41179582_ml_internaAhora que la tecnología, los viajes y las experiencias son tan importantes para esta generación que nació entre 1985 y 1994, ¿qué pasará con el pensamiento de invertir para ampliar el patrimonio?

La industria inmobiliaria ha empezado a recibir, cada vez con más fuerza, un enorme desafío en sus manos: la Generación Y, jóvenes entre los 22 y 31 años de edad quienes están marcando un hito en la historia con sus particulares preferencias, necesidades y especialmente por su estilo de vida.

Este grupo que utiliza su teléfono celular para comunicarse con el mundo entero y para buscar información en las redes sociales antes de tomar cualquier tipo de decisión, ha transformado la manera de ver, entender y vivir la vida, ¿a qué se debe? A diferencia de las generaciones anteriores la forma como conciben temas transcendentales como la consecución de bienes, el matrimonio y conformar una familia es radicalmente distinta.

Aunque entre sus prioridades sí está independizarse y formar su propio hogar, la forma de hacerlo no es necesariamente a través de la compra de vivienda -por el momento-. Para los ‘Millennials’ existe una opción más accesible: el alquiler. ¿Por qué es tan atractivo para ellos?, de acuerdo con la revista estadounidense Time trae muchas ventajas para su economía, ya que prefieren compartir este espacio con un familiar o amigo y repartir los gastos mensuales que demanda el paso a la ‘independencia’.  

Los salarios y las prestaciones, así como las reformas laborales y los nuevos esquemas de contratación que muchos países están adoptando, prolongan la decisión de estos jóvenes de comprar vivienda propia. De acuerdo con la sección Money de US News, estas son algunas de las características de esta generación cuando se acerca al mercado inmobiliario:

 

1. No llaman ni esperan llamadas, se comunican a través de mensajes de texto o por correo electrónico.

2. Buscan ofertas de casas y apartamentos en Internet, accediendo a través de diferentes dispositivos móviles, además del computador.

3. Se informan muy bien antes de tomar una decisión, porque tienen claro qué quieren, cómo y cuándo.

4. Les gusta la atención y el servicio ágil, además corroboran toda la información inmediatamente en la red.

5. Guardan toda la información que recogen en su teléfono celular, por esta razón es su medio por excelencia.

6. Confían en las referencias de otras personas, igualmente piden recomendación de sus padres o familiares más cercanos. 

7. Se fijan en todo lo que sea publicado sobre vivienda en las redes sociales, además valoran que las inmobiliarias tengan presencia online.

8. No les molesta que les pidan diferentes papeles y documentos necesarios, siempre y cuando sea en una sola ocasión para evitar vueltas y múltiples encuentros.

9. Les gusta invertir en materiales de calidad y preferiblemente que sean sustentables.

10. Algunos se arriesgan a comprar vivienda con la ayuda de sus padres o del banco, sin embargo la mayoría prefiere compartir vivienda para agilizar su proceso de independencia.

 

Además prefieren los espacios abiertos, así como que el baño y la cocina tengan acabados modernos y de calidad y, por qué no, una habitación que puedan adaptar como un estudio para hacer su propia “oficina en casa”.

El estilo de consumo de los ‘Millennials’ no es ajeno a la realidad nacional y concuerda con los resultados de la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) de Fedesarrollo, según esta el porcentaje de colombianos dispuestos a comprar vivienda cayó de 19,2% en 2014 a 2,2% al cierre del año 2015 (Consulte aquí la Encuesta de Opinión del Consumidor), esta cifra contrasta con la cartera hipotecaria en Colombia que no ha dejado de crecer desde 2008 y a 2014 acumulaba un aumento de 161% (46.4 billones de pesos).