellos ahorros para costear la universidad. 

Y aunque muchos nacieron viviendo en el momento, sin temores o preocupaciones sobre el futuro, gran parte de la generación Z ahorra desde los 20 para alcanzar su estabilidad financiera. Los nacidos entre 1997 y los 2000 tienen el chip del ahorro responsable, por ello estarán siempre en contacto con los bancos viendo las facilidades que ofrecen a la hora de ahorrar. y pensar a futuro.

Los jóvenes aprendieron que es necesario “apretarse los bolsillos” un poco y considerar el ahorro como una opción. 

A los “gen Z” también les interesa: Diferencias entre una cuenta de ahorros y una corriente. 

Para cumplir sus metas de ahorro puede confiar en las cuentas de ahorro o, mucho mejor, las cuentas de ahorro programado que ofrecen algunos bancos del país que le ayudan a cumplir sus objetivos cuando, por ejemplo, no le permiten sacar plata de la cuenta a menos que sea de suma urgencia o la meta de ahorro se haya logrado.

Digitales más que nunca

Sabemos que los de la generación Z prefieren lo digital antes que lo tradicional, RaveReviews detalla también que cerca del 98% de los jóvenes entre 15 y 25 años tienen teléfonos inteligentes. Es por ello que vemos a los jóvenes trasladándose a apps para estar más cerca de los bancos y los productos que les ofrecen. 

Actualmente existen muchas entidades bancarias que buscan estar alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible, es por ello que ofrecen a los consumidores opciones amigables con el planeta y 100% digitales, estas suelen ser:

  • El pago digital o pago desde el móvil: los bancos se actualizan constantemente para que, no solo los gen Z sino cualquier persona, pueda hacer pagos en línea en cuestión de segundos, sin trámites engorrosos. Además de ello aparecen los dispositivos wearables como las pulseras o relojes inteligentes para pagar en casa.

  • Las criptomonedas: el los últimos años hemos visto la fuerza que toman las criptomonedas y cómo son los jóvenes o adultos contemporáneos los más interesados en acceder a esta nueva forma de entender el dinero. Por ello, la Superintendencia Financiera y algunos bancos en Colombia arrancaron en 2021 pruebas pilotos para hacer intercambios y transacciones con criptomonedas. 

  • Otros le ofrecen productos 100% digitales, para ello puede seguir confiando en los bancos o en las SEDPE que, de acuerdo a sus siglas, son Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónico; estas le ofrecerán entonces: billeteras virtuales, tarjetas de crédito desde su celular, pagos electrónicos, solicitar préstamos en instantes, enviar dinero a sus amigos o recargar el teléfono.   

Para todo existe una primera vez

Además de los productos mencionados anteriormente existe otro que facilita la vida de muchos y es la solicitud de créditos desde apps o en línea. Y sabemos que, para los gen Z, esta palabra suele relacionarse con muchas deudas y facturas mensuales difíciles de pagar. Por ello es que los jóvenes suelen mantenerse lo más alejados posible de los créditos. Pero ¿Cómo arrancar la vida crediticia como un experto?:

  • Busque una tarjeta de crédito para jóvenes: este producto ha sido diseñado para  facilitar el acceso de los jóvenes a productos de crédito y apoyarlos en su construcción de historial crediticio, estas suelen tener cupos de crédito no tan altos, cuotas de manejo muy bajas y están llenas de beneficios, como descuentos en establecimientos. 
     
  • Tramite tarjetas con tiendas: otra alternativa útil para generar un historial crediticio es el solicitar un préstamo ante una institución privada, no tiene que ser un banco. Eso sí, la solicitud de tu crédito debe ser por un monto pequeño y a un plazo también corto, para evitar intereses altos y poder liquidar la deuda.

  • Solicite una tarjeta desde el banco que recibe su nómina: Si es de los primeros nacidos bajo el título de generación Z (es decir de 1997 a 2002) seguramente ya esté teniendo las primeras experiencias laborales, a todos nos emociona el pago mensual o quincenal y un modo de empezar a crear vida crediticia es solicitar un tarjeta de crédito desde el banco que recibe su nómina.

    Para acceder a este beneficio los bancos le pedirán comprobantes de ingresos, requisito que estaría cubierto, ya que usted contaría con un historial de nómina recibido en dicha institución financiera.

  • La tarjeta de crédito no es 100% necesaria para poder empezar a ganar experiencia crediticia también puede contratar servicios a su nombre (como de telefonía fija, TV o celular) o solicitar préstamos con entidades financieras.

 

Recuerde que generar vida crediticia es importante ya que aquel historial es consultado por las entidades financieras que quieren conocer su reputación crediticia, es decir, saber si puedes cumplir al 100% tus compromisos financieros.

 

Tal vez le interese este artículo sobre créditos: ¿Cómo funciona un crédito datado a la DTF?

 

Planear no pasa de moda

Hay metas que no dan espera, los gen Z adoran salir con amigos o hacer un viaje de fin de semana a contemplar las estrellas, es por ello que puede aplicar todos los tips que mencionamos anteriormente para aplicar este último: planificar.

Lo que menos quiere es llegar fin de mes corto de presupuesto, sin poder darse lujos o placeres culposos, es allí cuando la planeación juega un papel importante dentro de su vida financiera, sin ella su presupuesto estará en todas las direcciones, no podrá guardar dinero para sus metas a mediano y largo plazo, además que tampoco tendrá dinero para aquellos planes que no dan espera.

Le interesa: ¿Cómo evitar gastarse los ahorros?

¿Te pareció útil este articulo?