47040077_ml_INTERNA

El Fondo de Reserva: tranquilidad en momentos difíciles

Establezca una meta de ahorro que le permita contar con 4 o 6 cuotas del crédito hipotecario ya que aunque trabaje con el mismo esfuerzo, factores externos y fuera de su control pueden afectar la estabilidad financiera de su familia.

Las medidas preventivas nunca sobran ya que si se presenta una emergencia, acumular tres o cuatro cuotas sin pagar implicarán un proceso de cobro jurídico.

 

El Presupuesto

Elabore y mantenga su presupuesto, es decir, el plan que muestra qué va a hacer con el dinero que recibe, es decir le ayuda a tomar el control. Si toma el tiempo necesario para elaborarlo y hacerle seguimiento, podrá lograr sus metas de ahorro, de tener un Fondo de Reserva y de pagar sus deudas. Sabrá en qué se gasta su dinero y podrá prever si vienen problemas, es más, anticiparse a ellos. Aprenda a elaborarlo y cómo cumplirlo.

 

Control del flujo de efectivo

El presupuesto sin control tiene un alto riesgo de incumplimiento. Si sale de su casa y gasta inconscientemente, ese dinero terminará faltando. Si ve problemas lleve un control diario hasta que tenga más conciencia de los gastos mensuales. El flujo de efectivo le permite ver los ingresos y en qué se fueron gastando realmente, luego puede compararlo contra el presupuesto, es decir lo planeado y hacer los ajustes que se requieran.

Los Fondos de Reserva, reducen su vulnerabilidad en eventos inesperados, no sólo le servirán para seguir pagando su vivienda, sino para sobrellevar cualquier calamidad, ¡esfuércese por tener su Fondo de Reserva!

Aprenda a detectar y manejar las señales de alerta.