29915624_ml_independizarse

Al comprar vivienda siempre necesitamos gastar dinero, ciertos gastos serán inevitables y otros podemos dejarlos para después.

Entre los gastos más frecuentes que no podemos evitar se encuentran por ejemplo el cambio de guardas, el arreglo de puertas y ventanas y remodelaciones menores entre otros en el caso en que sea vivienda usada, si es vivienda nueva seguramente los gastos de traslado e instalación serán los relacionados con la mudanza y mecanismos de seguridad si considera que son necesarios.

Adicionalmente al cambiar de casa, es natural querer estrenar muebles y accesorios, tenga cuidado con los gastos ya que puede estar arriesgando el pago de las cuotas del crédito, nuestra recomendación es que haga un buen presupuesto y se esfuerce por cumplirlo. Conozca un caso

Utilice la siguiente calculadora para prever sus gastos. Haga clic aquí para utilizarla